Público
Público
Únete a nosotros

Tania Sánchez: "La gente quiere una alternativa única al PP en Madrid"

La excandidata de Izquierda Unida invita a los defraudados del PSOE a participar en la construcción de la candidatura unitaria para las autonómicas que pretende articular en cien días

Publicidad
Media: 3.11
Votos: 9

La excandidata de IU a la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, durante su intervención en un desayuno informativo de Economía Forum. -EFE/Sergio Barrenechea

MADRID.- Aún está todo por hacer, pero Tania Sánchez tiene claro el final del camino que ha emprendido. Quiere sumar experiencias de luchas sociales y proyectos políticos de convergencia para construir una plataforma unitaria de corte ciudadano como única alternativa al gobierno de Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Y para ese proyecto no sobra nadie, sino que, de momento, faltan muchos. Por eso no ha dudado en apelar a los "militantes defraudados del PSOE" a sumarse a esa Convocatoria por Madrid que, junto a otras organizaciones políticas como Equo, ha fijado para este sábado con el objetivo de perfilar los ejes principales y el método de esa candidatura de unidad popular que desde hace meses está en boca de la mayoría de dirigentes que apuestan por la ruptura democrática en el año electoral que se avecina.

Durante el desayuno informativo que Sánchez ha ofrecido en el Hotel Ritz de Madrid, organizado por Economía Forum, la excandidata de Izquierda Unida ha vuelto a insistir en que "la gente pide una alternativa única al PP" para la Comunidad de Madrid, y que esa va a ser su única ocupación en estos cien días que quedan para las elecciones. Su meta es "superar el régimen del 78" y poner el "punto final a un proceso de crisis que no se inició en 2008", ya que para ella, ese momento sólo significó "el estallido de un modelo insostenible que comenzó a finales de los años 90" y que ha tenido como eje vertebrador el "falso liberalismo del PP".

"No es tiempo de reformas pactadas entre partidos, que ya no son la única vía de participación y están siendo superados por sus militantes y votantes", ha asegurado Sánchez, que cree que la oportunidad está en los "movimientos de cambio, sin líneas únicas, diversos y plurales, que apuestan por las transformación del sistema económico, social y político; por abandonar la improvisación, el regate corto y el electoralismo". "Hay que dar protagonismo a quienes han sido ignorado por los partidos, solo preocupados por cuotas de poder", ha insistido.

Para presentar el proyecto que quiere liderar ha esbozado una radiografía del Madrid que el PP ha convertido durante sus más de dos décadas de gobierno en el campo de pruebas de un neoliberalismo que ha tenido como "mantras" colocar las instituciones públicas al servicio de "los amiguetes", sobre todo, empresarios de la construcción. Caja Madrid ha sido el "motor de corrupción y especulación financiera" del PP con "complicidad de actores sociales y políticos" como su expartido y los sindicatos, ha explicado. Pero ese instrumento "puesto al servicio de unas minorías" necesitaba de una "política de gestión del suelo que llegó en 2003 con una larga sucesión de leyes y normativas que no era liberales, sino de intervencionismo de burbuja y saqueo del territorio". Algo que provocó, ha apuntado, el abandono de la industria en favor de la obra pública y la construcción de viviendas. y el endeudamiento de las clases medias. "Creer que una nueva burbuja inmobiliaria devolverá sus casas a los que la han perdido o hará regresas a los jóvenes que se han marchado es una ceguera histórica de responsables políticos crueles, ha aseverado.

"Si yo fuera presidenta..."

El proyecto político, social y económico que propone dista mucho de "reinventar la rueda", de los macroproyectos como el Madrid Olímpico, Eurovegas o los nuevos proyectos que el PP vende para "reflotar la construcción". "Eso demuestra que son incapaces de imaginar un desarrollo que no se base en el ladrillo", ha apuntado.

"Si yo fuera presidenta..." ha dicho Sánchez, acometería el "reto" de hacer de Madrid "el centro del cambio de modelo productivo de todo el país". Y eso se hace, ha añadido, combinando "Crecimiento, cohesión social y sostenibilidad ambiental", y para ello, la educación pública sería uno de los ejes princpiales. "Si to fuera presidenta abandonaría la guerra abierta con los rectores y garantizaría que las universidades fueran la columnas vertebral de un nuevo modelo de desarrollo", fomentando la investigación para "atraer el talento" y ser una fuente de generación de empleo al combinarla con un sector industrial potente.

No ignora la fuente de ingresos de turismo, para el pide "dejar de poner trabas pero sin convertir la región en un parque temático". La sanidad es para ella un "objetivo irrenunciable". "No puede ser un campo de experimentación de los malos gestores de los público ni un sector donde compensar la caída de las obras de las empresas constructoras". "Hacerlo -ha dicho- depende de la voluntad política y del diálogo constante con sus profesionales" para que deje de ser "una oportunidad de negocio".

"No es el proyecto de Tania Sánchez"

Pero estas lineas que ha desarrollado, "no son el proyecto de Tania Sánchez", ha matizado, sino el de "la gente de Madrid que lleva años clamando en sus calles. De mayorías sociales con ganas de ser mayoría política". "Hay urgencia en trazar un plan de rescate ciudadano, que paralice desahucios y haga de Madrid una región más igualitaria. Que ponga en el centro de las políticas presupuestarias las necesidades del bienestar colectivo. En este tiempo de crisis hemos aprendido que la libertad sin igualdad es las libertad de una minoría y la esclavitud de las mayorías", ha zanjado.

Más noticias en Política y Sociedad