Público
Público
Únete a nosotros

Censura Así está amenazada en Europa la libertad de prensa

Los datos muestran que en España se dieron en los últimos cuatro años 182 incidentes que pueden calificarse como violaciones de este derecho fundamental, de un total de 3.187 en 35 países del Viejo Continente. Así queda el mapa de los ataques a la libertad de prensa.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5

Libertad de expresión contra la represión. PIXABAY | Engin_Akyurt (CC0)

El periodismo es una profesión de riesgo sobre todo en países con regímenes dictatoriales y en zonas de conflicto armado. Sin embargo, la vieja Europa no se libra de las amenazas a la libertad de prensa, algunas de ellas de especial gravedad. El índice de censura que elabora el European Centre for Press and Media Freedom (ECPMF) ha recopilado sobre el mapa los ataques al periodismo independiente, y España no sale especialmente bien parada.

La herramienta, un mapa interactivo, sitúa geográficamente los atentados contra la integridad física y moral de los profesionales de la información, de modo que en cada uno de los casos aparece publicada una ficha con un resumen breve de los hechos, una imagen y enlaces de contexto.

Los ataques a los periodistas recogidas en esta herramienta —y resumidos en un informe (PDF)— abarcan desde mayo de 2014 hasta junio de 2018. Estos ataques a la prensa incluyen desde los más graves, los asesinatos de informadores, hasta el bloqueo informativo, pasando por las agresiones, la intimidación y la presión legal y judicial que han soportado un alto número de profesionales de la información.

Así, en el sitio web de este mapa de la censura y la libertad de prensa, puede seleccionarse país por país para comprobar qué ataques han recibido los periodistas y dónde han tenido lugar.

Imagen del mapa de la censura en Europa.

De las 35 naciones que aparecen en este informe, que ha sido publicado hace pocos días, destaca Turquía, con 651 ataques documentados y localizados, de los cuales 11 son asesinatos, y asciende a 324 la cifra de periodistas arrestados.

En el seno de la UE, Italia sobresale en este mapa con 364 ataques, de los que llama la atención el número de asaltos o ataques físicos a reporteros: 83.

¿Para qué sirve esta herramienta? Situar sobre el mapa la libertad de prensa es esencial para llegar al fondo de los dos problemas más importantes que sufren los medios de comunicación (más allá de la sostenibilidad de su negocio): la violencia que se ejerce contra los periodistas y la impunidad de los asaltantes, según puso de manifiesto en 2016 Dunja Mijatovic, antigua representante de la OSCE en asuntos de libertad de los medios de comunicación.

España

España no se libra, ni mucho menos, de aparecer en la parte alta de la lista de países con mayor número de ataques a la libertad de prensa: 182 informes contrastados, que incluyen hasta 28 ataques físicos, cinco detenciones, 26 apercibimientos legales, 31 casos de intimidación a informadores y 21 bloqueos informativos. El peor momento para la libertad de prensa por el número de ataques a informadores tuvo lugar durante el último cuatrimestre de 2017, coincidiendo con el momento álgido del proceso indenpendentista en Catalunya.

Desde la Plataforma para la Defensa de la Libertad de Información (PDLI), su portavoz, Yolanda Quintana, estima que "este mapa pone de manifiesto que los ataques a la libertad de prensa y de información no ocurren sólo en los países autoritarios, sino que en toda Europa, en países que se suponen plenamente democráticos, vemos ataques constantes a estos derechos fundamentales". "Las previsiones que maneja la PDLI indican que el problema está lejos de solucionarse", añade.

Gráfica de número de ataques a la libertad de prensa por cuatrimestres en España.

Para Quintana, incluso algunos problemas se van a incrementar, como las medidas restrictivas que afectan a la prevención o eliminación de contenidos de carácter terrorista en internet y redes sociales, así como nuevas leyes que imponen un mayor control de la ciudadanía y una menor transparencia por parte de los poderes públicos. "Y también es necesario mencionar casos extraordinarios como el que afecta a España con leyes que sitúan la seguridad ciudadana por encima de la libertad de expresión", apunta Quintana, en referencia a las llamadas Leyes Mordaza.

En cualquier caso, desde la PDLI, que es miembro del ECPMF (responsable de este mapa de la libertad de prensa en Europa), recuerdan que las organizaciones del Viejo Continente que se dedican a la defensa de la libertad de prensa tienen que "esforzarse un poco más en coordinar las metodologías, ya que no todos los países siguen la misma y las cifras no pueden ser comparadas al 100%; por ejemplo no es que España tenga una mejor situación que Italia, sino que Italia tiene unos criterios más amplios a la hora de describir qué es un ataque a la libertad de prensa".

Este mapa, financiado parcialmente por la Comisión Europea, investiga el espectro completo de amenazas a la libertad de los medios de comunicación en la región, desde las infracciones aparentemente inocuas hasta las más graves, en los últimos cuatro años.

"Mapping Media Freedom" define a un trabajador de medios como cualquier persona que participa en la reunión, evaluación, creación y presentación de noticias e información. Cada informe se verifica con las fuentes locales antes de publicarse en el mapa. El número de informes por país se relaciona con el número de incidentes reportados en el mapa.

Más noticias en Política y Sociedad