Público
Público

Sánchez dice que el PSOE no estará ni en un falso bloque constitucional, ni en el de aislar al Gobierno

El secretario general socialista avisa a Podemos de que participar en el referéndum podría servir de coartada para una declaración unilateral de independencia

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, preside en el Senado la reunión del grupo parlamentario socialista, que congrega en la Cámara Alta a diputados, senadores y europarlamentarios de esta formación. EFE/Luca Piergiovanni

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró este martes que su partido trabajará para romper la política de frentes, por lo que no estará ni en el “supuesto” bloque de partidos constitucionalistas que quiere impulsar Ciudadanos, ni tampoco apoyará la propuesta de Unidos Podemos de crear otro bloque para aislar al Gobierno, “porque la dialéctica de bloques es la que nos ha traído a esta situación” dijo.

Sánchez, en su intervención en el Senado ante los grupos socialistas de las dos Cámaras y del Parlamento europeo, argumentó su posición política defendiendo que la actual situación de Catalunya no se puede resolver con “más confrontación, más amenazas y más reproches”.

Por ello, tachó la propuesta de Ciudadanos de apoyar al Gobierno en este conflicto de “oportunista” y de no entender que es “eso” de crear un bloque de “supuestos” partidos constitucionalistas. Sánchez defendió que todos los partidos son constitucionalistas. Además, recordó al partido de Rivera de que cerrar la vía al diálogo es ir en contra del mismo espíritu constitucional.

En cuanto a la oferta de Unidos Podemos, indicó que no comparte la idea de “juntarnos todos” para “asilar al Gobierno” en la actual situación que vive España. Sánchez indicó que no se construye desde el enfrentamiento si no desde el diálogo, “y en el diálogo tenemos que caber todos, incluido los extremos políticos”, indicó.
Tampoco faltaron crítica al Gobierno de España, a quien acusó de delegar sus funciones en los tribunales, y recordó que si los jueces y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están cumpliendo su papel, el Gobierno no lo está haciendo. Por ello, le volvió a pedir que dialogara, negociara y pactara una solución.

El líder de PSOE ecuerda al fiscal general  que “la prudencia es buena para todos”

Además, Sánchez por primera vez desde que la Justicia empezó a intervenir activamente en la situación de Catalunya, dio un aviso a su actuación, al recordarle al fiscal general del Estado que “la prudencia es buena para todos”. No obstante, no concretó si se refería a alguna actuación puntual.

También pidió, una vez más, al president de la Generalitat que reflexione y abandone lo que calificó como “una huida hacia adelante” que, en opinión del líder del PSOE, sólo va a traer “frustración y fractura social”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a su llegada a la reunión del grupo parlamentario socialista que ha congregaedo en la Cámara Alta a diputados, senadores y europarlamentarios de esta formación. EFE/Luca Piergiovanni

Y, por todo ello, abogó por buscar las soluciones al problema en la comisión territorial del Congreso con el espíritu de que en este conflicto, “no tiene que haber ni ganadores ni perdedores, porque tenemos que ganar todos”. Añadió que no es el momento de siglas, ni de buscar votos, “porque nos estamos jugando la convivencia, el entendimiento, la cohesión de España”, y aseguró que el PSOE va a defender un planteamiento de Estado más allá de sus intereses electorales.

Por otra parte, Sánchez diseñó las líneas de su partido para este nuevo periodo parlamentario que las circunscribió a tres ejes: recuperar la España de los derechos, reconstruir el pacto entre generaciones y reconciliar a los pueblos de España.

Anunció en este sentido una batería de medidas legislativas para derogar la denominada “Ley mordaza” y muchos de los puntos de la Reforma Laboral. También anunció iniciativas en materia de igualdad, educación y de mejora del sistema electoral.
Finalmente, anunció que el PSOE va a presentar unos presupuestos alternativos con el objetivo de demostrar que “hay otra forma distinta de reconciliar a los pueblos de España, de luchar contra el paro de larga duración, de acabar con la precariedad laboral, de garantizar pensiones dignas y de apostar por una transición ecológica de nuestra economía”, concluyó.