Público
Público

Maltrato animal Portugal investiga la montería organizada por cazadores españoles donde se abatieron 540 animales

La batida se realizó en una finca del municipio de Azambuja por miembros del club de monteros de la Cabra de Badajoz. El Gobierno luso tacha el acto de "delito ambiental" e investiga si se ha cometido un delito contra la preservación de la fauna.

Algunos de los 16 cazadores españoles que participaron en la montería difundieron imágenes de los animales abatidos en las redes sociales.
Algunos de los 16 cazadores españoles que participaron en la montería difundieron imágenes de los animales abatidos en las redes sociales. @AlbertoMancebo

público

La Fiscalía portuguesa investiga la montería organizada en la finca Torre de Bela, en el municipio luso de Azambuja, a unos 40 km de Lisboa, donde 16 cazadores españoles pertenecientes al club de Monteros de la Cabra de Badajoz abatieron a más de 540 animales (venados y jabalíes en su mayoría).

Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana (17 y 18 de diciembre) en una finca declarada como "zona de caza turística" en la que, según ha denunciado el teniente de alcalde de la localidad, el socialista Silvino Lucio, los animales se encontraban atrapados sin la posibilidad de escapar debido a que el terreno estaba acotado.

El ministro de Ambiente y Acción Climática, Joao Pedro Matos Fernández, ha calificado el acto de "inaceptable" y cree que los cazadores españoles y la empresa organizadora de la batida han podido cometer un delito contra la preservación del entorno natural.

En este sentido, el ICNF (Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques), entidad responsable del sector cinegético en Portugal ha señalado que se ha abierto una investigación formal para esclarecer lo ocurrido.

"Una masacre"

El presidente de la Asociación de Profesionales de la Caza de Extremadura (Aprocex), Nacho Higuero, ha asegurado que la acción "está muy lejos de lo que es la caza". 

Higuero ha insistido en que los profesionales del sector apuestan "por una caza sostenible, en la que priman la gestión y la sostenibilidad y en la que el animal cuenta con ventajas propias de su condición".

Por eso se ha desmarcado de las imágenes vistas, que ha considerado "más propias de una masacre". "Eso está muy lejos de lo que es la caza en realidad", ha aseverado en nota de prensa.

Más noticias de Política y Sociedad