Público
Público

C's se ve beneficiado del pacto con el PSOE porque le acerca al centro

El equipo de Albert Rivera se muestra convencido de que lograrán un buen resultado el 26-J y advierte al PP de que no será fácil pactar con ellos un futuro Gobierno

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 4

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al comienzo de la reunión mantenida esta tarde en el Congreso. EFE/JuanJo Martín

MADRID.- El voto de Ciudadanos es un voto robado. Al PP y al PSOE. Y los electores de ambos partidos tienen motivos para volver a la era bipartidista tras el pacto entre naranjas y socialistas. Los conservadores, por haber pactado con su enemigo histórico. Los socialistas, porque, si al final van a confluir, ya se quedan con los suyos.

Pero ninguna de estas teorías asusta a los de Albert Rivera. Al revés, su equipo cree que el acuerdo al que han llegado para intentar investir a Pedro Sánchez les beneficiará. ¿Su teoría? Esa firma les devuelve al centro, porque ya nadie podrá acusarles de ser "la marca blanca del PP". 

Ese documento, que contiene unas 200 medidas para "un gobierno reformista y de cambio", ya ha caducado. Pero en C's confían en que la campaña de cara al 26-J no será tan agresiva por parte de los que un día fueron sus socios. El PSOE ya no podrá tildarles de "la otra derecha". Tampoco ellos podrán usar términos como los de "salvar al soldado Sánchez", pero no les importa demasiado.

El PP, por su parte, insiste en presentarles como un matrimonio electoral. Los conservadores están divididos en cuanto a cómo recuperar el voto que se les fue el 26-D al partido naranja, pero todos coinciden en corresponsabilizarles, junto al PSOE, del "bloqueo" institucional que ha terminado en una repetición de las generales. 

Pero a Ciudadanos, que sí se prepara para responder a ataques personales, que le arrimen al PSOE no le preocupa. Así lo manifiestan algunos cargos del partido, que consideran que, precisamente, ese mensaje les acerca al centro, su seña de identidad desde que se expandieron más allá de las fronteras catalanas. Rivera siempre se ha presentado como un Adolfo Suárez del siglo XXI, capaz de dialogar con todos, pactar con todos, traer estabilidad al Gobierno y protagonizar, así, una Segunda Transición. Y, sin quererlo, a eso contribuyen los mensajes del PP que les 'coaligan' con el PSOE

Además, el equipo de Rivera -que en las últimas semanas se ha mostrado especialmente beligerante con respecto a Rajoy- advierte al PP de que no se va a dejar ningunear. Los conservadores están convencidos de que pactarán con ellos si logran volver a ser la lista más votada -de ahí que algunos prefieran no agredir a Rivera por si le necesitan en un futuro-, pero los naranjas insisten en que no les será tan fácil. De hecho, aún confían en ser suficientemente necesarios como para poder exigir su cabeza. "Rajoy no puede encabezar una etapa regeneración", concluyen. 

Más noticias en Política y Sociedad