Público
Público

Cádiz Arranca el juicio por la entrega de la Medalla de Oro de Cádiz a la Virgen del Rosario

La concesión de esta distinción a la patrona de la ciudad en 2017 estuvo rodeada de polémica. La asociación Europa Laica denuncia que se incumplió el reglamento municipal. El alcalde, José María González, 'Kichi', avaló dicha concesión.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una imagen de la Virgen del Rosario. (ARCHIVO)

La concesión de la Medalla de Oro de la ciudad de Cádiz a la Virgen del Rosario llega este viernes a juicio, en una vista oral en la que se estudiará la demanda judicial que la organización Europa Laica interpuso contra esta polémica decisión que en el 2017 adoptó el Ayuntamiento de la capital gaditana.

El Juzgado número 2 de lo Contencioso-Administrativo de Cádiz acogerá la vista oral por este recurso judicial que reclama que se retire a la Virgen del Rosario el reconocimiento que el Ayuntamiento de Cádiz le concedió el año pasado, cuando se cumplían 150 años desde que fuera nombrada patrona de Cádiz, según ha informado Europa Laica.

Esta organización, que defiende el laicismo y la erradicación de las simbologías religiosas de las administraciones públicas, cree que la concesión de esta medalla no cumple los requisitos del reglamento municipal de honores de la ciudad.

Este reglamento, recuerdan, establece que la medalla podrá concederse "a personas físicas o jurídicas" y "en consideración a los méritos o circunstancias singulares que concurran en las mismas".

La demanda señala que la Virgen del Rosario no es ni una persona física ni jurídica (indica además que la actual talla, que custodia el convento de los Dominicos de Cádiz, es la cuarta imagen que existe de ella).

Cuestiona además, con dictámenes científicos, la racionalidad de los méritos que se le reconocen en el expediente a la Virgen del Rosario, a la que se atribuyen varios milagros como acabar con la peste, la fiebre amarilla y el maremoto que asolaron la ciudad en siglos pasados.

Concesión avalada por 'Kichi'

El hecho de que esta concesión estuviera respaldada por el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, y el resto de concejales de Por Cádiz Sí se Puede (Podemos) rodeó de una especial polémica la concesión de esta medalla a la patrona de Cádiz.

La propuesta llegó al alcalde impulsada por la congregación del Convento de Santo Domingo, sede de la imagen de la virgen, y respaldada por 6.000 firmas.

En el pleno fue aprobada por los votos a favor, entre otros grupos como el PP, de Por Cádiz sí se Puede, y obtuvo el rechazo de Ganar Cádiz, socios de gobierno de José María González.

El alcalde justificó entonces este voto positivo en que se trataba de atender una demanda ciudadana avalada por 6.000 firmas y que procedía de las tradiciones populares que iban más allá de los sentimientos religiosos, una opinión que también suscribieron otros dirigentes de Podemos, como Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias.

Más noticias en Política y Sociedad