Público
Público

Violencia de género Absuelta la directora de Igualdad de Mallorca de un delito de injurias tras denunciar "apología del machismo"

Nina Parrón había sido denunciada por el presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares por injurias y calumnia después de que ésta pidiera a la Fiscalía que lo investigara por "apología del machismo". 

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

Nina Parrón, directora de Igualdad del Consell de Mallorca / Europa Press

Nina Parrón, la directora insular de Igualdad del Consell de Mallorca, ha sido absuelta de un delito de injurias y de calumnias por los que fue acusada en 2018 por el presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares, Jorge Skivinsky.

Los hechos se remontan a principios de julio de 2016, cuando Skaivinsky en representación de su asociación, publicó una carta al director en la prensa balear que, bajo el título "no fue agresión machista", afirmaba que la actuación realizada por Carlos Peña en junio de ese mismo no era una "acción machista", sino un "crimen pasional". Skivinski hacía alusión los hechos producidos en junio de ese mismo año, cuando Carlos Peña Carlos compró un bidón de gasolina, se dirigió a la finca en el municipio de Alcúdia en donde vivía con su pareja Xué Sandra Saura, la roció con el combustible y le prendió fuego en presencia de su hijo de dos años.

Xué consiguió apagar las llamas con una manta, coger su hijo y huir de la finca en coche hasta la casa de sus padres, desde donde fue trasladada a un hospital de Mallorca. Tenía quemaduras en el 80% de su cuerpo. Debido a su grave estado, se decidió su traslado al hospital Van de Hebrón de Barcelona, donde falleció dos meses después.

En la carta Skavinsky condenaba el crimen pero afirmaba que estaba "lejos de ser machista" y añadía: "Hemos perdido el norte. El feminismo radical y misándrico ha inundado a la sociedad de su ideología sectaria que ve machismo hasta en la sopa".

Debido al revuelo social y en ejercicio de su función, Parrón remitió una carta a la Fiscalía poniendo el escrito de Skivinski en su conocimiento por si fueran constitutivos de delito. A las puertas de la Fiscalía Parrón afirmó ante los medios de comunicación que que la carta podría ser constitutiva de "apología de la violencia de género", y que podía "ser delito. Y que si no lo era, debería serlo".

La Fiscalía desestimó el escrito, peor Skivinski denunció a Parrón por un delito de injurias y calumnias con publicidad que el juzgado de instrucción número 8 de Palma admitió a trámite. Skivinski exigía, además, que se le impusiera una sanción que podía ir entre los 8.400 y los 14.000 euros y el pago de 40.000 euros en concepto de indemnización.

El juzgado de lo Penal número 7 de Mallorca, en una sentencia fechada el 12 de junio de 2019, absuelve ahora a Parrón de los delitos que se le imputan. En la sentencia el juez afirma que la reacción de Parrón fue "desproporcionada, pudo haber criticado al Sr. Skibinsky y desde su posición hasta estaba obligada a hacerlo, pero respondiendo con alguna mesura y más teniendo en cuenta que Skibinsky no justificaba el hecho, sino que lo calificaba de brutal, limitándose a una crítica terminológica, aunque con un trasfondo que trascendía a lo que él consideraba radicales posturas feministas".

En el escrito el juez se centra en una disertación sobre la libertad de expresión. Falla que de haber delito es de injurias leves y que no cabe la condena penal. 

En la sentencia, que no es firme, se hace expresa reserva de acciones civiles, con base a la Ley de Protección Civil del derecho al honor, en favor de Jorge Eduardo Skibinsky. El magistrado también levanta todas las medidas cautelares adoptadas.

Amplio apoyo popular

La imputación de Nina Parrón levantó una ola de apoyo hacia las directora insular de Igualdad por parte de políticos y asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres. En abril del año pasado una carta de apoyo recogió más de 1.500 firmas.

En un escrito de apoyo a Nina Parrón, la junta directiva del Fórum de Políticas Feministas llama llamó la atención "sobre la criminalización de las instituciones de igualdad, en este caso inculpando a la directora de Igualdad del Consejo Insular de Mallorca, quien al acudir a la Fiscalía cumplía el deber que le impone el art. 544 ter.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal".

Más noticias en Política y Sociedad