Público
Público

El sector hegemónico y más radical de la Policía se moviliza contra el Gobierno con el apoyo de las derechas

Las organizaciones JUPOL y JUCIL aprovechan la reforma de los aspectos más restrictivos de la Ley Mordaza para lanzar una nueva campaña contra el Ejecutivo. La manifestación de este sábado contará con el respaldo de PP, Vox y Ciudadanos.

Protesta de JUPOL
Integrantes de JUSAPOL durante una manifestación celebrada en abril pasado frente a la Dirección General de Policía en Madrid. Alberto Ortega / EUROPA PRESS

Los agentes afiliados a las asociaciones policiales más duras –y al mismo tiempo mayoritarias– cambiarán este sábado el uniforme por el megáfono. Lo harán, nuevamente, bajo el paraguas de JUPOL y JUCIL, las organizaciones creadas por JUSAPOL para agitar las plantillas de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE). En esta ocasión, el motivo será la propuesta del Gobierno que busca derogar los aspectos más lesivos de la Ley de Seguridad Ciudadana, popularmente conocida como 'Ley Mordaza'.

La tensión volverá a las calles de la mano de los policías y guardias civiles que rechazan tajantemente cualquier cambio en la ley que aprobó el Gobierno del PP en 2015 y que permitió endurecer la represión de la protesta social, lo que derivó en miles de multas contra manifestantes en todo el país. El Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos –con el apoyo de varios grupos políticos– se propone ahora eliminar varios aspectos esa norma, algo que enerva a las agrupaciones policiales mayoritarias.

En cualquier caso, el grado de malestar no ha sido suficiente para unir a todos los policías movilizados en una misma y única pancarta. Las asociaciones más moderadas de las FSE, entre las que se encuentran principalmente el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) celebraron el pasado miércoles su propia movilización, que en realidad consistió en varios actos descentralizados frente a sedes de las delegaciones de gobierno en distintas ciudades.

El SUP y la AUGC han impulsado junto a cerca de una veintena de asociaciones la plataforma 'No a la España insegura', desde la cual se oponen a las modificaciones de la Ley de Seguridad Ciudadana. "Juntos por un mismo fin: la defensa del conjunto de los policías de España en el ámbito de la seguridad pública", afirmaban en un comunicado remitido días atrás.

Pese a compartir el fondo de la cuestión, JUPOL (policías) y JUCIL (guardias civiles)  decidieron convocar su propia manifestación para este sábado, aunque mostraron también su apoyo a los actos frente a las delegaciones de gobierno que se celebraron el miércoles.

Por su parte, el SUP y la AUGC hicieron público su apoyo a la manifestación del sábado en Madrid. "La gravedad en el ataque a nuestros cometidos diarios y la desprotección que viviremos si e llevan a cabo estas modificaciones normativas son motivo suficiente para dejar a un lado los protagonismos, de unos frente a otros, en la búsqueda de un frente común que proteja realmente nuestro cometido diario y no obedezca a intereses partidistas", afirmó el SUP en un comunicado emitido el pasado viernes 19, tras asistir a una reunión convocada por la plataforma JUSAPOL.

Tensión interna

Nacidas al calor de las reivindicaciones de equiparación salarial con Mossos y Ertzaintza, ambas asociaciones gozan actualmente del apoyo mayoritario de los miembros de ambos cuerpos. Su crecimiento meteórico ha estado acompañado por manifestaciones callejeras poco habituales en el mundo asociativo de los cuerpos policiales. Al mismo tiempo, sus portavoces se hicieron con un duro argumentario contra el Gobierno que les acerca  a las derechas.

Fuentes del ámbito policial señalaron que la tensión que estas organizaciones suelen llevar a las calles también se nota en las comisarías. En el caso de la Policía Nacional, JUPOL mantiene unas relaciones nefastas con otras asociaciones, lo que ha estado marcado además por acusaciones de insultos y amenazas a través de cuentas falsas en las redes sociales.

"Interior no les frenó en su debido tiempo, y ahora tienen cada vez más afiliados. En el Ministerio tendrían que haber hecho a quienes les aconsejaron que había que tomar medidas para frenar ese crecimiento, porque se trata de un problema que existe desde hace varios años", señaló a Público un agente que ha vivido este proceso desde cerca. 

En la interna policial son de sobra conocidos los apoyos de la derecha a estas asociaciones. "JUPOL nace y tiene su origen con el apoyo de Ciudadanos. Posteriormente, con la debacle política de ese partido, su tendencia ha sido una deriva clara hacia Vox", resume otro policía vinculado al mundo asociativo.

El partido ultraderechista ya ha anunciado que estará este sábado en la movilización policial. "La reforma que pretende el Gobierno de la ley de seguridad ciudadana abre la puerta a la barbarie callejera", afirmó el pasado lunes su portavoz, Jorge Buxadé.

Del mismo modo, el partido ultra también envió representantes a las distintas concentraciones que se desarrollaron este miércoles ante distintas delegaciones de gobierno en respuesta a la convocatoria de la plataforma que impulsan el SUP y la AUGC. 

De Colón a Sol

El líder de Vox, Santiago Abascal, estuvo el miércoles en la Delegación de Gobierno de Madrid y este sábado estará en el acto de JUPOL y JUCIL en Sol. Allí coincidirá con el líder del PP, Pablo Casado, así como representantes de la Ejecutiva de Ciudadanos. Se repetirá así la foto de Colón, aunque ahora con policías y guardias civiles de fondo. 

La radicalidad de los convocantes, los mismos que en marzo de 2020 llegaron a romper un cordón policial en el exterior del Congreso, no ha impedido que las máximas figuras políticas de la derecha española muestren su apoyo a esta nueva movilización. No en vano, las formaciones de ese arco ideológico pugnan actualmente por rentabilizar las protestas de los policías contra la reforma de la 'Ley Mordaza'.

  

Más noticias