Público
Público
Únete a nosotros

PP y PSOE no logran sumar apoyos a la cadena perpetua

La Cámara baja aprueba la reforma del Código Penal propuesta por el Gobierno, de acuerdo con los socialistas, que incluye medidas contra el terrorismo yihadista con fuertes críticas desde la mayoría de los grupos de la oposición

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Rosa Díez (UPyD) y Eduardo Madina (PSOE) conversando antes del inicio del pleno del Congreso. EFE/Zipi

MADRID.- Populares y socialistas, con el único apoyo de cuatro diputados de Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias, han aprobado esta mañana la reforma del Código Penal que permitirá la aplicación de la cadena perpetua, bajo la denominación de prisión permanente revisable, a los delitos de terrorismo, una vez ésta figura penal se incluya en otra reforma de la norma punitiva que se tramita actualmente en el Senado. Esta modificación se realiza bajo el enunciado de "pacto de Estado" contra la amenaza del terrorismo yihadista suscrito entre el presidente del Gobierno, el conservador Mariano Rajoy, y el líder socialista, Pedro Sánchez.

Esta fórmula ha sido duramente criticada durante el debate de esta mañana por diversos portavoces parlamentarios, especialmente Emilio Olabarría, del PNV, Rosa Díez, de UPyD, y Joan Coscubiela, de La Izquierdas Plural, aunque desde perspectivas diferentes. También varios representantes de los grupos políticos del grupo mixto han denunciado esa dinámica, así como las formas y el contenido de la reforma, especialmente la aplicación de la cadena perpetua.

No pocas críticas se han dirigido hacia la bancada socialista, y de forma nominal hacia su líder, Pedro Sánchez.”Este es un pacto apócrifo, señor Sánchez, y además subconditione al supeditar la eliminación de la prisión permanente revisable a que gane el PSOE las elecciones. ¿Cuándo será eso?; es entrar en el terreno del esoterismo político. Hemos conocido en esta cámara al PSOE defendiendo posiciones diametralmente opuestas”, ha clamado el portavoz vasco. Este diputado, además, ha asegurado que “el terrorista de corte yihadista tiene asumida su muerte de antemano por lo que la amenazada de una cadena perpetua es irrelevante para ellos”. “Se que estas elecciones están muy caras, pero hay líneas rojas que no se deben traspasar”, ha añadido fijando su mirada al líder socialista.

El portavoz de Amaiur, Mikel Errekondo, ha estirado sus argumentos como si estuviera de una competición de tiro de cuerda, tan popular en su entorno, para criticar la inclusión de la pena prisión permanente revisable contra el terrorismo. “¿Meterían ustedes en la cárcel de forma perpetua a Felipe González como responsable de delitos de terrorismo de Estado, como dijo Pedro J. Ramírez?”, ha preguntado en su habitual tono plano. No ha habido ni el más mínimo respingo en el hemiciclo, tampoco en la bancada socialista.

Al final, pasado el mediodía, la iniciativa legislativa, que tiene carácter orgánico, ha sido aprobada por 227 votos favorables (del PP, PSOE, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias), 27 en contra (de La Izquierda Plural, PNV y la mayoría del grupo Mixto) y 19 abstenciones ( de CiU y UPyD). En las votaciones parciales tan solo se han admitido las enmiendas al articulado planteadas por PP y PSOE, de forma conjunta con el respaldo de CC y UPN, y una de CiU. El resto de las presentadas por otros grupos parlamentarios han rechazadas por populares y socialistas.
Durante el debate de esta iniciativa legislativa a lo largo de la mañana de este jueves han estado ausentes los miembros del Gobierno. Solo muy al final y también en el momento de las votaciones el único ocupante de la bancada azul reservada al Ejecutivo ha sido el titular de Sanidad de Asuntos Sociales, Alfonso Alonso, portavoz del grupo parlamentario popular hasta hace unas semanas. Hay que resaltar que la firma de este “pacto contra el terrorismo yihadista” fue firmado recientemente en una solemne ceremonia en el Palacio de la Moncloa entre Rajoy y Sánchez.

El debate, en síntesis, ha sido una repetición del que se desarrolló la semana pasada en el pleno en el que se tomó en consideración la proposición de ley presentada por los grupos popular y socialista. En aquella votación no hubo “fugas” de votos de diputados del PSOE, pese a discrepancias manifiestas en el seno del grupo parlamentario y en el partido, pero la sorpresa la dieron los parlamentarios de CiU al dividirse entre quienes se abstuvieron – los de Convergència – y quienes votaron a favor – los de Unió -. En esta ocasión todos se han abstenido aunque su portavoz, el unionista Josep Antoni Duran i Lleida no ha estado presente.

Tanto populares como socialistas han sacado a la palestra a sus respectivos portavoces con el fin de dar mayor entidad al debate. El conservador Rafael Hernando ha reconocido que “este debate no nos inmuniza contra el terrorismo, pero nos hace más fuertes. Se trata de ser más eficaces contra el terrorismo; nuevas medidas frente a nuevas amenazas”, al tiempo que hacía un llamamiento al resto de los grupos a sumarse al pacto recordando los precedentes en esta materia.

Por su parte, su homólogo en la bancada socialista, Antonio Hernando ha apelado también a la historia al recurrir a las recomendaciones que se formularon tras finalizar la comisión parlamentaria de investigación sobre los atentados del 11-M. “Estuvimos todos de acuerdo, 330 votos a favor de los 330 votos emitidos en aquella ocasión”, ha recordado. Al mismo tiempo, ha hecho hincapié en las modificaciones introducidas por su grupo sobre el texto inicial que se proponía desde las filas populares – la referencia expresa a la cadena permanente revisable, entre otras - y en el compromiso del PSOE de eliminar esta pena que el PP propone en la reforma del Código Penal que se encuentra en el Senado cuando el PSOE vuelva a gobernar. “Sí a la libertad, no al terrorismo”, ha exclamado para concluir su intervención.
La tramitación de esta reforma legislativa del Código Penal se ha tramitado por el sistema de lectura única, por lo que en apenas una semana ha concluido su paso por la Cámara baja. “¿era necesaria tanta prisa?”, ha preguntado el portavoz de CiU, Jordi Jané . Su pregunta no ha tenido respuesta por parte de los dos grupos mayoritarios

Más noticias en Política y Sociedad