Público
Público

PP de Teruel Un concejal del PP de Teruel registra para su empresa la marca de la ciudad

La firma de José Manuel Valmaña, responsable de Turismo y de Comercio, tiene inscrito a su nombre "Teruel Ciudad del amor", el lema que la capital turolense utiliza para promocionarse y cuya potenciación figura en el programa electoral de los conservadores.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5

Teruel ha construido uno de sus ejes promocionales en torno a la figura de los amantes, Isabel de Segura y Diego de Marcilla. Wikipedia

"Potenciaremos la marca Teruel Ciudad del Amor", promete el programa electoral del PP de Teruel para estas municipales en su apartado de turismo y empleo obviando que se trata de un lema de propiedad privada. Ese concepto es, junto con el arte mudéjar y los restos de dinosaurios de Dinópolis, una de las tres patas principales de la promoción turística de la ciudad, tal y como puede comprobarse en la web municipal

Esta campaña electoral ha puesto sobre la mesa un imprevisto sobre su gestión: desde 2014 está registrada a favor de Ferrando Servicios Integrales, una empresa de la que es administrador el concejal de Comercio y Turismo de los conservadores, José Manuel Valmaña, desde 2010. El edil señala en su declaración de bienes y actividades que ocupa el cargo de gerente en esa sociedad.

La situación es similar a la que se daría si un concejal del Ayuntamiento de Madrid registrara la marca "De Madrid al cielo"

La situación es similar a la que se daría si un concejal del Ayuntamiento de Madrid registrara la marca "De Madrid al cielo" o uno Barcelona hiciera lo propio con el lema "Barcelona posa’t guapa" (Barcelona ponte guapa). Y guarda paralelismos con la anotación en 2012 del nombre comercial "Mezquita de Córdoba" a favor del cabildo de esa ciudad para una treintena de productos de alimentación, bebida y hostelería cuando se trata del principal reclamo local y es utilizado en numerosas actividades.

En el caso de Teruel, la Ciudad del Amor, potenciada como reclamo en torno a la historia de loa amantes, es uno de los ejes promocionales del Congreso del Amor que lleva varios años organizando la Cadena SER en colaboración con el consistorio y da nombre a un concurso de relatos que convoca el ayuntamiento. También se utiliza en los planos turísticos.

Autorización para treinta productos y servicios

"Está todo legalizado y bien explicado", se limita a señalar Valmaña, que admite que "por supuesto que está registrada, pero solo en unos epígrafes". "Daré las explicaciones oportunas después de las elecciones", añade. En términos similares se pronunció este miércoles en el pleno municipal al preguntarle por la situación de la marca la concejal de Ganar Teruel (IU) Anabel Gimeno, a la que acusó de enfangar la campaña por haber levantado la liebre.

"Está todo legalizado y bien explicado y por supuesto que está registrada, pero solo en unos epígrafes", señala Valmaña

Sin embargo, en la Oficina Española de Patentes y Marcas, del Ministerio de Industria, aparece la autorización para utilizarla a favor de la empresa Ferrando en treinta clases de productos y servicios entre los que se incluyen artículos de limpieza, perfumería, cocina, vajilla, papelería, luminarias, mobiliario, artículos del hogar y decoración, electrodomésticos, mobiliario, varios tipos de máquinas, infusiones, café, azúcar, edulcorantes naturales, bebidas y prendas uniformadas de vestir, calzado y sombrerería.

El registro fue solicitado por Ferrando Servicios integrales el 7 de abril de 2014, cuando Valmaña concejal de Comercio, y la oficina concedió el 20 de agosto de ese año el permiso para utilizar la marca, con dos anillos entrelazados como anagrama. Los trámites le costaron a la empresa 256,99 euros.

Valmaña sostiene que su empresa, que opera bajo la denominación comercial Cafés Ferrando y se dedica a la distribución de productos de hostelería, solo utiliza la marca en sobres de azúcar y en algunos artículos del ramo, y que al ayuntamiento no le ha costado nada la propiedad privada de la marca.

Avisó al ayuntamiento antes de finalizar los trámites

"Ilegal no será, pero raro sí", señala Gimeno, que se pregunta si, aunque "hasta ahora la propiedad privada de la marca de la ciudad no le ha costado dinero al ayuntamiento, ¿ocurrirá lo mismo si cambia de color?". "El consistorio no ha recuperado la marca ni ha intentado hacerlo", anota la concejal, que manifestó su "preocupación porque la utilización del lema por parte del ayuntamiento podría ser un problema para la institución, una vez registrado por un particular".

Lo cierto es que el ayuntamiento de Teruel conoce hace cuatro años que la marca promocional de la ciudad es de propiedad privada

Lo cierto es que el ayuntamiento de Teruel conoce hace cuatro años que la marca promocional de la ciudad es de propiedad privada. De hecho, se lo hizo saber la propia empresa Cafés Ferrando mediante una carta en la que el gerente, que se muestra "conocedor de la intención del Ayuntamiento de Teruel de proceder a la solicitud del registro de la marca (…) con el objeto de poder realizar diversas actividades relacionadas con la promoción turística de la ciudad", se compromete a no plantear "en momento alguno oposición a dicho proceso de registro ni exigencia alguna que tenga que ver con la utilización de la mencionada marca por parte del Ayuntamiento de Teruel, siendo este el único autorizado a registrarla y no pudiendo cederla a terceros".

En cualquier caso, la empresa se reserva expresamente el derecho de utilizarla en los epígrafes 30 y 35, que según la web de la Oficina de Patentes incluyen los artículos señalados antes, con el logotipo de los anillos y "con fines estrictamente comerciales relativos a su actividad ordinaria".

La carta, facilitada por el consistorio, cuyo gabinete de prensa declinó hacer ningún tipo de valoraciones sobre el asunto, está fechada el 18 de agosto de 2014, dos días antes de que la Oficina de Patentes y Marcas le concediera la autorización a Cafés Ferrando.

"Nos parece inaceptable que alguien que ocupe un puesto público de esa responsabilidad sea también responsable de una empresa que registra una marca que el ayuntamiento viene utilizando de forma normal", señaló en un comunicado Ganar Teruel, formación para la que, "como mínimo, ahí hay un conflicto de intereses".

Más noticias en Política y Sociedad