Público
Público

El arzobispo de Toledo asegura que la pederastia es "un problema de todos"

Braulio Rodríguez sale en defensa del papa Francisco, criticado por las víctimas de abusos tras su paso por Dublín.

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez.

PÚBLICO / EFE

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha asegurado que la pederastia "no es solo pecado de los miembros de la Iglesia: es un problema de todos" y ha mostrado su apoyo al papa tras condenar los abusos sexuales cometidos con menores.

En su escrito semanal, el arzobispo ha recordado que el pasado mes de agosto tuvo lugar en Dublín el Encuentro Mundial de las Familias, una cita que culminó con la visita del papa a la capital irlandesa. El prelado ha hecho alusión a una carta que Francisco escribió antes de ese viaje, donde condenaba los abusos sexuales cometidos con menores. Las víctimas de abusos tildaron de "vergüenza" las disculpas del Papa, al que le reclamaron: "Tiene que hacer algo por nosotros".

El arzobispo ha compartido los sentimientos con los de la misiva, en la que reclamaba "tolerancia cero" y añadía: "No cabe en la Iglesia que niños, confiados por sus padres a sacerdotes y educadores católicos, hayan sufrido o sufran esa degradación. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor".

El arzobispo ha explicado que el papa escribió esta carta después de conocer un informe de abusos en Pensilvania (Estados Unidos) y ha afirmado que no fue entendida y sí fuertemente criticada en los medios irlandeses.

En este punto, ha opinado que en ese país los sacerdotes son "sospechosos de ser todos pederastas y mirados con desconfianza" y ha considerado que esto "no es justo" como, a su juicio, tampoco lo es el tratamiento que recibió el papa, quien pidió perdón "por los pecados y equivocaciones de los miembros de la Iglesia, clérigos y laicos".