Público
Público

El PP, difuminado entre el PSOE y Vox por los exabruptos de Milei a 20 días de las europeas

"Nos hemos quedado descolocados", sostiene un dirigente del tras conocer la decisión del Ministerio de Exteriores de retirar de forma permanente la embajadora en Buenos Aires.

Alberto Núñez Feijóo
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, en un desayuno informativo del diario ‘La Razón’, este lunes. Jesús Hellín / Europa Press

Este lunes, Alberto Núñez Feijóo presentó las líneas maestras de su programa electoral para las elecciones europeas y en el partido se quejan de que no ha tenido el eco que esperaban. La propuesta de las bonificaciones fiscales a los jóvenes en sus primeros cuatro años de trabajo, por ejemplo, pasó casi desapercibida entre los equilibrismos de Feijóo con los que terminó justificando los ataques de Javier Milei al presidente del Gobierno. A 20 días de las elecciones europeas, la crisis diplomática abierta entre España y Argentina a cuenta de los exabruptos del mandamás argentino marca el debate político y el PP, en una buscada equidistancia, se reconoce atrapado por "una pinza" de PSOE y Vox.

"Nos hemos quedado descolocados", sostiene un dirigente del PP tras conocer la decisión del Ministerio de Exteriores de retirar de forma permanente la embajadora en Buenos Aires después de que Milei saltase de nuevo contra Sánchez llamándole "cobarde". La decisión, que también ha sorprendido a sus socios de Gobierno, eleva el choque con el Ejecutivo argentino y promete ser la pista de despegue de los socialistas para la campaña de las europeas que arranca este viernes.

No lo esperaban en el PP aunque, sostienen, "nada de lo que haga Sánchez" sorprende ya en Génova. Lo cierto es que Sánchez cambió el marco político antes de las elecciones catalanas con la reflexión de cinco días —que terminó con la reafirmación de su deseo de continuar al frente de La Moncloa y, por ahora, nada más— y el conflicto con Argentina, sostienen los populares, parece ir en la misma dirección.

"Montajes cada 15 días"

Así, Feijóo acusó este martes al presidente del Gobierno de crear "montajes cada 15 días" para crear "tensión institucional, social y económica". En el PP ven clara la estrategia del PSOE: "dar alas" a Vox para polarizar y activar a su electorado. Así lo trasladan a Público distintas fuentes del partido. Y en ese marco interpretan los últimos movimientos del Ejecutivo.

"La sobreactuación electoral del Gobierno está comprometiendo la posición de nuestras empresas en el exterior y de nuestros intereses en aquel país. Los intereses diplomáticos de España están sometidos a los intereses electorales del PSOE", criticaban fuentes del PP tras conocer que la embajadora española en Argentina no regresaría al país después de ser llamada a consultas por José Manuel Albares.

Los cálculos que Génova había hecho para la campaña electoral europea pasaban por exprimir la aprobación definitiva de la ley de amnistía, que será el próximo 30 de mayo y la comisión de investigación sobre el 'caso Koldo' en el Senado. Pero, de nuevo, a las puertas de unas elecciones se les ha impuesto un tema de conversación en el que no están cómodos porque les fuerza a posicionarse.

Abascal y Milei a por la batalla cultural

En cambio, el que generó Milei el pasado domingo es el hábitat en el que mejor se mueve la extrema derecha. Como contó este medio, Santiago Abascal buscaba el trampolín de la alianza ultraderechista mundial para lanzarse a la carrera electoral y el presidente argentino le ha dado un cohete. Abascal ha ampliado el conflicto y, como Milei, ha hecho suya la batalla cultural contra la socialdemocracia de la entente ultra: "Actúa (Sánchez) al dictado de los kirchneristas y del Foro de São Paulo; es decir, de los que quieren que a Argentina le vaya mal". Lo cierto es que Milei ya ha dinamitado sus relaciones diplomáticas con los grandes países de Latinoamérica como Colombia, Brasil o Venezuela.

Así, Vox y Milei asumen mutuamente los conflictos del otro como una batalla única contra los gobiernos progresistas. A lo que el PSOE —y el resto de la izquierda— responden con contundencia. En medio de la batalla, un PP difuminado en la refriega y más cerca de la extrema derecha que del Gobierno.

Las fuentes del partido consultadas por este medio respaldan este posicionamiento tibio de Feijóo. "Crecemos por el centro, entre la gente harta de estos espectáculos constantes", señala un miembro de la dirección nacional del PP que se prepara ya para la manifestación del próximo domingo contra Sánchez por, entre otras cosas, "la sombra de la corrupción" de su entorno que Génova lleva meses denunciando públicamente junto a Vox. "Corrupta" fue precisamente lo que Milei llamó a la esposa del presidente del Gobierno el pasado domingo.

Este martes el diario El País ha adelantado que el informe que el juez solicitó a la Guardia Civil descarta indicios de delito en las actuaciones de Begoña Gómez. El PP lo desprecia, satisfecho con que el asunto haya cruzado el charco: "En todo el mundo saben ya qué pasa con la mujer de Sánchez". También su estrategia (a largo plazo) parece clara.

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias