Público
Público

Urdangarín recurre las condiciones del juez Castro para vender el palacete de Pedralbes

Los duques tienen que comprometerse a ingresar en el juzgado el embargo de 2,3 millones fijado por el juez por no haber hecho frente a la fianza civil. Pero él quiere utilizar 253.000 euros para pagar el IRPF de 2009.

El palacete de Pedralbes

E. P.

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha interpuesto un recurso de reforma contra el auto con el que se opone a las condiciones en las que el juez instructor del caso Nóos, José Castro, autorizó la venta de la vivienda que la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, poseen en el barrio barcelonés de Pedralbes.

Así lo hace constar el magistrado en la providencia que ha dictado este martes, con la que da traslado de la impugnación de Urdangarin a la Fiscalía Anticorrupción y al resto de partes para que se pronuncien al respecto.

En concreto, Urdangarín solicita a Castro que le autorice a abonar a Hacienda 253.705 euros -derivados del impago del IRPF de 2009- con los fondos que obtendría con la venta del palacete.

Del mismo modo, Castro ha elevado a la Audiencia Provincial de Baleares el recurso del exsocio de Urdangarin, Diego Torres, contra la decisión de limitar a 98.360 euros el dinero que ya le ha sido concedido de los fondos que le fueron intervenidos en una cuenta de Luxemburgo. El juez rechazó así que le fuese remitido más dinero del que ya le ha sido entregado.

Respecto a la venta del palacete del palacete de Pedralbes, cuyo precio está estipulado en 6,95 millones de euros, el juez señala entre otros términos que, con carácter previo a la venta, tanto Urdangarin como la infanta Cristina deben comprometerse a ingresar en la cuenta del Juzgado un total de 2,3 millones de euros resultante de cancelar el embargo que pesa sobre la mitad del palacete, correspondiente a Urdangarin.

Esa mitad le fue embargada tras no haber hecho éste frente a la fianza civil de 6,1 millones de euros que le fue impuesta de forma conjunta con Torres.

Castro respondió así a la petición formulada por los duques de Palma para poder materializar la operación inmobiliaria, si bien recalca que se debe tener en cuenta el destino que se pretende dar al efectivo obtenido de la misma, de tal manera que "en el orden de preferencias se conserve el lugar que en la actualidad corresponde a este Juzgado".

La defensa de Urdangarín considera que la resolución de Castro sobre la venta del palacete "no se ajusta a derecho". El duque quiere autorización para utilizar parte de la venta de Pedralbes a pagar a Hacienda 253.705 euros que debe por el impago del IRPF de 2009. Además, en su recurso asevera que, en el caso de que el magistrado le permitiera saldar su deuda con Hacienda, podría igualmente depositar en el Juzgado la suma "nada despreciable de más de 2,1 millones de euros".​

Más noticias de Política y Sociedad