Público
Público

La reina Sofía ha cobrado casi un millón de euros de las arcas públicas desde la abdicación de Juan Carlos I

El sueldo anual de la reina emérita en 2021 supera los 114.000 euros. El Gobierno rechaza aclarar si también cuenta con asistentes a cargo de Patrimonio Nacional, como ocurre en el caso del exmonarca.

Reina Sofía
La reina Sofía durante una visita al Banco de Alimentos de Albacete en septiembre de 2020. Luis Vizcaíno / EUROPA PRESS

La figura de la reina emérita supone a día de hoy para las arcas públicas un egreso de al menos 114.000 euros anuales. Desde que Juan Carlos I abdicó en junio de 2014, la que fuera reina consorte de España mantuvo su propia agenda de actos oficiales y, al mismo tiempo, conservó una asignación en los Presupuestos de la Casa Real. La suma total de sus sueldos anuales desde 2014, año de la abdicación, alcanza los 900.692 euros. 

"Además de su participación en actos oficiales e institucionales, Doña Sofía dedica gran atención a actividades sociales y asistenciales", sostiene La Zarzuela en la biografía que figura a día de hoy en su página web. Tanto ella como Juan Carlos I, quien en agosto de 2020 huyó a Emiratos Árabes Unidos en medio de crecientes escándalos, figuran oficialmente como miembros de la Familia Real junto al rey Felipe VI, la reina Letizia y las hijas de ambos, Leonor y Sofía.  

La ex reina consorte tiene asignado un sueldo de 114.240 euros para 2021, una cifra prácticamente clavada a la del año anterior. Su primer sueldo fijo data de 2014, cuando Juan Carlos I decidió que tanto ella como la entonces princesa Leticia tuviesen una asignación pública concreta. En el caso de Sofía serían 131.739 euros anuales, de los que 63.234 euros corresponderían a su asignación personal. El monto restante se destinaría a gastos de representación. 

En los Presupuestos de 2015, ya sin Juan Carlos I al frente de la monarquía, la asignación de Sofía fue fijada en 105.396 euros. Esa cifra ha sido ajustada al alza año tras año hasta llegar a los 114.240 euros que aparecen en el presupuesto de 2021. 

En ese mismo periodo, los actos oficiales de la reina emérita han tenido el recorrido inverso: según ha podido verificar Público en base a datos de Casa Real, en 2015 tomó parte en 34 actividades, un número que se mantuvo prácticamente sin vaivenes –excepto en 2016, que se registró una leve disminución– hasta 2018 inclusive.

Sin embargo, al año siguiente hubo una clara caída en su actividad oficial: si en 2018 había tenido 33 actos en su agenda, en 2019 bajaron a 19. En 2020, ya en plena pandemia y con los eventos públicos seriamente restringidos, la reina Sofía estuvo en 10 actividades oficiales. En lo que va de 2021 se contabilizan siete actos.

Silencio del Gobierno

En ese marco, el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu pidió información al Gobierno sobre el personal Patrimonio Nacional que está al servicio de Sofía. En una pregunta escrita enviada al Ejecutivo en mayo pasado, el representante vasco solicitó que se aclarase si la exreina "cuenta con asistentes a cargo de Patrimonio Nacional", tal como ocurre en el caso de Juan Carlos I. 

Iñarritu pidió que se concretase cuántos eran, cuáles eran las funciones de cada uno de ellos y desde cuándo trabajan para Sofía. La respuesta del Gobierno llegó en junio pasado, aunque sin contestar a ninguna de las preguntas que había formulado el diputado de EH Bildu.  

En términos generales, explica que "el personal al servicio de los miembros de la Familia Real en la Casa de S.M. el Rey es funcionario eventual y presta sus servicios conforme al acuerdo del Consejo de Ministros del 8 de julio de 2005 por el que se autorizó a la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones (CECIR) para que aprobase la Relación de Puestos de Trabajo de personal eventual que realizan funciones calificadas expresamente de especial confianza".

El gobierno cita un párrafo de la Ley reguladora del Patrimonio Nacional de 1982 en el que se establecía que "tienen la calificación jurídica de bienes del Patrimonio Nacional los de titularidad del Estado afectados al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Real Familia para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las leyes les atribuyen". Sobre el caso concreto de los asistentes de la reina Sofía en 2021, ni una sola palabra. 

Más noticias