Público
Público

Montserrat El abad de Montserrat anuncia nuevos mecanismos contra el abuso de menores y vuelve a pedir perdón a las víctimas

Josep Maria Soler reconoce que el informe hecho público el viernes que constata que el monje el monje Andreu Soler actuó durante años como un "depredador sexual" pone de manifiesto que "habían fallado los mecanismos de prevención".

Imagen de archivo del abad de Montserrat, Josep Maria Soler, durante una homilia. /EFE

EFE

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, ha dicho este domingo que su monasterio creará en breve nuevos mecanismos de protección a menores tras conocerse que el monje Andreu Soler, ya fallecido, actuó durante años como un "depredador" sexual y un "pederasta".

Soler ha adelantado esas medidas este mediodía en la homilía que ha pronunciado en la misa mayor de la basílica y durante la que ha vuelto a pedir perdón a las víctimas de los abusos sexuales cometidos por el monje.

El abad ha citado el informe hecho público el pasado viernes por la comisión independiente creada por el monasterio para investigar los abusos a menores cometidos por Andreu Soler, responsable de la agrupación escolta de Montserrat, y en el que se desvela, además, dos nuevos casos de pederastia desconocidos por parte del que fue responsable de la Escolanía, V.T.M., cometidos en 1968.

Soler, quien también ha anunciado en una entrevista a TV3 que no piensa dimitir por estos casos, ha manifestado la voluntad del monasterio de seguir luchando contra la lacra de la pederastia en la sociedad actual.

El abad ha afirmado que, tras conocerse esos casos, en breve se "mejorarán y aumentarán los mecanismos de protección de menores existentes en Montserrat", aunque no ha precisado cómo.

Soler ha indicado que "Montserrat tiene también sus debilidades y sus pecados", y que el viernes, con el informe hecho público por la citada comisión, se cumplió el compromiso adquirido a primeros de año de investigar las denuncias de abusos "con voluntad de transparencia".

"Hacemos nuestros los resultados de esta investigación y, por ello, quiero expresar, en nombre de mis hermanos de comunidad, nuestra consternación al conocer el mal que se hizo a las víctimas de los abusos así como ver cómo habían fallado los mecanismos de prevención y control", ha dicho el abad.

Petición de perdón a las víctimas y sus familias

Soler ha agregado que repite, "con más intensidad todavía que el 3 de febrero pasado, la petición de perdón a las víctimas, a sus familias y a todos los que, de una manera u otra, han sufrido dolorosamente las consecuencias de estos abusos".

El máximo responsable del monasterio ha vuelto a poner su comunidad "a disposición de las víctimas para acompañarles, si lo desean, en su dolor y en su recuperación emocional".

"Una vez más -ha continuado- condenamos de una manera absoluta cualquier tipo de abuso a menores, y reafirmamos nuestro compromiso de lucha con firmeza contra una problemática tan grave que afecta a toda nuestra sociedad".

Soler ha recordado que en esta jornada se celebra el nacimiento de la Virgen, a la que está consagrada el monasterio. "Hoy -ha afirmado-, de una manera especial, agradecemos con alegría la solicitud de la Madre de Dios hacia todos los que, a lo largo de los siglos, nos hemos reunido en Montserrat y le pedimos que nos ayude para ser más fieles a Jesucristo, su Hijo".

Más noticias de Política y Sociedad