Público
Público

Rajoy, sobre el encuentro entre Sánchez y Rivera: "Aquí le están tomando el pelo a alguien"

El presidente en funciones arremete contra el líder socialista, al que acusa de querer ser presidente "aunque sea por un día" y se muestra tibio con Rita Barberá y la corrupción.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Rajoy, durante la entrevista en 13TV. / EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, estuvo ayer en la cadena 13TV a la que concedió una entrevista en profundidad. El presidente en funciones dijo que el encuentro secreto entre los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera, mientras los socialistas negociaban con Podemos, IU y Compromís, demuestra que están "tomando el pelo a alguien".

"Aquí le están tomando el pelo a alguien, hay alguien que va a acabar teniendo un problema", dijo Rajoy en la cadena ultraconservadora de la conferencia episcopal, donde criticó que los socialistas negociaran a la misma hora y en el mismo lugar —el Congreso— con dos partidos como Podemos y Ciudadanos que "son incompatibles".

Tras indicar que en política "conviene tener claro" a dónde se va, fijar los objetivos y trabajar para conseguirlos, Rajoy reiteró sus dudas sobre "eso de estar jugando con unos y con otros, filtrando y diciendo una cosa y la contraria".

Con todo, dijo que "si Ciudadanos quiere darle el respaldo al PSOE tiene perfecto derecho a hacerlo", si bien dejó claro que el PP también tiene "perfecto derecho" a decir que no van a apoyar a Pedro Sánchez, "entre otras cosas porque no ha ganado las elecciones".

De la reunión a cuatro se preguntó cómo pueden haberse reunido 24 personas para negociar un Gobierno, para después incidir en que el PP no va a entrar en ese "espectáculo". Añadio que un pacto del PSOE con Podemos y otras fuerzas de izquierda sería "un disparate letal" para la economía española.

Pero Rajoy se cebó especialmente con Pedro Sánchez, al que criticó porque "quiere ser presidente del Gobierno aunque sea por un día".

De la reunión a cuatro se preguntó cómo pueden haberse reunido 24 personas para negociar un Gobierno, para después incidir en que el PP no va a entrar en ese "espectáculo"

Rajoy criticó la actitud de Sánchez en la entrevista y recordó una vez más que las elecciones las ganó el PP. Dijo confiar en que finalmente se acabe imponiendo "el sentido común" para que España tenga un gobierno sustentado por su partido, el PSOE y Ciudadanos y se acabe con el "espectáculo" que cree que están dando los socialistas.

El presidente en funciones reiteró que si se repitieran las elecciones él pretende ser de nuevo el candidato y defendió la autonomía de su partido para tomar decisiones frente a los que "pretenden dar instrucciones desde todas partes".

Rajoy, que dijo que no se arrepiente de haber declinado la oferta del rey de formar gobierno, aseguró que volvería a hacer lo mismo porque no contaba con los apoyos suficientes.

"Para qué voy a perder el tiempo y sobre todo para qué voy a engañar a la gente", dijo Rajoy, quien contrastío su actitud con la de Sánchez al recordar que "lleva un mes reuniéndose con todo el mundo pero no tiene ningún acuerdo".

Tibio con Rita Barberá

Rajoy también se refirió a los problemas de corrupción que atenazan a su partido. Pese a la que está cayendo con los últimos escándalos en Valencia, Rajoy dijo que el PP no puede juzgar en 24 horas casos como el de la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, de quien dijo que no sabe de qué se le acusa, porque el sumario es secreto.

"Deberíamos saber por lo menos de qué se le acusa a Rita Barberá", enfatizó Rajoy en una entrevista en 13TV. Antes de eso ya había repetido el mensaje de que "hay que intentar ser justos y actuar con un poquito de templanza y tranquilidad y no con ansiedad", para no "destrozar la vida de personas que no han hecho nada, como luego quedó demostrado, por intentar juzgarlos en un día".

"Un juez tarda mucho. Nosotros no podemos juzgar en 24 horas y, sobre todo, no podemos hacerlo sin pruebas", señaló para recordar que ha habido personas acusadas "inmisericordemente" y que luego han sido absueltos.

Incluso citó casos como el del ministro de Industria, José Manuel Soria, que fue acusado en el denominado caso Salmón de un supuesto delito de cohecho que luego quedó en nada.

De hecho, Rajoy ha exhibió durante la entrevista un montón de folios con casos en los que muchos acusados habían sido absueltos, los supuestos delitos archivados o ellos desimputados.

"Hay gente que aparece acusada en medios de comunicación, pero nadie dice nada, no sabemos si esas acusaciones son ciertas o no son ciertas", dice Rajoy sobre la corrupción

Por eso, su opinión es que hay que ser "implacables" contra la corrupción, pero también en defensa de la justicia y de las personas honradas.

Aunque cree que la corrupción "es efectivamente letal" y que ha hecho "muchísimo daño a España y al PP y a otras fuerzas que también han tenido casos", Rajoy está seguro de que esa no es la causa de que no haya podido hasta ahora formar Gobierno, pero sí entiende que ha pesado en el voto de mucha gente.

Tanto es así que, a su juicio, al PP le han castigado más por la corrupción que por la crisis económica.

Con todo, ha remarcado que él está dispuesto a aceptar "cualquier modificación de cualquier norma jurídica que sea útil para luchar contra la corrupción", sin que por ello tengan que pagar "justos por pecadores".

Sobre las palabras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de lo llamativo de que proliferen las iniciativas judiciales en estos momentos, ha señalado que tiene "la mejor de las opiniones" sobre él y que no iba a comentar sus declaraciones.

Eso sí, "lo que es evidente es que en los últimos días y hoy se están produciendo algunos acontecimientos" que le preocupan.

"Hay gente que aparece acusada en medios de comunicación, pero nadie dice nada, no sabemos si esas acusaciones son ciertas o no son ciertas. Dicen fuentes judiciales, pero a lo mejor deberían decir cuáles en el caso de que no sean ciertas, porque le están haciendo mucho daño a personas concretas y determinadas", añadió.

Al hilo de lo anterior, insistió en la necesidad de que los sumarios secretos sean secretos, porque de no ser así se impide que la persona acusada pueda defenderse.

De la dimisión de la hasta hace unos días presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, señaló que sus casos son distintos. "Todos estamos radicalmente en contra de la corrupción, Esperanza Aguirre y yo, y todos, absolutamente todos".

Más noticias en Política y Sociedad