Público
Público

Covid-19 Argentina suspende vuelos internacionales y extrema las precauciones por el coronavirus

Buenos Aires prohíbe por los próximos 30 días todo evento cultural que supere las 200 personas.

Argentina confirma la primera muerte de una persona con coronavirus en Latinoamérica
Las autoridades sanitarias de Argentina han informado este domingo de la primera muerte de una persona con coronavirus en el país. El primer fallecido con el virus en toda América Latina. Redacción

Con 34 casos confirmados de coronavirus, tres en las últimas 24 horas, el Gobierno argentino ha reaccionado con las medidas más severas que se han implementado hasta ahora en América Latina para prevenir la expansión del coronavirus. Su presidente, Alberto Fernández, ordenó a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) la suspensión durante 30 días de los vuelos internacionales provenientes de los países más afectados por la pandemia. Esas naciones son todas las de la Unión Europea y del espacio Schengen, además de "Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, China e Irán", puntualizó el mandatario durante su primera cadena nacional que transmitieron este jueves todas las emisoras de radio y los canales abiertos de televisión.

El DNU de Alberto Fernández establece una cuarentena de catorce días para todas las personas que en las últimas dos semanas llegaron provenientes de estos países, considerados de riesgo. El jefe de Estado ya había advertido el miércoles que este requisito pasaba a ser obligatorio, y que los ciudadanos que no cumpliesen con este precepto incurrirían en un delito. Además deben permanecer aislados en sus casas no sólo quienes hayan contraído la enfermedad, sino también quienes presenten síntomas compatibles con el coronavirus y quienes hayan estado en contacto estrecho con los casos anteriores.

La normativa presidencial también extiende la emergencia en materia sanitaria por el lapso de un año. Dos semanas después de asumir en funciones el 10 de diciembre, el mandatario había promulgado una ley que decretaba la emergencia sanitaria, social y económica hasta el 31 de diciembre de 2020 ante la crisis económica y social que atraviesa el país. Consciente de que el sistema sanitario de Argentina podría colapsar ante una expansión descontrolada del virus, Alberto Fernández optó por extender el plazo de alerta.

El Ministerio de Salud tiene ahora facultades ampliadas para "disponer las recomendaciones y medidas a adoptar respecto de la situación epidemiológica, a fin de mitigar el impacto sanitario". La cartera de Salud que dirige el médico Ginés González García descartó cerrar los centros educativos por el momento, pero sí pidió evitar los besos en la mejilla, el saludo de manos, así como "disminuir la socialización del mate", una infusión muy extendida en el país.

La ciudad de Buenos Aires también ha tomado recaudos al ser la jurisdicción que presenta más casos de coronavirus, con 17 pacientes infectados hasta la fecha. La alcaldía de la capital canceló todos los actos previstos en museos, teatros y espacios culturales a su cargo. Además suspendió por los próximos 30 días todos los recitales artísticos que impliquen reunir a más de 200 asistentes. En sintonía con esta medida, se restringió a ese número la cantidad de participantes que pueden congregarse en cualquier otra actividad. Los eventos deportivos que se lleven a cabo también estarán cerrados al público.

En una decisión sin precedentes, trece entidades de derechos humanos del país, entre ellas Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, han cancelado por primera vez la histórica movilización prevista para el 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Esa jornada recuerda el aniversario del golpe de Estado de 1976 con el que se dio paso a la cruenta dictadura cívico-militar (1976-1983) que causó 30.000 detenidos-desaparecidos y que se apropió de al menos 500 nietos a quienes se les sustrajo su identidad.

La facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) anunció este viernes, por otro lado, que todas las clases se impartirán de manera virtual desde el próximo lunes y hasta el 30 de marzo.

Continente en observación

Argentina es el tercer país de la región con más pacientes infectados por el covid-19. Se sitúa por detrás de Brasil, que tiene un centenar de casos confirmados y casi otros 2.000 bajo sospecha, y de Chile, que hasta este viernes tenía 43.

Las autoridades argentinas decidieron tomar cautela a raíz de que el jueves aumentó de 21 a 31 los casos confirmados de coronavirus y se descubrió por primera vez que tres de ellos eran autóctonos, correspondientes a contactos estrechos de pacientes con el covid-19. Este viernes se detectó la infección en tres personas nuevas, una de las cuales también se contagió dentro del territorio por tener contacto directo con otro enfermo identificado.

El país no tiene evidencia todavía de transmisión comunitaria pero se encuentra en fase de contención para detectar de manera temprana casos sospechosos a fin de proceder a su aislamiento. Esta etapa también insta a las autoridades a adoptar las medidas de investigación, control y prevención que se consideren oportunas.

El primer caso importado de Argentina se conoció el pasado 3 de marzo, relativo a una persona de 43 años de la ciudad de Buenos Aires que había estado en Italia y que dio positivo para el virus SARS-CoV-2. Ese paciente fue el único que hasta el momento fue dado de alta, aunque deberá continuar en aislamiento.

Otras dos personas enfermas de coronavirus fallecieron en el transcurso de estos días. El primero, de 64 años y con antecedentes de diabetes, hipertensión, bronquitis crónica e insuficiencia renal, murió en Buenos Aires hace una semana tras regresar de un viaje por Francia. El segundo, un profesor universitario de 61 años, presentaba insuficiencia respiratoria y pereció este viernes por una falla respiratoria. Son las primeras víctimas mortales por coronavirus que se registran en América Latina.

Más noticias