Público
Público

Riera: "El PSOE reclutó a gente que pensaba que desde las instituciones se podía cambiar la realidad"

Pablo Iglesias entrevista en 'Otra Vuelta de Tuerka' a Miguel Riera, editor y director de la mítica revista de pensamiento marxista 'El Viejo Topo'. El programa completo se emitirá el lunes, a continuación de 'Tuerka Actualidad', vía Público TV.

Pablo Iglesias durante la entrevista a Miguel Riera en 'Otra Vuelta de Tuerka'

SARA SERRANO

MADRID – En cierta forma, la biografía de Miguel Riera (1943, Barcelona) es indisociable de la memoria de las izquierdas. El Viejo Topo, que hace unos meses cumplía 40 años de existencia, fue una revista que "nació con una absoluta ingenuidad", reconoce Riera durante la entrevista. La ingenuidad de querer montar una revista en la que las distintas organizaciones de izquierdas "en vez de hostiarse" pudieran "debatir en serio".

El cuestionamiento que se hizo desde la publicación de los marcos hegemónicos en la izquierda (por un lado la Transición y por otro el catalanismo) condujo a El Viejo Topo a un aislamiento político y económico tanto en el Estado español como en Catalunya.

Sin embargo, sus ventas llegaron a superar los 50.000 ejemplares, y recogió aportaciones de figuras clave del pensamiento marxista occidental como Louis Althusser, Ernest Mandel, Toni Negri o Fernando Claudín. Aunque, como recuerda irónicamente su director durante la entrevista, "hubo un grupo maoista que prohibió su lectura. Fue estupendo, porque naturalmente nos ayudó a la difusión".

Tras desarrollar una labor de análisis crítico clave durante el posfranquismo y la Transición, El Viejo Topo desaparece en 1982, el mismo año que el PSOE llegaba al poder. "Era un momento en el que pensábamos que El Viejo Topo había dejado de ser necesario", señala Riera.

El ascenso del PSOE afectó directamente a la revista y varios de sus colaboradores actuales acabaron por engrosar sus filas: "Hubo una cooptación por parte del PSOE de muchísima gente que pensaba que desde las instituciones se podía cambiar la realidad, pero no eran conscientes que el poder les iba a cambiar a ellos. Y así se pasó de la socialdemocracia al socioliberalismo", recuerda el editor en Otra Vuelta de Tuerka.

Sin embargo, en el año 1993, con la decadencia del PSOE en su momento cumbre, asediado por los GAL y los casos de corrupción, vuelve a publicarse El Viejo Topo. "Volvimos en una especie de mea culpa, lo del GAL fue demasiado y decidimos volver a salir a dar la batalla".

Una faceta menos conocida de Miguel Riera es su labor como crítico y editor literario. Además de El Viejo Topo, ha participado y dirigido proyectos como la revista literaria Quimera, la editorial Montesinos, el sello de divulgación científica la Biblioteca Buridán y Piel de Zapa.

Contando con firmas de primera línea como Octavio Paz, Cabrera Infante, Cortázar, Borges, Rulfo o Juan Goytisolo. "Me había dado cuenta de que la literatura latinoamericana no se conocía suficientemente en España. Fue una experiencia enormemente gratificante. Hicimos una muy buena revista", concluye el editor.