Público
Público

Primarias en el PSOE de Madrid Lobato y Ayala, duelo entre dos modelos distintos para el nuevo PSOE de Madrid

 El ex alcalde de Soto del Real busca un espacio más transversal y coger el liderazgo del partido en todos los ámbitos. El alcalde de Fuenlabrada quiere recuperar el voto de izquierda y centrarse en resucitar al partido. Lobato tiene más apoyo orgánico, y Ayala apela a la militancia. La tercera precandidata, Eva Llarandi, lucha por llegar a los avales este lunes.

Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada
El alcalde de Fuenlabrada y aspirante al liderar el PSOE de Madrid, Javier Ayala. EFE

Este lunes, 4 de octubre, los aspirantes a liderar el maltrecho PSOE madrileño tendrán que presentar los avales necesarios para convertirse en candidatos oficiales. Dos candidatos concurrirán con toda seguridad al proceso de primarias: el ex alcalde de Soto del Real, Juan Lobato; y el actual alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala.

Según fuentes de ambas candidaturas, los dos aspirantes presentarán el número máximo de avales que contemplan los estatutos del partido (en torno a 570 firmas). Lo que, en un principio, sólo indica que habrá un duelo reñido.

Eva Llarandi, secretaria general del PSOE de Paracuellos y que fue la primera en presentar su candidatura, dijo a Público todavía no tiene garantizado el número de firmas suficientes para convertirse en candidata (en torno a 280 avales se pide como mínimo), pero que está trabajando todavía en ello y no descarta poder conseguirlas antes del lunes.

Por su parte, Lobato y Ayala llevan ya muchos días recorriendo las agrupaciones socialistas en busca de apoyo y para conseguir los avales, y ambos candidatos se muestran optimistas en cuanto a sus expectativas.

Lobato tiene un apoyo más orgánico en el PSOE de Madrid y, algunas fuentes apuntan que cuenta con el respaldo de Ferraz. Las principales agrupaciones de la ciudad de Madrid, gran parte del grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid y cerca del 80% de los alcaldes socialistas han apostado por el ex primer edil de Soto del Real. El último apoyo recibido ha sido el del senador José Cepeda, un peso importante en el PSOE madrileño y que además está al frente de la Agrupación de La Latina.

Lobato se presenta con un proyecto que denomina "transversal y horizontal" con el objetivo de ampliar la base electoral y social del partido. Aunque no por ello el candidato deja de apelar a que su objetivo es que el PSOE vuelva a ser referente de la izquierda en Madrid, tras perder la hegemonía de ser el primer partido de la izquierda en las últimas elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. Pero Lobato quiere también atraer a las clases medias y urbanas, lo que en su localidad le funcionó muy bien, logrando sucesivas mayorías.

Ayala, por su parte, dice claramente que su proyecto es que el PSOE recupere un espacio claro de izquierda y, sobre todo, que el partido en Madrid tenga autonomía propia y no dependa de las directrices de Ferraz. Cuenta con el apoyo de las alcaldesas de Getafe y Alcorcón, Sara Herández y Natalia de Andrés; y asegura que tiene apoyo de otras alcaldías y de agrupaciones de la ciudad de Madrid. Admite esta candidatura tener menor apoyo orgánico y por ello apelan al voto de la militancia, recordando lo que hizo Pedro Sánchez frente a Susana Díaz.

Los cambios

Pero más allá de estos planteamientos iniciales ideológicos, la diferencia de cómo construir el proyecto político para el PSOE de Madrid también es diferente. Nadie duda que Juan Lobato, si se convierte en secretario general del partido, también aspirará a asumir el puesto de portavoz en la Asamblea en sustitución de Hana Jalloul; y más adelante ser el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. El cambio de la Portavocía, según fuentes cercanas al candidato, lo planteará en su primera Ejecutiva regional si resultada elegido secretario general. Es decir, Lobato apuesta porque Madrid tenga un liderazgo claro, visible y único.

Por su parte, Ayala ya ha anunciado que no será candidato a la Presidencia madrileña, repetirá como candidato a la Alcaldía de Fuenlabrada, y que su objetivo es sólo centrarse en reforzar el partido, una de las estructuras orgánicas más débiles y con menor afiliación en relación a la población que representa de todas las federaciones socialistas. Por tanto, si gana Ayala lo previsible es que Jalloul sigua como portavoz en la Asamblea, entre otras cosas porque Ayala no es diputado en la Asamblea. Y en cuanto al candidato a las elecciones, la decisión se tomará posteriormente.

En principio, Lobato parte como claro favorito y en los avales electrónicos lleva una importante ventaja, según fuentes de su candidatura. Pero desde el entorno de Ayala dicen que detectan que está cambiando la tendencia desde que se presentaron las precandidaturas y que el alcalde de Fuenlabrada recibe cada día más apoyos. Lo único cierto de estas primarias es que Ferraz fracasó en su intento de que hubiera una sola candidatura, y sea cual sea el resultado es fácil que se vislumbre una división en el partido, que ambos candidatos se conjuran en solucionar el día después de la votación.

Más noticias