Público
Público

Querella argentina UGT y CCOO se desmarcan del apoyo de sus exsecretarios generales a Martín Villa

Ambos sindicatos ha explicado que creen que la justicia tiene que ser universal y "restaurativa".

Rodolfo Martín Villa, en una imagen de 2017. EFE/Santi Donaire
Rodolfo Martín Villa. EFE/Santi Donaire / Archivo

público

Los sindicatos UGT y CCOO han comunicado que no comparten la posición defendida en las cartas enviadas por varios dirigentes españoles en relación con la causa abierta contra Rodolfo Martín Villa, exministro de Relaciones Sindicales, primero, y de Interior, después, de gobiernos franquistas y también en los primeros años de la transición.

Varios líderes políticos, como los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, y líderes sindicales entre los que figuran los exsecretarios de UGT, Cándido Méndez y Nicolás Redondo y los exsecretarios de CCOO, Antonio Gutiérrez y José María Fidalgo, remitieron a la jueza María Servini, cartas de apoyo al exministro Martín Villa.

UGT ha explicado que no comparte estas cartas porque creen que la justicia tiene que ser universal y ecuánime, y porque Martín Villa va a tener la oportunidad de defenderse, recordando que esa oportunidad no la "tuvieron muchos sindicalistas de UGT, que incluso perdieron la vida durante la dictadura".

"Agradecidos a la Justicia argentina"

El sindicato ha agradecido a la Justicia argentina por llevar a cabo procesos para esclarecer crímenes cometidos durante el franquismo, "los demócratas españoles deben estar agradecidos a la Justicia argentina, para vergüenza de la Justicia española, que en algunos casos ha permitido que los familiares de víctimas de la represión franquista hayan podido localizar y recuperar sus restos". 

Y ha comunicado que enviará a la jueza su posición, a fin de que se sepa que las cartas en las que figuran los exsecretarios de UGT "corresponden a expresiones absolutamente personales por quien las ha realizado".

Por su parte, CCOO asegura que "se siente ajena a esas cartas, que han tramitado como iniciativas personales que el sindicato no conocía, y cuyo contenido no se siente concernido a valorar". El sindicato añade que "siempre ha defendido la necesidad de la Justicia restaurativa, lo que implica no prejuzgar a nadie, pero sí regirse por los principios de verdad, justicia y reparación".

"Compartimos los criterios de la Justicia universal y no tenemos nada que alegar ante la causa abierta a Martín Villa por la justicia argentina", insisten desde CCOO, que recuerdan que "represión ejercida" durante el franquismo "recayó en gran parte en militantes de nuestro sindicato, lo que no impidió que nuestra organización formara parte de algunos de los consensos claves para cerrar la negra noche del franquismo e iniciar un periodo social y políticamente distinto. Pero una cosa es no hacer revisionismo histórico y otra cosa es renunciar al conocimiento de la verdad sobre cualquier acción punible contra personas y derechos humanos que se produjeran en aquellos tiempos".

La jueza argentina María Servini de Cubría, que investiga supuestos crímenes de la dictadura franquista española, citó al exministro a declarar este jueves por vía telemática desde la Embajada de Argentina acusado por crímenes de lesa humanidad durante el franquismo.

La CEAQUA expresó su "deseo de que finalmente el acto procesal pueda celebrarse después de múltiples intentos para que dicha declaración se produjera" y recuerda que a Martín Villa se le atribuyen supuestos delitos de "homicidio agravado en un contexto de crímenes contra la humanidad".

Martín Villa está imputado por 12 homicidios agravados lo que puede acarrear pena perpetua. Entre otros delitos, se le adjudica su posible responsabilidad en la matanza en Vitoria el 3 de marzo de 1976 en la que fueron asesinados cinco trabajadores a manos de la Policía Armada y el asesinato de Germán Rodríguez durante los Sanfermines de 1978, cuando las Fuerzas de Seguridad dispararon sobre una multitud e hirieron a más de 300 personas. Este último caso, representado por Barindali y su equipo, fue incorporado en 2019 al expediente.

Más noticias de Política y Sociedad