Público
Público

Activistas de Fridays For Future demandan al Gobierno alemán por no luchar lo suficiente contra la crisis climática

Piden una reforma de la Ley de Protección del Clima más ambiciosa. Hace un mes, Países Bajos fue condenado por el Supremo a luchar contra la crisis climática porque la salud de los ciudadanos es responsabilidad del Gobierno.

Activistas alemanes de Fridays For Future protestan frente a una planta de Siemens AG en Berlin. / EFE - HAYOUNG JEON

público / europa press

La joven activista de Fridays For Future Alemania Luisa Neubauer, de 23 años de edad, ha encabezado una acción junto a otros ocho jóvenes con el apoyo de varias ONG ambientales por la que han demandado al Gobierno de Angela Merkel ante el Tribunal Constitucional Federal porque consideran que la ley de cambio climático alemana es demasiado débil y que el Gobierno no actúa con la intensidad necesaria contra el cambio climático.

El objetivo de la líder del movimiento alemán de Fridays For Future, según informa la prensa alemana, es exigir al Gobierno de Merkel una reforma de la Ley de Protección del Clima más ambiciosa; que se analice el estado actual de la acción climática presentada por la asociación de conservación de la naturaleza BUND a fines de 2018.

La propia Neubauer anunció este lunes en la red social Twitter, que este martes junto con algunos otros jóvenes presentaría una queja climática ante el Tribunal Tribunal Constitucional Federal. 

Este martes la joven ha manifestado en una rueda de prensa que el Gobierno Federal no está a la altura de su responsabilidad y que ya no se trata solo de las generaciones futuras, sino de las vidas de los habitantes de las generaciones actuales.

Los activistas aseguran que la ley de cambio climático en el país es demasiado débil

La demanda, presentada por un total de nueve jóvenes, cuenta con el apoyo de las organizaciones Greenpeace y Germanwatch. Por parte de Greenpeace Alemania informan que su apoyo a la demanda de los jóvenes se debe a que un tribunal administrativo solo puede verificar si el Gobierno está implantando correctamente las leyes, pero el Tribunal Constitucional Federal es "responsable" de un "examen sustantivo" de las leyes alemanas.

De este modo, apoya que los jóvenes demandantes recurran al citado tribunal para que verifique si la ley de protección climática es o no constitucional. A juicio de la ONG, una ley que no alcance sus posibilidades de protección climática, puede afectar a los derechos fundamentales recogidos por la Constitución alemana a la vida y la integridad física (artículos 1 y 2), así como al derecho a la propiedad (artículo 14) y a elegir la profesión y el trabajo (artículo 12), ya que podrían estar "en peligro por la crisis climática".

El ejemplo de Países Bajos

El paso mes de diciembre, el Tribunal Supremo de Países Bajos dictó una sentencia histórica para luchar contra los efectos de la crisis climática. En el fallo, que no se puede recurrir, la Justicia estableció que "la responsabilidad a la hora de tomar medidas" contra la crisis climática es del Gobierno.

Esta sentencia pionera del Supremo daba un tirón de orejas a Países Bajos, que recurrió hasta en tres ocasiones tras ser demandado por la ONG Urgenda. El presidente del Supremo, Kees Streefkerk, aseguró que la crisis climática "puede afectar seriamente al derecho a la vida y al bienestar de los habitantes".

Madrid Central y Almeida

En España, la Justicia ha parado los pies hasta en tres ocasiones al alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida por intentar desmantelar Madrid Central. Sin embargo, los empeños del PP no cesan y la última medida ha sido recortar 100 metros el área a finales del pasado mes de diciembre. El 8 de enero, Almeida activó el protocolo anticontaminación que puso en marcha Manuela Carmena pese a criticarlo. 

Más noticias de Política y Sociedad