Público
Público

Los aeropuertos temen una Semana Santa condicionada por las huelgas

Pilotos y personal de vuelo han sido convocadas por los sindicatos en una semana clave de operación vacacional.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Colas formadas en los controles de seguridad del aeropuerto Madrid-Barajas debido a una antigua huelga de vigilantes | EFE

La delegación sindical de pilotos del Sepla en Air Nostrum ha justificado este viernes la convocatoria de una nueva huelga, para los próximos días 15, 16, 17, 22, 23 y 24 de abril, para evitar que la compañía quede en un "tamaño mínimo" por su estrategia de externalizar la producción.

El sindicato estima que Air Nostrum prevé operar durante los días de huelga una media de 200 vuelos diarios, si bien las cancelaciones finales quedan a expensas de los servicios mínimos que decrete Fomento.

En la última huelga de pilotos de esta aerolínea, que se desarrolló en tres jornadas, los días 23, 26 y 30 de noviembre de 2018, se cancelaron en total cerca de 150 vuelos.

El jefe sindical de Sepla-Air Nonstrum, Luis Ángel Ramos, ha explicado este viernes en conferencia de prensa que repiten huelga casi cinco meses después porque la aerolínea ha creado dos empresas, la maltesa Medops y la irlandesa Hibernian, que "siguen restando" aviones y horas de vuelo a los pilotos.

Se repite la huelga casi cinco meses después porque la aerolínea ha creado dos empresas que "siguen restando" aviones y horas de vuelo a los pilotos

De hecho y según sus datos, de los 42 aviones que componen la flota de Air Nostrum, 10 ya son operados por Medops e Hibernian y 2 más lo harán en junio, pilotados en su mayoría por contratados externos y fuera de convenio.

"Nos quitan la herramienta de trabajo y nos quedamos sin acceder a más horas de vuelo y ascensos de segundos pilotos a comandantes", ha denunciado el delegado sindical del Sepla-Air Nostrum, Enrique Fajardo, quien ha cifrado la actual plantilla de pilotos en 378 personas.

Ha apuntado que la dirección de la franquicia de Iberia para vuelos regionales "ha empezado a empequeñecer la compañía afectando a los pilotos" y ha matizado que "después lo hará con el resto" de los colectivos de tierra.

Los pilotos de Air Nostrum reivindican que la compañía detenga, gestione y module de otra forma esta externalización, con el fin de que no afecte a la producción ni a la flota de aviones, y que dé acceso a mejoras profesionales a los actuales segundos pilotos.

Huelga de 'handling'

Los sindicatos UGT y USO han presentado este jueves una demanda de conciliación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), previa a la convocatoria de una huelga general a partir del 20 de abril en el sector del personal de tierra en aeropuertos, conocido como 'handling', que presta servicios de asistencia a aviones y pasajeros en diferentes empresas y que engloba a 60.000 trabajadores en toda España.

Este conflicto afecta a las plantillas que prestan servicios en las empresas del sector, entre los que se encuentran los servicios de asistencia en tierra, a las aeronaves y pasajeros, mercancías y correo, así como al servicio de colocación y retirada de pasarelas, que conectan la aeronave con la terminal portuaria.

Ayer miércoles tuvo lugar una reunión de la Comisión Negociadora del Convenio Sectorial del 'handling' en la que UGT y USO han reclamado el cumplimiento de la cláusula del IV convenio colectivo relativa al establecimiento de garantías para el mantenimiento de los derechos de los trabajadores subrogados, cuya negociación lleva en marcha hace más de dos años y medio.

UGT y USO también reclamaron el cumplimiento del acuerdo con el SIMA que incluía garantías para los trabajadores afectados por la subrogación como el mantenimiento de las percepciones económicas que vinieran percibiendo en la empresa cedente, en caso de ser superiores a los que correspondieran en la empresa cesionaria.

"La cláusula que está intentando imponer ASEATA podría coartar los derechos tanto de los trabajadores que actualmente han sido subrogados como los futuros"

La patronal, la Asociación de Empresas de Servicios de Asistencia en Tierra en Aeropuertos (ASEATA), y los sindicatos llegaron a un acuerdo el pasado mes de julio que evitó una huelga en el sector que incluía la regulación de las normas y garantías económicas del personal subrogado en un sector en el que, según los sindicatos, hay más subrogación que en cualquier otro (más del 70%).

No obstante, la patronal propuso incorporar a la redacción una cláusula "innegociable" que limitase a futuras subrogaciones las garantías planteadas en dicho artículo y que, en opinión de UGT y USO, suponía "coartar los derechos" tanto para los trabajadores que ya han sido subrogados como para los que, en un futuro, pudiesen verse afectados por un proceso subrogatorio.

En concreto, según los sindicatos, los primeros verían lesionados su derecho a la reclamación individual por la vía judicial de sus garantías económicas, mientras que los segundos, si no hubiesen solucionado el derecho a sus percepciones anteriores, no podrían hacer uso de las garantías que contiene el citado nuevo artículo.

El escollo de la negociación

Las empresas se han negado a retirar esa condición, mientras que la patronal y el sindicato CCOO y la patronal han defendido la inclusión de dicha cláusula. Por su parte, USO y UGT han reiterado que el objeto del convenio colectivo "es impedir que las empresas sigan realizando interpretaciones maliciosas que menoscaben los derechos de los trabajadores".

Desde UGT han recalcado que es fundamental defender los derechos de todos los trabajadores para "impedir, por todos los medios posibles, que se creen trabajadores de primera y de segunda en un sector excesivamente castigado por la torticera interpretación que algunas empresas han hecho del convenio".

"La cláusula que está intentando imponer ASEATA podría coartar los derechos tanto de los trabajadores que actualmente han sido subrogados como de los que pudieran verse afectados en procesos de subrogación futuros en lo que respecta a reclamación individual por vía judicial de sus garantías económicas", ha afirmado la secretaria de Acción Sindical de USO Sector Aéreo, Isabel Rubio.

Los servicios de asistencia en tierra incluyen también la asistencia a personas de movilidad reducida, mercancía, correo y servicio de pasarelas y en España mueven al año cerca de 900 millones de euros.

Entre las principales empresas que prestan estos servicios se encuentran Iberia, Swissport, Acciona, Groundforce (Globalia), Atlántica, Clever, AviaPartner, Menzies, easyJet y Lesma-Ryanair y la patronal ASEATA, representa al 90% del sector.

Más noticias en Política y Sociedad