Público
Público

Elecciones en Galicia Feijóo convoca elecciones el 12 de julio ante un eventual repunte del coronavirus en otoño

El presidente de la Xunta de Galicia sigue la línea del lehendakari vasco y convoca elecciones autonómicas el domingo 12 de julio, apoyándose en unos informes sanitarios y jurídicos que la oposición ha rechazado.

Foto del pasado mes de febrero del presidente de la Xunta de Galicia y del PP gallego (PPdeG), Alberto Núñez Feijóo, tras presidir la Junta Directiva del partido un día después de anunciar el adelanto electoral. E.P./Álvaro Ballesteros
Foto del pasado mes de febrero del presidente de la Xunta de Galicia y del PP gallego (PPdeG), Alberto Núñez Feijóo, tras presidir la Junta Directiva del partido un día después de anunciar el adelanto electoral. E.P./Álvaro Ballesteros

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que las elecciones autonómicas tendrán lugar el 12 de julio coincidiendo con el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, como viene siendo costumbre. El líder del PP ha justificado la llamada a las urnas en pleno estado de alarma a partir de informes sanitarios y jurídicos, desestimados por la oposición, que recogen el 12 de julio como la fecha "menos insegura", ya que a partir de la tercera semana del mes la situación puede empeorar y desembocar en un repunte de la covid-19 en otoño.

El presidente ha informado de que ha atendido a los documentos de los expertos sanitarios y legales que aseguran que a medida que pase el año "aumentan las incertezas y la inseguridad jurídica" ya que su mandato termina en septiembre. Además, para la población el grado de exposición al virus es mayor por el bajo recorrido en Galicia y la baja inmunidad de los gallegos, algo que se puede agravar con la llegada de turistas en verano.

De esta manera, el proceso electoral comenzará desde el principio y no como se dejó antes de cancelarlo el 5 de abril, retomando de cero con la elaboración de las listas y tomando medidas explícitas de seguridad, según ha informado el presidente. También, ha comunicado en la rueda de prensa que espera la colaboración de la Administración central y así se lo ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La duración de la campaña será de 15 días de forma que tanto en Galicia como en Euskadi empezará el 26 de junio. "Hoy escuché a determinados grupos que consideran que yo quiero reducir la campaña, ni quiero ni no quiero, es responsabilidad de cada partido", sostuvo Feijóo, que deja en manos de los propios partidos y su presidente la decisión de reducir o no la campaña. Sí que añadió que informará a su partido para que los actos del PP sean más pequeños.

También en la comparecencia notificó que las fases de desescalada irán determinando los detalles de los comicios, por ejemplo, confirmarán si los usuarios de las residencias pueden ir a votar o no al ser población vulnerable. El presidente de la Xunta sostuvo que la prioridad sigue siendo el virus pero que no "podemos arriesgarnos a que finalice la legislatura y que tengamos que enfrentarnos a una situación inédita en la que Galicia no tenga presidente, por eso he decidido convocar elecciones", añadió.

El barón gallego cree que la celebración de los comicios es "inoportuna" pero prefiere que Galicia tenga un "presidente legítimo" y un parlamento "en plenas funciones". Feijóo ha comunicado que las elecciones se celebrarán con "todas las garantías sanitarias", también para los que estén en la mesa electoral. Esta tarde el comité clínico tratará las medidas a seguir para garantizar la seguridad en la jornada del 12 de julio para votar "sin miedo".

Unas elecciones sin acuerdo

En la rueda de prensa en la televisión gallega, Feijóo criticó que la oposición no planteó "alternativas" a la fecha electoral ni informes "de ningún experto", y que ha tenido que elegir entre sus palabras y lo que recomendaron "por escrito" los médicos y la Asesoría jurídica de la Xunta. También contó que en la reunión con los partidos la semana pasada, algún grupo propuso convocarlas en agosto, otro en septiembre y otro en octubre, pero que los documentos reflejaban que la mejor es "cuanto antes, a principios de verano".

La oposición ha afeado a Feijóo tachándolo de "irresponsable" y ha tildado como "una temeridad" convocar elecciones durante el estado de alarma. La semana pasada el presidente se reunió con las fuerzas políticas gallegas para abordar la convocatoria electoral. Fue rechazada por el PSdeG-PSOE, Galicia en Común Anova-Mareas y BNG. Sí ha sido respaldada por Ciudadanos, que no tiene representación en la Cámara y por En Marea, que valorará si presentarse o no.

El portavoz de Galicia en Común-Anova Mareas, Antón Gómez Reino, aseguró este lunes que Feijóo no avisó a los grupos sobre la fecha electoral y que desde el jueves pasado, cuando mantuvieron la reunión, no supieron nada por parte de la Xunta. "Emplearemos todas las medidas necesarias para garantizar que no se ponga en riesgo la salud", aseguró en una rueda de prensa antes del anuncio electoral de Feijóo. Cree que el presidente ha convocado en julio porque "puede ser un buen momento para su estrategia electoral" empleando y "ocultando el PP bajo el nombre de la Xunta".

El secretario xeral del PSdeG, PSOE, Gonzalo Caballero, postuló que "Feijóo impone un calendario electoral que los gallegos no siguen" y que "está escribiendo las últimas páginas" al frente del Gobierno de la Xunta de Galicia. También, ha asegurado que el grupo de los socialistas está "preparado" para "darle a Galicia un proyecto de compromiso" con la sanidad pública y una "política de reconstrucción" en la recuperación de la crisis económica.

"Urkullu vuelve a anunciar la convocatoria electoral en Galicia"

"Urkullu vuelve a anunciar la convocatoria electoral en Galicia". Así comenzaba su rueda de prensa la líder del BNG, Ana Pontón, horas antes de que Feijóo anunciase la fecha electoral pero ya cuando se sabía que Urkullu mantendría un consejo extraordinario para abordar los comicios. Tachó al presidente de la Xunta de hacer "seguidismo" y de jugar con "fuego" ya que el decreto prevé la posibilidad de tener que cancelar elecciones ante un rebrote de la covid-19. Por su parte, Pontón considera que Feijóo ya ha hecho campaña electoral "acaparando" la televisión pública gallega y lo mismo recogió también el presidente en su comparecencia, donde expuso que algunos partidos ya habían comenzado la campaña hace tiempo.

Durante el estado de alarma, el presidente de la Xunta negó varias veces que las elecciones formasen parte de su agenda aún después de que Urkullu informase de su predilección por julio para llamar a las urnas. No fue hasta una llamada de la vicepresidenta Carmen Calvo dándole permiso para convocar elecciones cuando demostró su estrategia electoral. "Disminuir" el calendario de los comicios en el estado es la justificación que ha dado el presidente de la Xunta para hacer coincidir la fecha con el lehendakari por quinta vez consecutiva si se tiene en cuenta los comicios cancelados de abril.

Desde 2009 llama a las urnas con País Vasco y la decisión le ha dado la mayoría absoluta durante once años. En Galicia, el panorama político se dibuja muy distinto a los anteriores puesto que apuntan a una pérdida de votos del PP y a la entrada de la ultraderecha en la Cámara gallega, Vox. El PSOE y Galicia en Común se ven favorecidos por sus compañeros de partido en el Gobierno. Las elecciones autonómicas de 2020 en Galicia serán diferentes y lo único claro es la incertidumbre derivada de la covid-19, que puede cambiar el escenario de un momento para otro.

Más noticias de Política y Sociedad