Público
Público

El PSOE acepta no subir el IRPF y C's renuncia a su contrato único

Ciudadanos dará el 'sí' a Pedro Sánchez porque considera el acuerdo una victoria suya, aunque duda de que el PP se abstenga en la primera sesión. No habrá más reuniones entre naranjas y conservadores antes del 5 de marzo.

Publicidad
Media: 2.56
Votos: 9

Los equipos negociadores de PSOE y C's, en una de sus reuniones plenarias. Archivo EFE

MADRID.- Con cesiones por parte de ambos bandos. Así ha terminado la negociación entre PSOE y Ciudadanos que está a punto de materializarse en una foto con la firma oficial del documento pactado. Aunque oficialmente el vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas, habló sólo con "prudencia" de un "principio de acuerdo", ambas formaciones han convocado mañana a sus Ejecutivas para ratificarlo.

En ese texto no sólo estarán los cinco puntos de la reforma exprés de la Constitución que Albert Rivera puso esta mañana como condición 'sine qua non' para el pacto de Gobierno y que Pedro Sánchez aceptó, sino medidas concretas que, tras semanas de reuniones, han dejado de ser escollos insalvables. 

Así, aunque Villegas no ha querido desvelar ningún detalle del contenido, según fuentes de C's conocedoras de esos encuentros, el PSOE se ha comprometido finalmente a no subir los impuestos, mientras que los naranjas han renunciado a una de sus propuestas estrella en campaña electoral: el contrato único, entre otras cuestiones.

Ambos partidos han acordado reformar el artículo 135 de la Constitución, pero aún no han especificado cómo

Otra de las cuestiones en las que Ciudadanos no ha conseguido imponerse ha sido en la petición de cierre del Senado. No obstante, consideran que el acuerdo final refleja en parte su propuesta de reforma del mismo: reducirán senadores -probablemente a sólo unos 80 de los 255 que hay ahora- y se convertirá en una cámara de representación territorial "real".

Del mismo modo, se suprimirán las Diputaciones provinciales (uno de los cinco puntos de la reforma exprés de la Constitución que habrá que llevar a cabo en un plazo máximo de tres meses) y se sustituirán por consejos de alcaldes que operen allí donde hagan falta más servicios: en las poblaciones pequeñas. Otra "victoria" para Ciudadanos, junto con la inclusión del complemento salarial en materia laboral. 

Por otro lado, en materia de impuestos, se eliminarán  deducciones y beneficios fiscales en el impuestos de sociedades para que las empresas tributen más del 6% y el IVA cultural pasará a ser de tipo de reducido (al 10) y no del 21% como hasta ahora. También se cambiarán los impuestos de matriculación por un impuesto de emisiones de CO2 como parte de la lucha del cambio climático y se reformará el de patrimonio y sucesiones "para que no afecte a las clases medias y trabajadoras", avanzaron las citadas fuentes sin especificar mucho más. 

Asimismo, siempre según C's, se dotará de más medios a Hacienda para perseguir a los defraudadores, se impondrá que los beneficiados por la amnistía fiscal del PP paguen el 10% del dinero aflorado, y no sólo el 3% como hasta ahora, y se creará un organismo nuevo que tendrá "muchas atribuciones" en cuestión de transparencia. También se blindarán los derechos sociales como la sanidad en la Constitución y se reformará el artículo 135 de la Carta Magna que limita el déficit. De hecho, ambos están de acuerdo en pedir más flexibilidad en el pago de la deuda a Bruselas. 

Sí al PSOE; no más encuentros con el PP

Pese a todo, aunque no han conseguido todas sus reivindicaciones, los naranjas consideran que el proceso ha culminado en una victoria para ellos, (Villegas se colgó una medalla al hablar del 80% de su programa, incluso)  por lo que cambiarán su postura inicial de la abstención por un sí a Pedro Sánchez. Es decir, el próximo 2 de marzo, día de la primera votación del pleno de investidura, el secretario general de los socialistas contará, casi con toda seguridad, con el voto favorable de, al menos, 130 escaños. 

"Que se atreva al PP a decir que no quiere suprimir los aforamientos", reta una fuente de C's a Rajoy

Lo que no está tan claro es que los 123 del PP se vayan a quedar en una abstención, aunque C's trabaja para ello desde su primer encuentro con los conservadores, que se ha producido esta tarde. En ella, según ha confirmado el número tres de Rivera en rueda de prensa, Rafael Hernando y José Antonio Bermúdez de Castro sólo les han vuelto a remitir al documento que Mariano Rajoy ya le dio a Rivera hace dos semanas.

Además, pese a que C's considera que "muchas de las medidas acordadas con el PSOE serían también asumibles por el PP", los conservadores "no ven necesario que se produzca ninguna otra reunión antes del 5", aseguró Villegas. Pese a todo, según el diputado naranja, ellos seguirán intentando "buscar un acuerdo entre las fuerzas de la centralidad: PP-PSOE-C's", insistió, recordando que son necesarios sus votos no sólo para investir a Sánchez presidente, sino también para llevar a cabo las reformas pretendidas

En cualquier caso, los naranjas confían en que, incluso aunque Sánchez no salga investido 'por culpa' del PP en esta primera sesión, los conservadores terminen claudicando en los próximos dos meses, presionados por la bajada que -prevén- tendrán en las encuestas. "Tendrán que explicar ellos por qué no quieren este acuerdo: ¿qué van a decir?¿Que no quieren suprimir los aforamientos? Que se atrevan...", concluyen fuentes citadas anteriormente. Y advierten: "Rajoy no volverá a ser presidente del Gobierno, pase lo que pase". 

Más noticias en Política y Sociedad