Público
Público

Rosa Díez sólo logra reunir decenas de personas para pedir la dimisión de Rajoy

"En un país normal, un partido que se financia con dinero negro no podría estar en el Gobierno y un presidente que ha mentido habría dimitido ya", denunció la líder de UPyD en una concentración en Sol que no obtuvo el éxito esperado.

La líder de UPyD, Rosa Díez, rodeada de otros miembros de su partido.
Carteles de la concentración, este lunes, para pedir la dimisión de Rajoy.
Manifestantes que acudieron a la concentración convocada por UPyD para pedir la dimisión de Rajoy.
Vista aérea de la manifestación convocada por UPyD. Imagen: SKYLINE

PAULA DÍAZ

MADRID.- Convocaron a todos los cabreados con la corrupción, pero no obtuvieron el éxito esperado. Sólo decenas de personas —apenas alcanzaba el centenar- acudió este lunes a la concentración organizada por UPyD en la Puerta de Sol para pedir la dimisión de Mariano Rajoy.

En un acto que apenas duró una hora, decenas de personas corearon cánticos contra los dirigentes del PP y escucharon con atención a la líder de la formación que organizó la manifestación. "En un país normal, un partido político que se financia con dinero negro no podría estar en el Gobierno. Y un presidente que ha mentido sobre la financiación ilegal de su partido habría dimitido ya por decencia democrática", sentenció Rosa Díez.

Su mitin fue recibido con aplausos y gritos de "Rajoy vete ya" o "Rajoy y Cospedal, a Soto del Real". Y es que los magentas difundieron su convocatoria basada en la denuncia de la financiación ilegal del PP, el pasado viernes, después de que se conociera el informe de la Fiscalía Anticorrupción en el que se acusaba a Bárcenas de haberse apoderado de 300.000 euros de la caja B del partido.  "Ha quedado demostrado que el Partido Popular se financia con dinero negro, así que al presidente Rajoy, lo único que le queda es dimitir", esgrimía Díez en el vídeo promocional de la quedada

El diputado Carlos Martínez Gorriarán llegó a tuitear que estaba rodeado de "miles de ciudadanos", pero lo cierto es que varias de las decenas de personas que se congregaron en Sol eran incluso, miembros, militantes y simpatizantes de la propia formación magenta.

Es el caso de Inmaculada Ruiz-Felipe, concejala de Gojar (Granada), que acudió al acto para denunciar que "Rajoy prometió una cosa e hizo otra". "Es un embustero", sentenció, pidiéndole más transparencia y "que no tenga corruptos en su partido". O el de Javier Fernández, de 33 años, delegado local en Casa Rubias del Monte (Toledo), que se trasladó a Madrid "a pasar frío por una buena causa". "España estaría en otro lugar a los ojos del resto del mundo si no hubiera corrupción y el Estado de bienestar no se hubiera tocado. El PP se ha cebado con la clase media-baja y ha dejado sólo a la media-alta", argumentó.

Tuit de Carlos Martínez-Gorriarán.

Luis González, exdirector de una empresa, de 62 años, también es un simpatizante magenta. "Esto es inadmisible, se están puliendo el dinero de todos los españoles, han permitido que la corrupción se perpetúen en el tiempo; por eso a mí me representa UPyD", explicó a Público este manifestante.

Aunque no todo era de color de rosa en Sol: afectados por las preferentes de Caixa Galicia y Bankia, jóvenes que no consiguen acceder a un puesto de trabajo o trabajadores comprometidos también formaron parte de la convocatoria que llevaba por lema #SoloTeQuedaDimitir

Así, Inma, de 27 años, no puede presentarse a las oposiciones para ser agente de movilidad. ¿Por qué? "¡Porque no las convocan!", exclaman. "Rajoy da la espalda a los problemas de los ciudadanos; por eso hay que acabar con el bipartidismo y dar la oportunidad a otras opciones", opinó. 


Otras opciones como Podemos de Pablo Iglesias, a quien van a votar Francisco Pato —socialista desencantado— o Ricardo Rosado, yayoflauta de 71 años, que debatían en Sol sobre los males causados por el Gobierno del PP. "Nuestro dinero se lo están llevando entre cuatro elementos que gobiernan sólo para el Gobierno de Alemania: están fallando a su pueblo, cometiendo crímenes de lesa humanidad, dejando que se mueran enfermos de Hepatitis C y subiendo las pensiones sólo un 0,25% cuando los parlamentarios cobran un 3,5% más", se quejó Rosado. "Rajoy ha dicho que va a crear un millón de puestos de trabajo. ¿Pero cómo le vamos a creer si todo se lo ha llevado Bárcenas y aún le defienden?", replicó Pato. 

Guillermo y Laura representaban, por su parte, el desencanto general. Son pareja y, aunque han conseguido mantener sus puestos de trabajo (ingeniero y economista, respectivamente), comparten el desencanto con el bipartidismo. Él es un futuro votante de Podemos. Ella, de UPyD. ¿Sus puntos en común? "Creemos que hace falta regenerar el sistema", explicaron ambos. "Han engañado a la ciudadanía con los recortes", lamentó ella. "Yo odio la connivencia con los grandes empresarios, las puertas giratorias, los viajes en primera de los políticos, el rescate de Bankia, las tarjetas black... la casta, en general", esgrimió él. Por ello, y pese a ello, acuden a las manifestaciones para intentar cambiar las cosas. "Ya no tenemos miedo", concluyeron. 

Más noticias de Política y Sociedad