Público
Público

Sesión de control en el Congreso Sánchez y Casado se acusan mutuamente de instrumentalizar las instituciones, a las mujeres y de mentir

El presidente vuelve a asegurar que derogará la "ley mordaza" si ganas las elecciones y dice que ahora no fue posible

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Pablo Casado, en el último pleno del Congreso antes de la convocatoria de elecciones. EFE/J.P.Gandul

El tono de la última sesión de control de la legislatura entre Pedro Sánchez y Pablo Casado parece hacer presagiar la campaña que se avecinan, ya que ambos no dudaron en acusarse de instrumentalización mútua de las instituciones, de las mujeres y de mentir.

Casado acusó directamente a Sánchez de querer “enfrentar a hombre y mujeres”, y aseguró que su partido no va a tolerar que “caliente el 8-M” contra el Partido Popular.

El líder del PP quiso dejar claro que su partido está en contra “tanto de la violencia de género como de la violencia doméstica”, y aseguró que en su compromiso está luchar contra estas lacras. “Y no vamos a tolerar que hable en nombre de las mujeres”, afirmó.

Sánchez recordó que el líder del PP había llamado a los maltratadores “personas que tratan mas a las mujeres” y también sus recursos ante el TC contra la ley de Igualdad y la ley del aborto.

Ademas, el líder socialista dijo que el proyecto de Casado “está basado en la mentira y en el insulto”, recordando que el líder del PP se ha querido hasta apropiar de la elaboración de la Ley de Violencia de Género, un propuesta que ya puso en pie José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2001 y a la que siempre se opuso José María Aznar.

La "ley Mordaza", para la próxima legislatura

En las otras dos pregunta formuladas al presidente del Gobierno, Sánchez, volvió a prometer que derogará la llamada “ley Mordaza” si vuelve a gobernar, tras reprocharle el portavoz del PNV, Aitor Esteban, que estos y otras medidas se “podían haber hecho antes, y no ahora a toda prisa vía decreto ley”, dijo.

Sánchez, en lo que fue su última sesión de control de la legislatura, se justificó diciendo que el bloqueo en la Mesa del Congreso impuesto por PP y Ciudadanos, junto con otras circunstancias, hicieron imposible dicha derogación, pero adquirió una vez más el compromiso de hacerlo si vuelve a gobernar tras el 28-A, junto con la ley de jurisdicción universal, que también le solicitó el PNV.

No obstante, el presidente ante la pregunta del diputado vasco y otra similar del parlamentario de ERC, Gabriel Rufiían, dijo que hacía una valoración “muy positiva” de sus nueve mese en el Gobierno, e hizo una relación de todos los temas aprobados.

De ello, discrepó Rufián, quien reconoció que Sánchez empezó de forma acertada su mandato, pero que cambió de rumbo al final, por ello preguntó a Sánchez qué PSOE va a ser después de las elecicones, “si el del Tapias y Lastra; o el de Borrell y Lambán”.

Más noticias en Política y Sociedad