Público
Público

Pactos elecciones PSOE y Unidas Podemos logran un pacto para la Mesa del Congreso: la izquierda volverá a ser mayoría casi 30 años después

Habrá tres miembros del PSOE, dos de Unidas Podemos, dos del PP y dos de Cs. Los de Iglesias ocuparán la vicepresidencia primera y la secretaría primera. Los socialistas se quedan la Presidencia, una vicepresidencia y una secretaría.

Publicidad
Media: 4.61
Votos: 18

Pedro Sánchez recibe a Pablo Iglesias en la Moncloa para la reunión tras los resultados del 28-A / EFE

PSOE y Unidas Podemos han alcanzado un acuerdo para la distribución de la Mesa del Congreso. La composición final de la Mesa será de tres miembros del PSOE, dos de Unidas Podemos, dos del PP y dos de Ciudadanos, por lo que, como se había previsto en los últimos días, ni los partidos nacionalistas ni Vox contarán con representación en el órgano de la Cámara.

La composición de la Mesa la han avanzado los socialistas que han anunciado este viernes el pacto con Unidas Podemos. Con este acuerdo, que ha sido negociado por las portavoces de ambos grupos en el Congreso durante la pasada legislatura, Adriana Lastra e Irene Montero, el PSOE ocupará la presidencia del Congreso (que recaerá sobre la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet), una vicepresidencia y una secretaría.

Los de Pablo Iglesias ocuparán la vicepresidencia primera y la secretaría primera. Como ha avanzado El País y ha confirmado el secretario general de Podemos tras recoger el acta, la secretaria de Relaciones Institucionales del partido (y vicepresidenta cuarta durante la pasada legislatura), Gloria Elizo. Todo apunta a que ex primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, será el secretario primero, aunque será Jaume Asens a última hora de la mañana el que confirmará quién ocupa este puesto. Desde el partido sólo han confirmado que será un diputado de Catalunya en Comú. 

Desde los dos partidos han explicado que el objetivo de las negociaciones, y el consiguiente reparto de la Mesa de la Cámara, es que el órgano "refleje la nueva realidad de la Cámara que surgió de las elecciones generales del pasado 28 de abril, de tal manera que represente e integre la pluralidad de las fuerzas políticas mayoritarias y que facilite y no entorpezca el trabajo del poder legislativo".

En este sentido, han insistido en que una de las prioridades para la nueva legislatura en lo que respecta a la Mesa es que no se repita el bloqueo parlamentario que se dio durante la pasada, cuando la mayoría que poseían PP y Ciudadanos en el órgano sirvió para bloquear numerosas iniciativas de los grupos a través de las sucesivas peticiones de ampliación de enmiendas.

"El objetivo prioritario de ambas formaciones es que la Mesa del Congreso cumpla debidamente sus funciones como órgano de gobierno, evitando así que vuelva a producirse el bloqueo sistemático y partidista que PP y Ciudadanos llevaron a cabo durante la última legislatura sobre un gran número de iniciativas tomadas en consideración por la mayoría de la Cámara", han explicado las formaciones en un comunicado.

La izquierda no tenía mayoría en la Mesa desde 1989

La izquierda no tenía mayoría en la Mesa del Congreso de los Diputados desde noviembre de 1989, cuando en el órgano, presidido entonces por el socialista Félix Pons, PSOE e Izquierda Unida aportaban seis de sus nueve miembros. En ninguna de las otras presidencias socialistas (Pons, de nuevo en 1993; Manuel Marín en el 2004; José Bono en el 2008; y Patxi López en el 2016), la izquierda tuvo mayoría en la Mesa.

Aunque el PSOE ha mantenido contactos con la mayoría de las formaciones con representación en la Cámara, y se llegó a especular con la entrada en el órgano de miembros de ERC o del PNV, ni la formación vasca ni la catalana han insistido en el asunto de la composición de la Mesa. Más allá de este reparto, cuya votación definitiva tendrá lugar el próximo martes, los partidos deben distribuir las presidencias de las comisiones y establecer el número de grupos que compondrán la Cámara durante la legislatura.

Iglesias: "El acuerdo es un buen punto de partida"

Iglesias, tras recoger su acta como diputado en el Congreso, ha comparecido ante los medios de comunicación. "Se inicia una legislatura muy importante para nuestro país y estamos dispuestos a colaborar para conseguir un gobierno de coalición. Afrontamos este reto con muchas ganas y más experiencia y esperamos ser útiles desde el gobierno para garantizar la justicia social", ha explicado.

El secretario general de Podemos sólo ha contestado a cuatro preguntas de los periodistas pero, entre las respuestas, ha valorado a la candidata a presidir la Mesa del Congreso, Meritxell Batet, ha valorado que es una "mujer brillante" con "capacidad de diálogo y llegar a consensos". Además, Iglesias ha considerado que las negociaciones suponen "un buen punto de partida" para las futuras negociaciones sobre el gobierno.

Más noticias en Política y Sociedad