Público
Público

Burbáguena Aragón ve indicios de delito en una residencia en la que se han contagiado 62 internos y han muerto dos por covid-19

El Ejecutivo de la comunidad presentará una denuncia penal tras lo acontecido en el centro. Las inspecciones habrían constatado deficiencias en cuanto a la dotación de material de protección para los trabajadores.

Residencia de ancianos / EFE
Imagen de archivo de un residencia de ancianos / EFE

agencias

El Gobierno de Aragón ultima una denuncia penal en relación a lo ocurrido en la residencia de Burbáguena (Teruel) al ver la existencia de "indicios de delito" en la muerte por coronavirus de dos de los ancianos del centro y el contagio de otros 62, de un total de 96 internos.

El Ejecutivo regional anunció este jueves la interposición de la denuncia en un juzgado de guardia, fundamentada en el contenido de las actas de inspección realizadas por los departamentos de Sanidad y de Servicios Sociales en la residencia, gestionada por los Hermanos de la Cruz Blanca y con casi un centenar de residentes.

Aunque desde el Gobierno aragonés no se han precisado datos referentes sobre quien recaerían las presuntas responsabilidades detectadas, fuentes del Ejecutivo regional han apuntado que las inspecciones habrían constatado deficiencias en cuanto a la dotación de material de protección para los trabajadores.

El Gobierno aragonés no ha precisado datos sobre quien recaerían las responsabilidades

Estas fuentes han precisado que queda pendiente de determinar si algunos de los residentes manifestaron síntomas de la enfermedad como fiebre y apatía, y no fueron derivados, sin embargo, a centros hospitalarios.

Una situación, han añadido, que habría motivado el contagio de varios de los trabajadores del centro, cinco de los cuales se sometieron el jueves al test PCR para confirmar o descartar la enfermedad.

El Gobierno aragonés no ha precisado el momento en el que será presentada la denuncia penal ni contra quien irá dirigida, aunque no se descarta la posibilidad de plantear posibles responsabilidades por negligencia en la gestión del centro.

El alcalde de Burbáguena reconoce que hay "inquietud"

El alcalde de Burbáguena, Joaquín Peribáñez, ha reconocido que existe "inquietud, tristeza y preocupación" en el municipio tras declararse un brote de la covid-19 en la residencia de personas mayores de la localidad.

"La situación nos ha venido como un jarro de agua fría" y "es difícil de asimilar" después de que el municipio se hubiera mantenido libre del coronavirus durante toda la pandemia, ha explicado el alcalde en declaraciones a Europa Press.

Ha añadido que Burbáguena tiene una población de unos 215 habitantes y la media de edad es alta. "Hay preocupación por los mayores que residen allí y también por los hijos que tienen a sus padres viviendo en el municipio", ha apuntado el alcalde.

Más noticias de Política y Sociedad