Público
Público

PP y C's sellan el acuerdo contra la corrupción y negocian desde hoy un pacto que el PSOE no pueda rechazar

La primera reunión entre ambos partidos tendrá lugar a las 16:00 horas de este viernes, en la que empezarán a hablar sobre un posible pacto de investidura.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafael Hernando y Juan Carlos Girauta firman el pacto anticorrupción

MADRID.- Los portavoces parlamentarios del PP, Rafael Hernando, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, han sellado el acuerdo contra la corrupción y comenzarán a negociar su particular 'pacto del Abrazo', nombre con el que se conoció al anterior acuerdo firmado entre Pedro Sánchez y Albert Rivera en la pasada legislatura, que firmaron con el cuadro 'El Abrazo', de Genovés, detrás de ellos.  La intención de ambos partidos es firmar un acuerdo que el PSOE no pueda rechazar, al incluir muchas de las reformas que la se incluyeron en el pacto entre Sánchez y Rivera. 

"Muchas de las cosas que vamos a llevar a esta negociación estaban en el acuerdo de reformas firmado con el PSOE", ha expresado Juan Carlos Girauta, portavoz del partido naranja en rueda de prensa. En este sentido, Hernando ha apelado directamente al PSOE para que cambie el 'no' por la abstención.

"Ya no son tiempos para postureos y teatrillos. Cuando alguien insiste en vetos y bloqueos, no está diciendo un no al PP, sino a expectativas de muchísimos españoles", ha dicho respecto a la negativa de los socialistas.

Hernando, que tras firmar el pacto y estrechando la mano de Girauta, ha anunciado que era "el comienzo de un gran amor, ha avanzado ya su deseo de que estas negociaciones se traduzcan en un gran "pacto de gobierno".

Girauta ha informado de que la primera reunión entre ambas formaciones tendrá lugar este viernes a las 16:00 horas. También se conocen ya los nombres de los equipos negociadores. 

Ciudadanos ha encargado la tarea a los diputados José Manuel Villegas, Miguel Gutiérrez, Melisa Rodriguez, Luis Garicano y Juan Carlos Girauta y al portavoz de economía Toni Roldán.

Mientras, el equipo negociador del Partido Popular estará compuesto por José Antonio Bermúdez de Castro, Fátima Báñez, Fernando Martínez Maillo, José Luis Ayllón, Álvaro Nadal y Dolors Monserrat. Hernando también ha informado de que la diputada y encargada del programa electoral del PP, Andrea Levy, se sumará a estas negociaciones.

El portavoz ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa, en la que ha señalado que no habla de "líneas rojas" en este inicio de las conversaciones porque no es la intención con la que se abre esta negociación.

El proceso de negociación se va a centrar en cuatro bloques: uno económico, otro social, uno por pacto por la educación y un cuarto por el fortalecimiento de las instituciones.

Además, las condiciones del partido naranja son que ningún cargo público imputado ocupe puestos en el Ejecutivo o se siente en escaños; la eliminación de los aforamientos; la entrada en vigor de una nueva ley electoral basada en tres principios: listas desbloqueadas, mejor proporcionalidad de los votos y fin del voto rogado.

Acabar con los indultos por corrupción política; la limitación de mandatos a ocho años y la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre la presunta financiación irregular del PP, es decir, el caso Bárcenas, son el resto de premisas impuestas por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Respecto a este último punto, el portavoz de ciudadanos ha afirmado que su partido no descarta llamar a declarar al presidente del PP, Mariano Rajoy, en esta futura comisión.

"Podríamos llamar a declarar o no a Rajoy, es muy pronto para saberlo, pero no lo descartamos. Ahora no se puede usar el verbo exigir, es una etapa de negociación y el PP está por la labor de luchar contra la corrupción", ha dicho Girauta.


Rivera anunció, el pasado día 9, el cambio del voto negativo de sus 32 diputados a Rajoy en la segunda votación si el PP aceptaba sus seis condiciones sobre regeneración democrática, aunque la suma sigue siendo insuficiente para lograr la mayoría absoluta, y ponía fecha a la investidura.

Por ello, el PP tiene la intención de sumar más diputados o, al menos su abstención, para lograr en esa segunda votación más 'síes' que 'noes', ya que la suma de sus diputados más los de Ciudadanos asciende a 169.

Ayer, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, anunció que la investidura se celebrará el próximo 30 de agosto, por lo que la segunda votación se producirá el día 2 de septiembre.

Además, equipos negociadores de ambas formaciones se reunirán esta misma tarde para avanzar sobre "los asuntos que interesan a los ciudadanos", según Rivera, como la educación, sanidad, dependencia o medidas para combatir el desempleo, con lo que esperan sumar a más grupos parlamentarios.

Si no se llegara a investir a Mariano Rajoy, tras la primera sesión de investidura se abriría un plazo de dos meses para que en sucesivas votaciones se logre una investidura. En el caso de no ser así, se disuelven las cámaras y se convocan automáticamente nuevas elecciones 54 días después. El resultado serían nuevas elecciones el 25 de diciembre, día de Navidad.

Más noticias en Política y Sociedad