Público
Público

El PSOE se ve capaz de subir de 90 escaños y no contempla el 'sorpasso'

Un estudio cualitativo en ocho grandes ciudades refleja, según dicen los analistas del partido, el gran desgaste de la figura de Pablo Iglesias, que no les resta la coalición Podemos e IU y que hay un retorno del voto del 20-D que fue a las nuevas formaciones.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. REUTERS

MADRID.- "Vamos a las elecciones en un mejor escenario que el 20-D y con mejores perspectivas. Hay muchas cosas que han cambiado en estos meses, que creemos que se van a poner de manifiesto en las urnas, y la mayoría de ellas nos benefician".
Así se expresó un alto dirigente del PSOE que ha analizado un estudio cualitativo que ha encargado este partido en ocho grandes ciudades, centrado sobre todo en el voto urbano, y en el votante que va del centro a la izquierda.

Dicho estudio marcará la estrategia electoral del PSOE y, sobre todo, desvela en qué sectores y con qué discursos pueden conseguir recuperar votos. Asimismo, también refleja cómo ven ahora los ciudadanos a los socialistas y su candidato, Pedro Sánchez, y según las fuentes consultadas, todos los parámetros que manejan son mejores que en las anteriores elecciones.

Según ha podido saber Público de fuentes socialistas, dicho estudio detecta sobre todo un gran deterioro de la imagen de Pablo Iglesias al frente de Podemos. El PSOE habla, incluso, de que su liderazgo empieza a ser un lastre para el partido. Afirman los socialistas que en dicha encuesta se le describe mayoritariamente como una persona “colérica e intransigente”.

Asimismo, según el estudio sociológico, se observa un gran desgaste de Podemos por varios factores: lo que el PSOE llama su “obsesión por los sillones”, por haber permitido que Rajoy siguiera en La Moncloa y, sobre todo, por haber perdido el discurso de la transversalidad que, en opinión de los analistas del PSOE, le funcionó muy bien a Podemos el 20-D.

Según el estudio de los socialistas, el 20% de los votantes de Podemos y el 30% de los de IU rechazan la unión de ambas formaciones

Este estudio contrasta con el último barómetro del CIS, que revela un posible sorpasso de la suma de Podemos, sus confluencias e IU al PSOE. La estimación de voto para la formación morada (12%) unida a la de En Común-Podem (3,8%), Compromís (0,4%), y En Marea (1,5%), junto a IU (5,4%) sumarían un 23,1% de los apoyos, lo que supone casi dos puntos por encima del 21,6% que obtendrían los socialistas.

No obstante, las encuestas fueron realizadas por la institución pública en plena negociación para intentar formar Gobierno, mucho antes de que se supiera que se repetirían las elecciones el 26 de junio y mucho antes, también, de que Podemos e IU volvieran a iniciar las conversaciones para una posible confluencia

Sea como sea, el estudio de los socialistas revela que esa posible coalición Podemos-IU es la causante de la pérdida del discurso de la "transversalidad" que tanto éxito consiguió en su día para los de Pablo Iglesias. Es más, el cualitativo detecta que dicha unión es rechazada por cerca del 20% de los votantes de Podemos y por más del 30% de los votantes de IU.

Pero, además, según los analistas consultados por el PSOE, Podemos ya ha perdido la imagen “de lo nuevo” con esta coalición, y se alía con un partido que fue vilipendiado por ellos mismos hace unos meses con descalificaciones muy duras.

También se aprecia el hecho de que sea el núcleo duro del Partido Comunista quien más haya alentado el pacto con Podemos, lo que parece desgastar a las dos formaciones vayan juntas. Aquí el PSOE utilizará a buen seguro en campaña el fantasma de que “vienen los comunistas”, atacando fundamentalmente a las figuras de Cayo Lara y Juan Carlos Monedero.

Los socialistas creen que Podemos ha perdido el discurso de la “transversalidad”; y que al líder de C's ya no se le ve como posible presidente

Pero si en lo cualitativo cree el PSOE que, por estos motivos, no le hace daño la coalición Podemos-IU  
—algunos recuerdan el fiasco de Almunia en el año 2000 cuando se alió con IU al Senado—, en lo cuantitativo aseguran que tampoco la temen.

Aunque es poco científico, haciendo una extrapolación de los resultados del 20-D, el PSOE cree que la coalición podría arañar una decena de diputados más, pero en la mayoría de los casos se los quita al PP, que consiguió el último escaño en muchas provincias. Así ocurre, por ejemplo en Andalucía, donde el PSOE-A está más que tranquilo aunque haya coalición de izquierda: “Le quitarán al PP entre dos y tres diputados, nosotros repetiríamos resultados casi con toda seguridad”, asegura un dirigente de los socialistas andaluces.

Además, en el cualitativo se refleja una fuga de votos de Podemos que va en tres direcciones: a la abstención, a Izquierda Unida si se presentara en solitario y al PSOE.

Recuperar el voto también de Ciudadanos

Asimismo, el PSOE también detecta recuperación de voto a su favor de Ciudadanos. Y todo ello, le lleva a concluir que está cerrada la fuga de votos a ambos partidos que se presentaron como “nuevos” en las pasadas elecciones y, a lo que dan más importancia, “el voto está dando la vuelta al PSOE”, dicen. Por ello, los analistas aseguran que no hay ninguna posibilidad de sorpasso y que es más un lema de campaña que no se corresponde con la realidad..

El PSOE da por cerrado el grifo de la fuga de votos hacia las "nuevas" formaciones

Sobre Ciudadanos se ha incidido poco en este estudio, porque se ha buscado más analizar al votante de izquierdas, pero los resultados dan un dato muy importante para el PSOE: los ciudadanos han pasado de ver a Albert Rivera como un candidato para llegar a ser presidente del Gobierno, y ahora lo ven más como un dirigente que favorecerá un Gobierno de uno u otro signo. Eso, al parecer, no ocurría el 20-D.

El estudio no refleja intención de voto, ni el PSOE quiere hablar de resultados ya, más allá de mantener el obligado mensaje en público de que va a ganar las elecciones. No obstante, lo que dan por seguro es que subirán de los 90 escaños que obtuvieron el 20-D —algunos optimistas dan una horquilla entre 95 y 100—, que Podemos —con IU o sin IU— quedará por debajo en votos y diputados; y avisan de que el PP está más desgastado de lo que apuntan las encuestas. Quedan cincuentas días para saberlo.

Más noticias