Público
Público

REFORMA DE RTVE El presidente de RTVE será nombrado por consenso y el PP se ve obligado a aceptar

La proposición de ley socialista recibe el respaldo de la mayoría de izquierdas pero con la advertencia de que hay que ir más allá de la reforma que introdujo Zapatero y que se cargó Rajoy.

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7

Trabajadores de RTVE aplauden después que el Congreso, con el apoyo del PP, diese hoy el primer paso para cambiar el modelo de elección del presidente y del Consejo de Administración de RTVE, de forma que, como ha propuesto el PSOE, estos cargos sean elegidos por dos tercios del Parlamento y no por mayoría absoluta como ocurre desde 2012. EFE/Javier Lizón

La totalidad de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados han manifestado esta tarde su respaldo a la toma en consideración – es decir, permitir su tramitación y debate – de la proposición de ley del grupo socialista sobre RTVE que persigue revocar el modelo actual que impuso el Gobierno de Rajoy en la anterior legislatura, con mayoría absoluta, que truncó una etapa previa de amplia independencia.

El grupo parlamentario popular se sumó también al respaldo de la propuesta socialista ante el riesgo de volver a perder de nuevo una votación en solitario sobre una iniciativa legislativa que tiene vocación de acabar publicada en el BOE.

No obstante, en el debate que ha tenido lugar esta tarde en el peno de la Cámara baja – de baja intensidad, por otra parte – el portavoz del PP ha lanzado “una advertencia”: el PP no va a permitir que la tramitación de esta ley “sirva para desgastar al Gobierno; habríamos perdido miserablemente el tiempo”, ha dicho.

El proponente, José Miguel Camacho, razonó la iniciativa “tras cinco años de la aprobación del decreto-ley que de forma unilateral convirtió una RTVE de todos en otra del PP. ¡Y vaya si lo consiguieron!”, ha exclamado.

Y en esa línea ha denunciado que en estos años “se ha pasado de una etapa de transparencia a un tiempo de opacidad en el que ni siquiera se conocen los sueldos de los altos cargos, así como sus incentivos”.

El portavoz socialista, tras describir los bajos índices de audiencia que ha logrado en este tiempo la televisión pública y el elevado déficit cosechado cuando en 2011 había logrado “el equilibrio financiero”, ha criticado que el PP no tenga “un modelo para una RTVE pública”; también ha anunciado que el grupo socialista propondrá una enmienda para el caso de que el PP pretenda bloquear el juego de una mayoría cualificada.

Este anuncio ha sido saludado por parte de la oposición de izquierdas que, tras criticar duramente al PP por su manipulación, han anunciado que su voluntad es “ir más allá del modelo de la etapa Zapatero, pero se queda corta; no sirve quedarse con aquella idea romántica”, ha dicho la portavoz de Podemos, Noelia Vera.

La portavoz de la formación morada se ha mostrado convencida de que “se ha terminado que el PP quieran hacer de nuestra RTVE pública lo que les de la puñetera gana”.

El portavoz de ERC, Joan Capdevila, ha explicado que “damos nuestro apoyo porque queremos recuperar la independencia de RTVE, aunque lo hacemos arrastrando los pies con la esperanza de que en su tramitación se amplíen los cambios. ¡Ojala sirva!, si es que antes no nos hemos ido”, ha proclamado el representante de la formación independentista catalana.

El portavoz de Ciudadanos ha defendido que cabe huir de modelos de “lavado de cabeza” como ETB y TV3, momento en el que se han escuchado abucheos.El resto de grupos parlamentarios, con una gran variedad de argumentos, han mostrado el apoyo a la tramitación, aunque todos han mostrado una actitud condicionada a las modificaciones que cabe introducir durante la tramitación.

Una dinámica generalizada entre el PSOE y otras formaciones de izquierdas, entre ellas Podemos, consiste en incluir en el futuro consejo de administración a representantes de la sociedad civil ajena a los grupos parlamentarios.

La votación de la toma en consideración de esta iniciativa del grupo socialista ha reflejado lo manifestado durante el debate. Ha habido, de hecho, unanimidad. De los 333 diputados presentes, más un voto telemático, han votado a favor 331 mientras que otros tres se han abstenido, todos ellos por equivocación.

Al final de la votación las bancadas de la izquierda han aplaudido el resultado. También lo han hecho, aunque está expresamente prohibido, los miembros del comité de informativos de RTVE presentes en la tribuna de invitados

Más noticias en Política y Sociedad