Público
Público

Los residentes de Madrid Central también están siendo multados

El Ayuntamiento no avisó a los ciudadanos de la anterior Área de Prioridad Residencial (APR) de que debían registrar sus matrículas en la nueva Zona de Bajas Emisiones. 

Un coche atraviesa Madrid Central. / EDUARDO PARRA (EP)

público | efe

Los residentes que disponían de autorización para circular por las antiguas Áreas de Prioridad Residencial (APR) han sido multados al entrar en Madrid Central, ya que el Ayuntamiento no les ha avisado de forma individualizada de que tenían que haber registrado sus matriculas en la nueva Zona de Bajas Emisiones.

Desde la puesta en marcha de Madrid Central el 30 noviembre de 2018, la ordenanza dio siete meses de gracia a los residentes que tenían su matrícula registrada en el sistema de las anteriores áreas de prioridad residencial (APR) y tenían que hacerlo antes del 30 de junio.

En aplicación de la ordenanza, a partir del 8 de julio (una semana después porque durante los siete días anteriores estuvo en vigor la moratoria) se comenzó a multar a las más de 5.300 matrículas de residentes que no se habían dado de alta en el sistema. "Algunos residentes recibieron una multa, pero otros recibieron hasta 20", han señalado han indicado fuentes de movilidad y medio ambiente.

Según han asegurado fuentes municipalistas, al detectar lo que estaba ocurriendo el nuevo equipo de Gobierno alertó a los residentes telefónicamente llamando a cada uno de ellos. Desde el Consistorio aseguran que los residentes pueden presentar alegaciones –que se compromete a revisar– pero las multas se han interpuesto en aplicación de la ordenanza, tal y como obligó a hacer la Justicia al suspender la moratoria.

Desde el equipo de Gobierno subrayan que la sucesión de fallos de un sistema que, a su juicio, "no se había testado" y citan como ejemplo las 6.600 multas que se tuvieron que anular por los fallos al registrar el paso de los vehículos y la caída del sistema en septiembre. 

Nueva denuncia de los grupos ecologistas

Ecologistas en Acción y Greenpeace han presentado este jueves una demanda conjunta por la suspensión de las multas de Madrid Central. Las organizaciones medioambientalistas enfatizan que la medida suponía un problema grave para la salud y para la calidad ambiental de la ciudad y alegan que esta nueva denuncia es la continuación de las anteriores presentadas en el mes de junio.

"Con la presentación de esta demanda, Ecologistas en Acción, Greenpeace y la Plataforma en Defensa de Madrid Central quieren dejar claro al Ayuntamiento de Madrid que no van a admitir ninguna rebaja en el nivel de ambición de Madrid Central para reducir la contaminación", explican desde Ecologistas en Acción.

Además, las organizaciones advierten de que la Plataforma en Defensa de Madrid Central continuarán vigilantes para que se garantice el cumplimiento estricto de la normativa de la calidad del aire.