Público
Público

Primarias de Ciudadanos El ganador de las primarias de Cs en Móstoles en 2015 denuncia que el partido lo cesó por no pagar 3.500 euros

Los aspirantes a candidatos tenían que abonar de su bolsillo una cantidad de dinero que dependía del puesto al que querían llegar. El objetivo era recaudar fondos para costear los actos de campaña.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4

Pedro Benayas, con chaqueta azul/ FACEBOOK CIUDADANOS MÓSTOLES

Las listas de 2015 de Ciudadanos en algunos municipios de la Comunidad de Madrid se elaboraron por la compra de los puestos. Los aspirantes a candidatos tenían que abonar de su bolsillo una cantidad de dinero que dependía del puesto al que querían llegar, según han denunciado concejales y exmiembros del partido. Una imposición a la que se negó el ganador de las primarias en el municipio madrileño de Móstoles, Pedro Benayas, que terminó con su cese como coordinador de la agrupación de esta localidad antes de la cita con las urnas, según ha adelantado El Mundo

"En aquellos momentos no sabía si era o no era financiación ilegal", ha explicado Benayas en declaraciones al citado medio. "Yo me opuse porque las personas sin recursos no podrían acceder a los primeros puestos y no me parecía ético. Me quitaron porque me negué a seguir las directrices que me estaban dando", ha manifestado.

Fuentes de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid consultadas por Público alegan por su parte que el partido decidió echar atrás la candidatura de Benayas "tras tener conocimiento de posibles irregularidades en su historial empresarial y en su papel en la agrupación" y que por eso no se presentaron finalmente en Móstoles.

La "recomendación" era que el cabeza de lista abonara 3.500 euros. Entre el segundo y el octavo puesto las cantidades oscilaban entre los 3.000 y los 1.000 euros

Dos concejales que concurrieron hace cuatro años a las elecciones por la formación naranja en los municipios de Alcobendas y Arroyomolinos, Horacio Rico y Juan José González, han confirmado que abonaron, respectivamente, 2.500 y 600 euros por ser cabeza de lista en un caso y número seis en el otro. El objetivo era recaudar dinero para costear los actos de campaña.  

En el caso de Móstoles, la "recomendación" era que el cabeza de lista abonara 3.500 euros. Entre el segundo y el octavo puesto las cantidades oscilaban entre los 3.000 y los 1.000 euros. Así lo indicaba el documento que se incluyó en el borrados de la memoria del partido en 2014. "En la versión definitiva lo quitamos porque no veíamos lógico este sistema de financiación, aunque en otras agrupaciones se siguió. Ahí es cuando empezaron mis problemas", insiste Benayas.

Aunque a principios de 2015 fue elegido en las primarias como candidato a liderar la lista en Móstoles —en un proceso a mano alzada— la dirección regional no llegó a confirmar su nombramiento y anuló este proceso. "Mandamos hasta 14 Burofax al Comité de Garantías y nunca obtuvimos respuesta. Al final acabaron retirándome de la agrupación y crearon una gestora para dirigir el partido", señala Benayas, quien posteriormente se dio de baja voluntaria como militante.

La dirección regional justifica que el ganador de las primarias abandonó el partido "por decisión propia" después de que decidieron "no ratificar su candidatura".

Más noticias en Política y Sociedad