Público
Público

PSOE y Unidas Podemos rebajan la tensión pero no alcanzan un acuerdo sobre la reforma laboral

Ambas partes coinciden en que no hay riesgo de ruptura del Gobierno de coalición y se emplazan a seguir hablando. Sin embargo, todavía no se ha aclarado si se va a derogar la reforma laboral del PP.

Yolanda Díaz
Sánchez, Calviño y Díaz durante la última sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso. Emilio Naranjo / EFE

La reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo del Gobierno de coalición, con el telón de fondo del enfrentamiento entre la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño; y la vicepresidenta segunda de Trabajo, Yolanda Díaz, no parece que vaya a acabar con el Gobierno de coalición.

Según las primeras fuentes consultadas, la reunión ha servido para aclarar posicionamientos de cada una de la partes y acercar posturas en cuánto a cómo afrontar la negociación para cambiar el marco laboral y la derogación definitiva de la reforma laboral del PP. Las primeras impresiones de los socialistas es que la reunión "ha ido bien". Y para la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha sido un encuentro "constructivo".

De momento, ni hay ruptura, ni hay acuerdo. Y ambas partes se han emplazado a seguir hablando de cómo afrontar la reforma laboral, que el PSOE considera un tema clave en esta legislatura. Fuentes socialistas aseguran que, en ningún caso, está en riesgo el Gobierno de coalición y que se llegará a un acuerdo. No obstante, fuentes de Unidas Podemos aseguran que no ha habido consenso, pero admiten que seguirán hablando.

En este sentido, la vicepresidenta de Trabajo ya había explicado que más allá de la disputa su compromiso con el Gobierno de coalición progresista es "personal, ético y político", pero no ha ocultado su profundo malestar con la actitud de la parte mayoritaria del Ejecutivo, a la que ha acusado de no querer derogar la reforma laboral de Mariano Rajoy, como se había consensuado en el acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El exlíder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, comentó esta polémica en la tertulia de la Cadena Ser y aseguró que: "Esta batalla la ha ganado Yolanda Díaz, y si el PSOE quiere ahora protagonismo, que se lo dé".

Aunque en la reunión se ha constatado una rebaja de la tensión por ambas partes, el hecho de no haber resuelto el conflicto de la reforma laboral anticipa que seguirá habiendo tensión en el seno del Ejecutivo en las próximas semanas, una tensión que probablemente se trasladará a la mesa de diálogo social que aborda la cuestión y que llevaba meses trabajando. Este foro se volverá a reunir el miércoles.

Díaz insistió este lunes en que el debate que mantenía Unidas Podemos con el PSOE no era un debate de nombres ni una discrepancia sobre quién debe pilotar los cambios en el mercado de trabajo, sino un debate sobre si se va a abordar o no la reforma laboral. "Hay una parte del Gobierno que sigue discutiendo a día de hoy los contenidos. No va de quién lidera, va de qué vamos a hacer en la principal reforma del mercado de trabajo de nuestro país", aseguró.

Y fue un paso más allá, al hablar directamente de que, como pasó con la subida del salario mínimo interprofesional, "hay una parte del Gobierno que no quiere que se cambie el modelo de relaciones laborales, es decir, que se mantenga el estatus quo".

Para la vicepresidenta, el movimiento de Calviño (con la que Sánchez ha cerrado filas de manera inequívoca) se produce porque realmente la vicepresidenta económica no estaría dispuesta a modificar cuestiones que eran clave en la reforma, como la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa o la revisión del equilibrio entre trabajadores y empresas en la negociación colectiva (cuestiones compartidas y exigidas por los sindicatos).

Aunque en un principio desde Unidas Podemos se puso el foco en que se había producido una "injerencia" por parte de Calviño en la Vicepresidencia de Trabajo, lo que se traslada ahora es que la preocupación viene de importantes diferencias en los contenidos que debe incluir la reforma. "Me duele, porque no quiero tener que decirles a los trabajadores de mi país que todo va a seguir igual", aseguró Díaz este lunes.

Más noticias