Público
Público

Yolanda Díaz refuerza el diálogo con el bloque de investidura de cara a la negociación de los Presupuestos

El objetivo de la vicepresidenta segunda es que los socios del Gobierno apoyen la puesta en marcha de la denominada agenda social que Unidas Podemos quiere impulsar en el marco de las conversaciones presupuestarias con los socialistas.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, en la reunión de este miércoles. EH Bildu
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, en la reunión de este miércoles. MINISTERIO DE TRABAJO

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha mantenido a lo largo de este martes y miércoles varios encuentros con diferentes portavoces parlamentarios de cara al próximo periodo de sesiones, que dará comienzo en septiembre y estará marcado por las negociaciones sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Después de que el Gobierno diera este martes el visto bueno al techo de gasto para el próximo añoestableciéndose en 196.142 millones (un nueva cifra "histórica") y ante el inicio de las conversaciones formales entre los partidos que sostienen el Ejecutivo de coalición, PSOE y Unidas Podemos, sobre los Presupuestos, Díaz ha dado continuidad a la senda del diálogo con los grupos, especialmente con las fuerzas que dan soporte al Gobierno en el Parlamento, para perfilar las alianzas de cara a los próximos retos de la legislatura, esto es, las cuentas de 2022.

Asimismo, durante las reuniones mantenidas con el diputado de Compromís, Joan Baldoví, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, su homólogo en el PDeCAT, Ferrán Bel, y la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, estos actores han abordado los distintos proyectos que saldrán del propio Ministerio de Díaz, como la reforma laboral o la subida del Salario Mínimo Interprofesional. En el encuentro con PDeCAT, además, Díaz y Bel han analizado la "realidad catalana". "Las diferencias pueden enriquecer y ayudar a encontrar soluciones", ha señalado la vicepresidenta en un tuit.

Los socios del Gobierno han evidenciado en multitud de ocasiones la "falta de diálogo" y la "improvisación" del Ejecutivo a la hora de llevar sus iniciativas al Congreso. Esta crítica ha puesto en apuros la convalidación de algunos decretos, como el de los interinos, que se salvó la semana pasada por la mínima y tras unas negociaciones a contrarreloj. Por ende, los portavoces de los diferentes grupos del arco parlamentario han reclamado a Sánchez siempre que han tenido ocasión más diálogo con ellos a sabiendas de que el Gobierno no tiene mayoría absoluta en el Parlamento. 

De esta manera, Díaz, que prevé reunirse con los representantes del resto de grupos una vez pasado el mes de agosto, ha compartido la necesidad de "aunar esfuerzos y fortalecer los espacios de diálogo" como herramienta para impulsar las políticas progresistas que el Ejecutivo tiene previsto acometer.

Apuntalar el bloque de la investidura para impulsar la agenda social

Por otra parte, las reuniones de la vicepresidenta segunda con los grupos son algo habitual en el seno del Gobierno de coalición. En la etapa de Pablo Iglesias como líder de Unidas Podemos, el exvicepresidente negoció los Presupuestos Generales del Estado con el denominado bloque de la investidura a la vez que la otra parte del Ejecutivo, la socialista, buscaba sus propios apoyos.

El contexto, sin embargo, es distinto esta vez. El objetivo de Iglesias era el de visibilizar que el denominado bloque de la investidura era el único camino posible para sostener las cuentas y la legislatura en un momento en el que el PSOE centraba sus esfuerzos en aprobar los PGE de 2021 con Ciudadanos.
Con los de Arrimadas fuera de la ecuación, el objetivo de Díaz es que los socios del Gobierno apoyen la puesta en marcha de la denominada agenda social que Unidas Podemos quiere impulsar en el marco de las negociaciones presupuestarias con los socialistas.

La propia vicepresidenta de Trabajo ya le trasladó a su grupo parlamentario que en las conversaciones con el PSOE acerca de los PGE iba a poner sobre la mesa medidas como la regulación de los precios del alquiler, la reforma fiscal o la lucha contra el oligopolio del mercado eléctrico. En Unidas Podemos son conscientes de que están en minoría en el Gobierno de coalición, pero también de que la mayoría progresista del bloque de la investidura representa una pulsión que mueve al PSOE hacia las posiciones más cercanas a la izquierda y al impulso de la agenda social.

"Estos Presupuestos tienen que ser de toda la sociedad española y tener la impronta de época. Son los Presupuestos de sentido común que tienen que favorecer a las mayorías sociales, a todo el mundo. Estos presupuestos han de servir para desplegar con fuerza la agenda social del Gobierno", advirtió Díaz el pasado lunes.

Es probable que este jueves arranquen las negociaciones presupuestarias en el seno del Gobierno, unas negociaciones que estarán lideradas por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en representación del PSOE; y por Nacho Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales, en representación de Unidas Podemos. Aunque el proceso negociador arranque formalmente esta semana, los dos partidos que conforman el Gobierno llevan bastante tiempo hablando de las cuentas de 2021.

Más noticias