Público
Público

El Ayuntamiento de Madrid deja "en la cuerda floja" la despensa solidaria que apoya a 3.200 vecinos de Lavapiés

Sin encontrar una respuesta clara por parte de la Administración, desde La CuBa se afanan en buscar un local adecuado para su cometido: ayudar a 800 familias sin recursos. El Consistorio no les ofrece ninguna alternativa viable mientras que la Plataforma propone utilizar los colegios del barrio.

Voluntarios en el almacén del Teatro del Barrio.- GUILLERMO MARTÍNEZ
Voluntarios en el almacén del Teatro del Barrio.- GUILLERMO MARTÍNEZ

Miguel Egea estaba visitando un local de un particular cuando le suena el móvil. Público se pone en contacto con él para saber la última hora de la Plataforma Lavapiés Cuidando del Barrio (La Cuba), que tendrá que dejar el Teatro del Barrio, enclave desde el que distribuyen alimentos a miles de personas, el próximo día 7. “El Ayuntamiento no nos ha ofrecido ninguna solución. Se han lavado las manos y pusieron problemas para trasladarnos a los espacios que les propusimos. Nos han dejado en la cuerda floja”, resume el vecino de Lavapiés.

La reunión mantenida con la Junta de Distrito Centro el miércoles 3 de junio fue infructuosa: “Los colegios que les solicitamos o iban a estar en obras o serían utilizados para dar clases de refuerzo durante el verano, así que seguimos sin lugar al que trasladarnos cuando el Teatro empiece a funcionar”, explica Egea. Las cifras que manejan indican la situación a la que se enfrentan, una realidad a la que los servicios sociales del Consistorio no han sido capaces de alcanzar.

Según sus últimos datos, que no paran de aumentar, 3.200 vecinos de Lavapiés se benefician de la ayuda y bienes de primera necesidad que La Cuba les brinda. Desglosados, son unas 800 familias conformadas por unas tres personas de media, además de 150 personas en situación de calle que diariamente se acercan a recoger comida calienta.

“La inacción de la Administración es una reivindicación de todas las despensas populares que se han ido creando por la emergencia provocada por el coronavirus”, advierte Egea. En este sentido, fuentes del Ayuntamiento de la capital tildan de “imposibles” los emplazamientos  propuestos desde la Plataforma en la reunión del miércoles. “Pedían cualquier colegio del barrio de Lavapiés, pero es durante estos meses cuando se aprovecha para ponerlos a punto de cara al inicio del curso escolar”, aseguran.

La propuesta: un local de 30 metros

Por su parte, volvieron a ofrecer un local de propiedad pública que ya fue rechazado por La Cuba. “Ese local tiene 30 metros cuadrados, y ya era insuficiente hace unos meses, cuando empezamos en el Teatro del Barrio”, aseguran desde la Plataforma. Otras posibilidades se enmarcan en el Mercado de San Fernando, también ubicado en el barrio madrileño. “Uno de ellos ya está ocupado y el otro está gestionado, junto con nosotros, por la Dirección General de Comercio, la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, así que habría que tener en cuenta a estas entidades en el caso de que se pudieran instalar ahí”, arguyen desde el Ayuntamiento. Sea como fuere, este segundo local también se encuentra ocupado por una asociación, aunque podría ser compartido debido a su amplia extensión.

Todo indica que se refieren al espacio que ocupa Supercoop, una cooperativa que paga su alquiler en la parte de arriba del Mercado: “No es un local compartido, así que esa opción es inviable”, defienden desde La Cuba, al mismo tiempo que lamentan que ninguna de las propuestas que habían asegurado desde el Ayuntamiento esté “a la altura de las circunstancias”.

El apoyo mutuo del vecindario

Por lo pronto, Egea tiene que visitar cuatro espacios que han ofrecido particulares del barrio mientras que la Plataforma se vuelca en seguir prestando su servicio. “El vecindario, al contrario que la Administración, sí está buscando soluciones para no dejar tiradas a todas las familias, ya que servicios sociales no se va a hacer cargo de ellas de forma inmediata”, completa el voluntario.

Precisamente, con servicios sociales se tendría que haber reunido la Plataforma esta mañana, una reunión a la que no han podido asistir ya que todos los voluntarios se encontraban ocupados en el Teatro del Barrio: “Les dijimos que la reunión fuera a partir de la semana que viene, porque sabíamos que ahora nos íbamos a volcar en encontrar otro espacio sin descuidar la red de apoyo, pero nos citaron a las 12 del mediodía del día siguiente a la reunión, así que les hemos tenido que decir que no”, explicita el propio Egea.

“El apoyo vecinal se mantiene estable, el barrio está volcado con el proyecto. Tenemos fuerza, ganas y voluntad, solo nos faltan los recursos que hemos solicitado a la Administración pero que no nos han querido suministrar, porque sí que existen”, concluye el integrante de la Plataforma que ayuda a miles de personas en Lavapiés.

Más noticias de Política y Sociedad