Público
Público

Los indultos consolidan el bloque de la investidura y dificultan al PSOE la 'geometría variable' parlamentaria

Si bien, el éxito del refuerzo de esta vía estará ligado al grado de cumplimiento de la agenda progresista que el Gobierno tiene previsto acometer en este segundo tramo de legislatura.

23/06/2021.- El portavoz de ERC, Gabriel Rufián (i), pasa ante el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso tras la aprobación de los indult
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa por delante del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles. Emilio Naranjo / EFE

La decisión del Gobierno de conceder los indultos a los nueves dirigentes catalanes condenados por el procés, que han salido este miércoles de prisión, abren un nuevo camino para afrontar el conflicto político entre Catalunya y el Estado. En términos parlamentarios, además, la decisión del Ejecutivo dificulta la fórmula de la geometría variable (llegar a acuerdos con formaciones de izquierda y de derecha en virtud del carácter de la iniciativa) defendida por el PSOE y, por otro lado, fortalece la alternativa que mejor conjuga con la aritmética parlamentaria: el bloque progresista surgido de la investidura.

En la sesión de control al Gobierno de este miércoles, la primera con la medida de gracia publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha reconocido al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, su "valentía" por tomar esa decisión "ante la jauría", esto es, ante la confrontación de la derecha contra esta medida.

Aunque la excarcelación de los presos no solucionará de facto el conflicto político catalán, una cuenta pendiente a la que le queda mucho recorrido, los de ERC han visto reconocida, en parte (todavía hay alrededor de 3.000 personas encausadas por el procés que se quedan fuera del alcance de los indultos), una de sus principales reivindicaciones que le llevaron a abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez y a votar a favor de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, además de otras medidas y decretos.

En esta línea, el resto de fuerzas que dan soporte al Gobierno de coalición en el Congreso han avalado en innumerables ocasiones la medida de los indultos como antesala del diálogo. De hecho, tras los reiterados ataques de PP, Vox y Cs, los socios del Gobierno han puesto en valor esta decisión, lo que le permite reforzar los apoyos parlamentarios necesarios para alcanzar mayorías de cara a la segunda parte de la legislatura, que estará marcada por la salida de la crisis sanitaria, social y económica ocasionada por la pandemia.

Si bien, el éxito de la consolidación de la vía del bloque de investidura estará ligado al grado de cumplimiento de la agenda progresista que el Gobierno tiene previsto acometer en este segundo tramo de legislatura. A tenor de las reivindicaciones de los grupos, la regulación de los alquileres, la reforma laboral, la derogación de la ley mordaza o la reforma de las pensiones son algunas de las tareas pendientes de Pedro Sánchez. 

El Gobierno cierra la puerta a la geometría variable

Por otra parte, la concesión de la medida de gracia a los líderes independentistas viene a cerrar la puerta a la aplicación de la geometría variable, una fórmula que el PSOE ha sopesado en varios momentos de esta legislatura para llegar a acuerdos puntuales con Cs (9 diputados), pero que cuenta con el rechazo de su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y que es incompatible con el apoyo de ERC (13) y EH Bildu (5) . 

Estos grupos han estado vigilantes ante cada movimiento que ha acercado a PSOE y Cs, como el apoyo del partido de Inés Arrimadas a la sexta prórroga del estado de alarma en 2020 o la negociación con Cs para la aprobación de las cuentas de este año. En este sentido, las fuerzas independentistas han advertido al Gobierno de que sin sus votos, la vía defendida por el espacio confederal desde el primer momento, la continuidad de Sánchez en Moncloa tendría poco recorrido por la dificultad de obtener mayorías. Si bien, cabe recordar que esta opción comenzó a perder peso hace unos meses, con la caída de Cs tras las elecciones en Catalunya y la desaparición del partido en la Asamblea de Madrid.

Más noticias