Público
Público

PSOE Pedro Sánchez lleva más de cien días sin hacer ningún acto con la militancia socialista

Desde el 12 de mayo no ha organizado actividad alguna con el partido y sólo se han celebrado dos reuniones de la Ejecutiva

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en el acto organizado con motivo de la celebración del Día de la Rosa del PSOE del Altoaragón, en Ayerbe (Huesca). EFE/Javier Blasco

El líder que llegó a la Secretaría General del PSOE con la bandera de otorgar todo el protagonismo político a la militancia socialista, lleva ya más de cien días completamente alejado de las bases del partido, lo que supone el periodo más largo desde que Pedro Sánchez accedió por primera vez a la dirección socialista tras ganar las primarias a Eduardo Madina en 2014.

Concretamente, desde el 12 de mayo, donde realizó una visita a Segovia para impulsar la candidatura a la Alcaldía de esta ciudad, Sánchez no ha vuelto a acercarse a la militancia socialista ni siquiera para celebrar su llegada al Gobierno tras la moción de censura,

Este hecho contrasta con lo que sí hizo José Luis Rodríguez Zapatero cuando llegó a La Moncloa en 2004, donde se apresuró a festejar su victoria electoral con un gran mitin en Extremadura, que luego fue repitiendo de forma periódica por el resto de las federaciones del partido.

Fuentes de Ferraz indicaron que el líder socialista “algo hará”, pero que todavía no estaba nada previsto, porque ahora tiene toda la prioridad su agenda como presidente del Gobierno.

No obstante, el cambio de actitud de Sánchez es más que llamativo, porque siempre se había caracterizado por celebrar actos políticos en todos los territorios y nunca pasaron más de quince días seguidos sin que el líder del PSOE tuviera un encuentro, de una u otra fórmula, con la militancia.

El desapego del PSOE desde que Sánchez se aloja en La Moncloa no queda solo ahí. Desde la moción de censura, ha pasado de reunir a la dirección del partido cada semana, a convocar dos ejecutivas en tres meses -sólo una con todos sus miembros-, y el protagonismo del partido ha quedado completamente diluido.

Sólo Adriana Lastra mantiene cierto discurso político más allá del institucional, porque los intentos de José Luis Ábalos por posicionarse quedan diluidos, ya que su puesto de ministro de Fomento solapa en gran medida su protagonismo como secretario de Organización del PSOE.

Así, el PSOE vaga entre declaraciones esporádicas de Santos Cerdán, Ander Gil o Susana Sumelzo; sin más recorrido que servir de comparsa a las actuaciones del Gobierno y con poco recorrido mediático.

Desde el Gobierno y desde Ferraz se pide un poco de paciencia, se recuerda la premura con la que Pedro Sánchez ha llegado a La Moncloa y se ve como lógico que la acción del Gobierno ocupe casi todo el tiempo del presidente.

No obstante, aseguran que Sánchez no ha perdido su afán ni por el partido, ni por la militancia; y que volverá a prodigarse en actos políticos en cuanto le sea posible. Y es que, entre otras cosas, las elecciones municipales, autonómicas y europeas están ya a la vuelta de la esquina.