Público
Público

Hasta cinco meses de cárcel para seis personas por el 'Rodea el Congreso' de 2013

El juzgado ha condenado a penas de entre tres y cinco meses de prisión a seis acusados. Ha absuelto a seis de los doce acusados y no se ha pronunciado sobre la petición de la defensa para deducir testimonio a varios agentes de Policía cuyos relatos eran contradictorios con las imágenes de los hechos. 

Imagen de archivo de una de las protestas conocidas como 'Rodea el Congres'.- EFE
Imagen de archivo de una de las protestas conocidas como 'Rodea el Congres'.- EFE

ALEJANDRO TORRÚS

Penas de entre tres y cinco meses de cárcel para seis de las doce personas imputadas por el Rodea el Congreso de 2013. Esta ha sido la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 11 de Madrid, a la que ha tenido acceso Público, tras un largo proceso judicial que comenzó en diciembre de 2013 tras una multitudinaria protesta por los planes del Ejecutivo de Mariano Rajoy para aprobar la conocida como 'ley mordaza'. 

Los otros seis acusados han sido absueltos, mientras que la Justicia no se ha pronunciado sobre la petición de uno de los abogados de la defensa para deducir testimonio al jefe de la unidad de antidisturbios y a otros dos agentes por fuertes contradicciones entre sus testimonios y las grabaciones aportadas por la defensa. 

Así, la Justicia ha impuesto una pena de cinco meses de prisión a B.L., por el delito de atentado a la autoridad ya que considera como hecho probado que la acusada "agredió" a un policía que "quiso dialogar con los manifestantes" para proporcionarles "un itinerario seguro alternativo". 

La sentencia supone la conclusión de un largo proceso judicial que comenzó tras una manifestación en 2013

La misma pena, pero por un delito de desórdenes públicos, han recibido otras cuatro personas (D.M., A.J., R.G. y R.R.M.) quienes, según la sentencia lanzaron botellas a agentes de Policía. Asimismo, R.R.M. suma otra condena de "cinco meses de multa" por un delito de daños. Por último, C.P ha sido condenado a una pena de tres meses de prisión por un delito de desórdenes públicos. 

La sentencia supone la conclusión de un largo proceso judicial que comenzó tras una manifestación en 2013 que tenía por objetivo protestar contra los planes del Ejecutivo de Mariano Rajoy de aprobar la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana, también conocida como 'ley mordaza'. No obstante, contra esta sentencia cabe apelación. 

"Claro desprecio al principio de autoridad"

Al inicio del juicio eran nueve los acusados que se enfrentaban a penas de seis años de cárcel por los delitos de atentado, resistencia a la autoridad, desórdenes públicos y lesiones. Tras seis años de instrucción, entre los que se incluye más de dos años de dilación indebida, tal y como reconoce la sentencia, por fin ha llegado la sentencia. 

Los hechos probados señalan que tras el fin de la manifestación, que no había sido comunicada a Delegación de Gobierno, comenzó el "lanzamiento de petardos y botellas" en la Puerta del Sol de Madrid. Fue entonces cuando el jefe de los antidisturbios trató de dialogar con los manifestantes, siempre según la sentencia, y estos "con un claro desprecio al principio de autoridad, comenzaron a insultar a los agentes" y una de las acusadas propinó "una patada en la pierna" a un agente "sin causarle lesiones". 

Acto seguido, ya en la calle San Sebastián, varios de los condenados golpearon "violentamente con palos, piedras y patadas" causando daños a un coche de la Policía en cuyo interior había dos agentes de Policía. 

Actuación "desproporcionada"

La sentencia también absuelve a una pareja que había sido acusada por agentes de haber golpeado a varios policías. Sin embargo, un vídeo aportado por la defensa, demostraba que los dos acusados no habían golpeado y que sí habían recibido golpes de la policía. De hecho, la sentencia refleja que "no se aprecia que [los dos acusados] hayan hecho nada", pero la Policía "los acorrala contra la pared una operación que parece absolutamente desproporcionada". 

El abogado de estos dos jóvenes, Eric Sanz de Bremond, de Legal Sol, pidió la deducción de testimonio para los agentes de Policía que habían acusados a los jóvenes de haberles golpeado. Sin embargo, el juez no se ha pronunciado sobre esta petición a pesar de que reconoce en su sentencia que su actuación parece "absolutamente desproporcionada" y que no parece que los jóvenes "hayan hecho nada".