Público
Público

El PSOE hace una encuesta propia para decir que no habrá 'sorpasso'

El sondeo encargado por los socialistas Sitúa Unidos Podemos a 1,4 puntos por detrá de los los socialistas, que se quedarían a cuatro del PP.

El candidato a la Presidencia de Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante una comparecencia.- EFE / JAVIER LIZÓN

MANUEL SÁNCHEZ

MADRID.— Al responsable de estrategia de la campaña del PSOE, Óscar López, no le cuadraban las encuestas de ningún medio de comunicación y decidió encargar una propia, y ésta ya sí le parece más creíble: sitúa al PSOE por encima de Unidos Podemos y sólo cuatro puntos por detrás del Partido Popular (PP).

Con una muestra de mil entrevistas, la empresa a la que ha encargado el PSOE realizar el sondeo otorga un 27,9% de intención de voto al PP; un 23,8% al PSOE, un 22,4% a Unidos Podemos y un 14,5% a Ciudadanos.

Con estos datos en la mano el PSOE quiere ratificarse en su convencimiento interno de que no habrá sorpasso de Unidos Podemos ni en número de escaños, ni en número de votos.

La encuesta del PSOE encaja como un guante en los diferentes escenarios que manejan los estrategas socialistas: apuntan a un leve descenso del PP aunque siga siendo el partido más votado; creen que ellos obtendrán un mejor resultado que el 20-D, donde obtuvieron el 22% de los votos; señalan que Unidos Podemos quedará por debajo del PSOE y tendrá menor porcentaje de votos de lo que obtuvieron el partido de Iglesias e Izquierda Unida por separado en diciembre; finalmente, señalan que Ciudadanos se mantiene y aún es capaz de quitar algunos votos al PP.

En el PSOE razonan y argumentan estos criterios. Creen que la corrupción sigue desgastando al PP, así como la mala imagen que tiene Mariano Rajoy. Aunque los populares tienen un suelo electoral inquebrantable, los socialistas piensan que obtendrán peor resultados que hace seis meses.

Además, mantienen —como adelantó Público— que hay casi un 30% de votantes de Podemos el 20-D, en torno a un millón y medio de personas, que no repetirán su voto por el pacto con Izquierda Unida y porque están en desacuerdo con que hayan dejado seguir a Mariano Rajoy en el Gobierno. Los estrategas del PSOE piensan que la mayoría de estos votantes pueden volver al PSOE, aunque tampoco ocultan que muchos piensan en la abstención.

Asimismo, consideran que Ciudadanos está estancado, y creen que el PSOE mejorará resultados, sobre todo, en las grandes ciudades. Sánchez está convencido que subirán en Catalunya y en Madrid. 

Además, el PSOE está seguro de que la campaña acentuará dichas tendencias y que beneficiará a los socialistas, "siempre que no nos den más sustos", dice irónicamente un dirigente del partido, en referencia a la imputación de Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Rivera, el candidato más valorado

La encuesta también recoge la valoración de líderes, situando en primer lugar a Albert Rivera con un 4,9; seguido de Pedro Sánchez con un 4,3; a Pablo Iglesias le da un 3,8 y a Mariano Rajoy un 3,4.

Por tanto, el PSOE ya tiene una encuesta que le gusta, aunque la hayan tenido que encargar ellos mismos.

Más noticias de Política y Sociedad