Público
Público

Primeros pasos del Gobierno ​La agenda de Sánchez: ausente en España, omnipresente en el extranjero

El presidente se ha visto o reunido en apenas mes y medio con once presidentes o primeros ministros, mientras que a nivel nacional sus actos más llamativos han sido reunirse con los agentes sociales y con la presidenta del Congreso. Todavía no ha dado una rueda de prensa en España.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Juan Carlos Hidalgo

En el apenas mes y medio que lleva Pedro Sánchez al frente del Gobierno, el presidente del Ejecutivo ha emprendido una frenética actividad exterior, aparcando los temas domésticos o dejando más bien su protagonismo a su equipo ministerial.
Sánchez, desde el primer minutos, se ha volcado en la política europea que, como él mismo dijo, la considera ya política interior, y en este corto periodo de tiempo se ha reunido o visto con once de los presidentes o primeros ministros más importantes del mundo.

El presidente del Gobierno se estrenó con la visita del presidente ucraniano, Petró Poroshenko; un encuentro que ya estaba concertado con el Gobierno del PP. Y, en Moncloa, también ha recibido al primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar; y al presidente electo de Colombia, Iván Duque.

Su primer viaje oficial lo hizo a Francia, donde se reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron; para trasladarse posteriormente a Alemania, para visitar a Ángela Merkel; y más recientemente a Portugal, para ver al primer ministro luso, Antonio Costa.

Además, aprovechando la Cumbre Europea y la reunión de la OTAN, se ha visto o reunido con la primera ministra del Reino Unido, Theresa May; con el primer ministro de Grecia, Alexi Tsipras; de Cánada,Justin Trudeau; o de Holanda, Mark Rutte, además del breve encuentro que mantuvo con el presidente norteamericano, Donal Trump.

A esos hay que sumar la reunión que mantuvo en Madrid con Barak Obama; el discreto encuentro en La Moncloa con el multimillonario húngaro, George Soros; o la entrevista con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Todo ello contrasta con lo poco que se ha prodigado en encuentros a nivel nacional. Sólo se ha reunido en dos ocasiones con los agentes sociales y realizó un visita -también fuera de agenda- a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. A lo que hay que añadir su comparecencia en el Congreso por la Cumbre Europea, y pocos actos relevantes ha tenido más allá de su presencia en la toma de posesión de María Teresa Fernández de la Vega como presidenta del Consejo de Estado.

Y toda esta actividad exterior ha conllevado una escasa presencia mediática en España. El presidente del Gobierno, mes y medio después, todavía no ha dado una rueda de prensa en nuestro país. Sus dos únicos acercamiento a los medios han consistido en una comparecencia sin preguntas para anunciar su Gobierno y un improvisado corrillo en el patio del Congreso de apenas quince minutos.
No ha querido comparecer cuando ha recibido a mandatarios extranjeros cuando era lo habitual, ni tampoco tras los encuentros con los agentes sindicales o los presidentes autonómicos que ya ha recibido, delegando ambas funciones a sus ministros.

Parece ser que el próximo 27 de julio, se estrenará Sánchez como presidente en rueda de prensa ante los medios de comunicación españoles, pero tampoco se dar por segura dicha fecha. "Es muy probable que lo haga", sólo apuntan a decir sus más cercanos colaboradores.

Con todo, la actividad ejercida por Sánchez desde que llegó al Gobierno ha sido mucha más intensa que las que acostumbraba su predecesor, Mariano Rajoy, que la mayoría de las veces su agenda semana consistía en acudir a la sesión de control los miércoles y a presidir el Consejo de Ministros los viernes.


Más noticias en Política y Sociedad