Público
Público

Unidas Podemos Pablo Iglesias: "No queremos vivir en un país con presos políticos"

El candidato de Unidas Podemos reitera su apuesta por buscar una salida dialogada al conflicto político catalán e insiste en que no este no se resolverá "por la fuerza ni con jueces". Alrededor de 2.000 personas asisten al primer gran acto de En Comú Podem para las elecciones del 28 de abril, en el que además de Iglesias han participado Jaume Asens y Ada Colau. Los tres lanzan mensajes críticos hacia el PSOE y advierten de un posible pacto del partido de Sánchez con Ciudadanos.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 16

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, y el número uno de los comunes por Barcelona para el 28A, Jaume Asens (i), durante su intervención en el acto político que, bajo el título "Ganemos para avanzar", se celebra este sábado en L'Hospitalet de Llobregat. EFE/Alejandro García

Las elecciones generales del 28 de abril tienen que servir para dar respuesta a dos de las grandes crisis que vive el Estado: el reconocimiento de su plurinacionalidad y la justicia social. Así lo ha manifestado el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en un mitín en l'Hospitalet de Llobregat acompañado del cabeza de lista de En Comú Podem, Jaume Asens, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Con las encuestas, de momento, en contra, los tres han lanzado mensajes críticos hacia el PSOE y se han dirigido hacia el electorado progresista, con la intención de sumar el máximo número de votos y romper los pronósticos de los sondeos.

Alrededor de 2.000 personas han llenado el recinto municipal de La Farga para asistir al acto Guanyem per Avançar (Ganemos para avanzar), en el que Iglesias ha proclamado que "nos han caído palos por decir la verdad. Siempre hemos dicho que no queremos vivir en un país con presos políticos porque es un escándalo. Mienten y manipulan los que dicen que lo pasó el 1-O es como el golpe de estado del 23-F, el 1-O fue un ejercicio de desobediencia". Iglesias ha añadido que "también nos han caído palos por decir que no queremos que Catalunya se vaya de España porque no queremos que las banderas tapen que necesitamos mejoras sociales". El líder de Podemos ha insistido en su apuesta por buscar una salida política al conflicto territorial: "El conflicto con Catalunya no se resolverá por la fuerza ni con jueces, sino dialogando, dialogando y dialogando".

Con el traje de campaña ya a punto, Iglesias se ha dirigido a los potenciales votantes socialistas para advertirles de un posible pacto del partido de Pedro Sánchez con Ciudadanos: "Mucha gente que votó al PSC ahora nos votará a nosotros porque decimos lo mismo aquí [en Catalunya] que en Madrid, aunque nos caigan palos y porque mucha gente que ha votado al PSC sabe que la única manera de garantizar un gobierno de izquierdas es que Unidas Podemos forme parte del gobierno".

Tanto Asens como Colau han insistido en las críticas hacia el PSOE. El candidato de En Comú Podem, ha afirmado que Sánchez es un "camaleón político", porque "se tiñe de naranja y entrega el país a los bancos con el artículo 135 [de la Constitución] o lo entrega a Rajoy haciéndolo presidente de Catalunya con el apoyo del artículo 155. Pero si pacta con nosotros se disfraza de lila y habla de plurinacionalidad, de feminismo, de políticas sociales, pero no son de fiar, si pueden escoger, elegirán a Ciudadanos".

La alcaldesa de Barcelona, por su parte, ha asegurado que "Pedro Sánchez nos ha fallado. Le pedimos que regulara el precio de la vivienda y aceptó. Pero a la hora de la verdad, no ha hecho nada". Colau ha contrapuesto esta inacción con una de las medidas de mayor impacto del Ayuntamiento de Barcelona en esta legislatura: la obligatoriedad a los promotores de reservar el 30% de las viviendas a protección social. "El único gobierno progresista es uno que lidere Podemos, porque el PSOE quiere pactar con Ciudadanos, un partido que dice que no es de izquierdas ni de derechas pero que se manifiesta con la ultraderecha en Colón", ha añadido Colau.

Sobre la justicia social, Iglesias ha manifestado que la única manera de alcanzarla es poniendo "límites a las minorías de poderosos", y ha puesto como ejemplo a Ada Colau, como una referencia por haber conseguido una empresa pública de energía.

"Máquina de mentir"

La denuncia del escándalo de las cloacas de Interior también ha copado parte del mitín. Iglesias ha advertido de que "las cloacas eran una máquina de mentir" y ha añadido que aún queda mucho por explicar y por limpiar. Según ha afirmado, el poder político no funciona sin la mentira, y Podemos ha levantado ampollas diciendo la verdad. El dirigente de la formación de izquierdas se ha preguntado por qué el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que ya se han limpiado las cloacas del Estado. "¿Por qué entonces ha dimitido su número dos en la Moncloa si todo estaba limpio?", ha dicho, en referencia al director general de Información Nacional de Moncloa, Alberto Pozas. También ha asegurado que la verdad es vitamina democrática y ha sostenido que ellos dicen "pura y llanamente la puñetera verdad".

"Ojalá se haga justicia y que los que dedicaron horas a mentir, dediquen la mismas horas a reconocer que se equivocaron", ha exclamado Iglesias, que ha apuntado que gobernar es poner las cosas difícil a los poderosos y ha criticado el silencio de unos y la falta de rectificación de otros, en referencia velada a PSOE y PP. En clave catalana, Jaume Asens ha dirigido algún mensaje hacia ERC, de quien ha cuestionado su “credibilidad” por sus cambios discursivos y porque votan contra los “presupuestos más sociales de Barcelona y de España mientras le dan un cheque en blanco al partido de los recortes”. Al fin y al cabo, una parte del electorado catalán duda entre votar a ERC o En Comú Podem el 28-A.

Más noticias en Política y Sociedad