Público
Público

El PSOE quiere llegar a pactos hasta con ocho partidos distintos

Aspira a lograr al Gobierno de siete autonomías y cogobernar en otras dos. C's jugará a la ambigüedad, pero hará presidentas a Susana Díaz y a Cristina Cifuentes. 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Archivo EFE

MADRID.- Siguen las negociaciones, el tira y afloja, el catálogo de condiciones y las poses de cara a la galería, pero el PSOE está enfrascado en una política de pactos con hasta ocho partidos distintos para desalojar al PP, y con los que aspira a gobernar hasta siete comunidades autónomas (incluyendo, por fin, Andalucía) y cogobernar en otras dos.

En concreto, el PSOE puede llegar a pactos con Podemos, Ciudadanos, Izquierda Unida, Chunta Aragonesista, Compromís, Mes (Menorca y Mallorca), Partido Regionalista Cántabro y Coalición Canaria.

Aunque posiblemente no sea hasta esta semana cuando se empiecen a concretar acuerdos, muy vinculados a la constitución de los ayuntamientos el próximo 13 de junio, la actual situación los socialistas la valoran de forma positiva y quieren poner en valor su capacidad de llegar a pactos, frente a la soledad del PP.

Además, el hecho de que cada territorio esté jugando libremente sus bazas para buscar dichos acuerdos, hace que puedan darse pactos de los más singulares.

Así, en Asturias, el socialista Javier Fernández se inclina por gobernar en minoría con el apoyo de la Izquierda Unida que lidera Gaspar Llamazares. El dirigente asturiano cree sentirse más cómodo en este gobierno, que en un acuerdo con Podemos, aunque le garantizara la mayoría absoluta. En todo caso, su investidura no tendrá problemas.

En Extremadura, Guillermo Fernández Vara ha impuesto luz y taquígrafo en sus negociaciones, de tal forma que hasta se graban y se difunden sus reuniones con Podemos para llegar a acuerdos. No hay duda de que, se abstengan o no Monago y sus diputados, el dirigente socialista volverá a ser presidente de la Junta, aunque el partido que lidera Pablo Iglesias no entrará en su gobierno.

Lo mismo ocurre en Castilla-La Mancha. Emiliano García-Page da por hecho que contará con la complicidad de Podemos para desalojar a Dolores de Cospedal del Gobierno de la comunidad.
Tampoco entrarán en su Gobierno, pero la investidura la tiene prácticamente garantizada.

Más complicadas están las cosas en Aragón, donde Javier Lambán y Pablo Echenique (Podemos) pugnan por la Presidencia. Se han iniciado los primeros contactos, pero aún queda mucho terreno por recorrer. En todo caso, al acuerdo de ambos partidos hay que unir a la Chunta Aragonesista para tener la mayoría absoluta.

Todo apunta a que Ximo Puig será presidente en Valencia y Susana Díaz, al fin, en Andalucía

Lo mismo ocurre en la Comunidad Valenciana, aunque el PSOE dio este viernes un paso importante para lograr el Gobierno autonómico, al anunciar que daría sus votos a Compromís para que se haga con la Alcaldía de la capital. Dicho acuerdo sería tripartito con Podemos, y también hay disputas por la Presidencia. No obstante, todo apunta a Ximo Puig será el próximo president de la Generalitat Valenciana.

En Baleares el puzzle es aún más complicado, pero parece que la candidata socialista, Francina Armengol, lo está manejando bien y puede haber acuerdo. Pasa por varios partidos, incluido Mes de Menorca y Mallorca. Un pacto de izquierdas para desalojar al PP del Gobierno parece factible.

Y, aunque no hubo elecciones el 24-M, en las mismas negociaciones sigue estando la presienta andaluza, Susana Díaz, que ha amenazado de que si no existe acuerdo esta semana llamaría otra vez a las urnas.

Pero, según fuentes consultadas, no es más que un órdago, porque parece que finalmente Díaz obtendrá el respaldo de Ciudadanos a su investidura con un voto a favor. Eso supondría, casi con toda seguridad, que el Gobierno de Madrid quedaría en manos de Cristina Cifuentes, algo a lo que también aspiraban los socialistas, con Ángel Gabilondo al frente. Así, la formación de Albert Rivera mantendría una ambigüedad calculada de cara a las elecciones generales.

Finalmente, el PSOE podría dar al Partido Regionalista Cántabro (PRC) de Miguel Ángel Revilla y a Coalición Canaria (CC) los gobiernos en sus respectivas comunidades autónomas. Con ambas formaciones ya ha cogobernado en varias legislaturas, y es más que probable que los socialistas estén presentes en ambos ejecutivos.

Más noticias de Política y Sociedad