Público
Público

Trillo se convertiría en el 'número uno' de los letrados del Consejo de Estado

El exministro de Defensa vería reconocida su antigüedad de estos 28 años en política y adelantaría a los letrados ejercientes si solicita su reingreso, como ha dicho. Podrá compatibilizar el cargo con el ejercicio privado de la abogacía.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 9

El exministro de Defensa Federico Trillo, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.- Antigüedad, trienos y escalafón. Federico Trillo se convertiría en el Letrado Mayor más veterano del Consejo de Estado en caso de solicitar su reingreso cuando cese como embajador en Londres, a pesar del informe de este órgano crítico con su gestión del accidente del Yak-42, ocurrido cuando era ministro de Defensa.

Trillo verá reconocida toda la antigüedad de estos 28 años en los que se ha dedicado a la política si regresa como Letrado del Consejo de Estado, como ha adelantado. Se convertiría así en el primer letrado de este cuerpo de élite del Consejo, creado en el año 1526 para asesorar al Estado en materia legislativa.

Federico Trillo adelantaría de esta manera a todos los juristas que han ejercido su función en este órgano, supremo asesor del Gobierno, y pese a que Trillo no ejerce como Letrado desde el año 1989, año en que dio el salto a la política para ser elegido diputado por Alicante, tras aprobar la oposición en 1979.

El fallecido presidente del Consejo de Estado, Francisco Rubio Llorente, frenó el intento del exministro Michavila de regresar a este cuerpo de élite, por el agravio comparativo que hubiera supuesto

La situación de servicios especiales -en la que está desde 1989- le ha permitido dedicarse a la política al tiempo que ha acumulado trienios y ha avanzado en el escalafón sin haberse ganado los galones con los informes que el Consejo de Estado emite para el Gobierno. La situación de servicios especiales se reconoce cuando un funcionario lo solicita porque es nombrado alto cargo en la Administración del Estado, incluido ser senador, diputado o ministro, como es el caso de Trillo, quien lleva 28 años de servicio al Estado como político.

Rubio Llorente frenó el desembarco de Michavila

Si el exministro de Defensa pide el reingreso, se reconocería automáticamente en su salario estos 28 años como si hubiera estado empleado de Letrado en el Consejo de Estado, a los que hay que sumar los 10 de ejercicio efectivo de este trabajo.

El exministro de Justicia José María Michavila, cuando era ministro del Gobierno Aznar.

Trillo podría ejercer de abogado a la vez que de Letrado, compatibilidad  que supondría una reducción de sueldo, aunque no de funciones

El fallecido presidente del Consejo de Estado, Francisco Rubio Llorente, frenó el intento del exministro José María Michavila de regresar a este cuerpo de élite, precisamente por el agravio comparativo que hubiera supuesto respecto al resto de los letrados al verse reconocida su antigüedad como político, según fuentes jurídicas.

No ha sido el caso de Trillo, quien ha anunciado su intención de regresar al Consejo de Estado después de ver frustrada su maniobra para reemplazar a su actual presidente, José Manuel Romay Beccaría.

Los Letrados de Consejo de Estado pueden solicitar la compatibilidad de su función con el ejercicio activo de la abogacía o la enseñanza. Es más, la mayoría trabaja desde fuera y no acude todos los días a la sede de este órgano. Esta compatibilidad supone una reducción de sueldo, aunque no de funciones.

Podría ejercer de abogado a la vez

Esta doble función no es nueva para Trillo, quien ejerció como abogado del Partido Popular al tiempo que votaba como diputado de las Cortes. Incluso facturó a su partido sus trabajos de muñidor en las sombras: desde los intentos de despeñar la investigación judicial de la trama corrupta de Gürtel a los nombramientos de altos cargos de la Justicia.

Hay 24 letrados en activo en el Consejo de Estado, y otros tantos en situación de servicios especiales o excedencia. Así se colige de la Memoria de 2013, porque el Consejo no ha difundido otra memoria anual posterior.

Un presidente del Consejo de Estado comentó a un funcionario que tenían que conseguir que los Letrados trabajaran por las tardes; recibió esta respuesta: "Presidente, antes tendremos que conseguir que vengan por las mañanas"

Los Letrados Mayores son la élite de esta élite. El escalafón de los Letrados Mayores lo encabeza Jorge Rodríguez-Zapata Pérez -en situación de servicios especiales como magistrado del Supremo-, y después iría Federico Trillo-Figueroa, según se desprende de dicha Memoria.

A ambos les sucede José Antonio García-Trevijano -con despacho abierto a su nombre-, Jaime Aguilar Fernández-Hontoria -con cargo en la Bolsa de Madrid y en la CNMV- o José María Pérez Tremps. Después se sitúa Leopoldo Calvo-Sotelo Ibáñez-Martín, quien ya no ejerce de Letrado porque fue elegido juez del Tribunal General de la Unión Europea el pasado abril a propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy.

La lista de los Letrados que aprobaron esta dura oposición y trabajan para los consejeros -como María Teresa Fernández de la Vega, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón o Alberto Aza, ex jefe de la casa real- está plagada de nombres de familias conocidas, incluida María José Trillo-Figueroa, hija del exministro de Defensa.

Dispone de un mes para solicitar el reingreso

Son escasas las plazas que se sacan a concurso cada año. Los Letrados elaboran informes sobre las leyes en curso del Ejecutivo o sobre las grandes reformas en materia jurídica, pero sus informes no pueden ser alterados en lo sustancial por los consejeros en caso de discrepancia.

Un presidente del Consejo de Estado comentó a un funcionario que tenían que conseguir que los Letrados del Consejo de Estado trabajaran por las tardes en la institución y recibió esta respuesta: "Presidente, antes tendremos que conseguir que vengan por las mañanas".

Trillo dispone de un mes de plazo para solicitar su reingreso a este cuerpo de élite, tras la publicación de su cese por el Boletín Oficial del Estado. En caso que no lo solicite pasaría a la situación de excedencia voluntaria.

Más noticias en Política y Sociedad