Público
Público

Las principales empresas de armamento tienen un "escaso compromiso" contra la corrupción en sus negocios

Un informe elaborado por Transparencia Internacional señala que las principales compañías del sector de defensa a nivel mundial "no poseen medidas suficientes" para atajar las malas prácticas. Las empresas españolas han hecho un "esfuerzo significativo", aunque aún deben fortalecer sus "programas de prevención de sobornos a funcionarios extranjeros".

Botadura de corbeta saudí
Botadura de la primera corbeta construida por Navantia para Arabia Saudí en julio de 2020. EFE

El negocio de la venta de armas está atravesado por la opacidad. Así lo constatan los organismos de derechos humanos que reclaman información concreta sobre este tipo de operaciones y que chocan a diario con el muro de secretismo que rodea a la industria militar. También lo ha comprobado la prestigiosa organización Transparencia Internacional, que en un reciente informe alerta sobre la escasa y a veces nula voluntad de las grandes empresas de armamento a la hora de evitar posibles prácticas corruptas. 

Los datos provienen del denominado "Índice de Empresas de Defensa 2020" (DCI, por sus siglas en inglés) elaborado por Transparencia a nivel global. "El DCI es el único índice global que analiza el compromiso con la transparencia y la lucha contra la corrupción en las 134 empresas de defensa más grandes del mundo", explican los responsables del documento. 

Allí se revela que "casi tres cuartas partes de las empresas de defensa más grandes del mundo no poseen medidas suficientes para prevenir la corrupción o muestran poco o ningún compromiso para combatirla", subraya.

El análisis de los resultados "arroja que la mayoría de las empresas obtienen las puntuaciones más bajas en las áreas comerciales, expuestas a mayores riesgos de corrupción".  En esa línea, destaca que solo 16 de las 134 empresas evaluadas reciben una clasificación superior, "demostrando un alto nivel de compromiso con la lucha contra la corrupción". 

Del mismo modo, el 73% de las compañías objeto de análisis se sitúa en niveles muy bajos, lo que indica "un escaso compromiso con la transparencia y la lucha contra la corrupción". En cuanto a su ubicación geográfica, el informe precisa que de las 36 empresas que obtuvieron una baja valoración, 21 tienen su sede en Europa y 13 están localizadas en América del Norte. 

"Corrupción y conflicto"

"El estudio constata que muchas empresas no reconocen públicamente que enfrentan mayores riesgos al hacer negocios en mercados propensos a la corrupción ni tienen medidas para identificar y mitigar estos riesgos. En general, no se demuestran medidas suficientes para prevenir la corrupción en compensaciones económicas (offsets) incorporadas a los contratos de defensa y la mayoría no implementa medidas adecuadas para contrarrestar el alto riesgo de soborno asociado con el uso de agentes e intermediarios para negociar acuerdos en su nombre", remarca Transparencia Internacional.

No obstante, "muchas empresas obtienen buenas puntuaciones en la calidad de sus medidas anticorrupción internas, como los compromisos públicos para combatir la corrupción y los procesos para evitar que los empleados participen en sobornos". Sin embargo, "debido a que la mayoría de las empresas no publican evidencias sobre cómo funcionan estas políticas en la práctica, es imposible saber si son realmente eficaces y si se están realizando mediciones adecuadas sobre su funcionamiento, explica el documento.

Natalie Hogg, directora del Programa de Defensa y Seguridad de Transparencia Internacional, sostiene que estos resultados "revelan que el sector de defensa sigue sumido en el secreto y las empresas, a menudo, muestran políticas y procedimientos inadecuados para protegerse contra la corrupción". "Dado el vínculo establecido entre corrupción y conflicto, no hacerlo costará vidas", advirtió.

Prevención de sobornos

En el caso de España, las empresas Indra y Navantia aparecen en la categoría de "compromiso moderado" en materia de "transparencia y prevención de la corrupción". "Esta situación demuestra un esfuerzo significativo en comparación con el número total de las empresas evaluadas, pero refleja que todavía es necesario seguir trabajando enormemente hacia el fortalecimiento de los programas anticorrupción y de cumplimiento", indica. Transparencia Internacional incide también en la necesidad de avanzar en los "protocolos de prevención de sobornos a funcionarios extranjeros y en el establecimiento de canales de denuncia" eficaces y seguros.

 

Más noticias de Política y Sociedad