Público
Público

COVID-19 Prohibición de despidos o sueldos a costa del Estado, medidas europeas contra la crisis del coronavirus que no sigue España

Algunos países han ido más allá que España en sus estrategias para impedir que la paralización de la actividad económica se lleve por delante un mayor número de empleos.

Las empresas de Cantabria han presentado 127 ERTEs que afectan a 1.556 trabajadores
Dos mujeres caminan por la calle con mascarillas.

europa press

Moratoria en los alquileres para empresas, prohibición de los despidos o sostener parte de los sueldos de trabajadores de sectores afectados por la suspensión de la actividad son algunas de las medidas aprobadas en otros países para enfrentar la crisis del virus Covid-19 que no han sido aplicadas, al menos hasta el momento, en España.

Las restricciones de la movilidad y el confinamiento de la población como consecuencia de la emergencia sanitaria han provocado la paralización de buena parte de las actividades, ante lo cual muchas empresas han aplicado despidos o expedientes temporales de empleo.

Ante la parálisis de la economía, los diferentes Estados han puesto en marcha planes de contingencia, con medidas para movilizar recursos públicos y privados, facilitar la liquidez a las empresas, los aplazamientos de pagos y también medidas de carácter social con el fin de proteger a los trabajadores más afectados por esta situación.

Sin embargo, más allá del alcance mayor o menor de los recursos anunciados para afrontar la crisis, algunos países han ido más allá que España en sus estrategias para impedir que la paralización de la actividad se lleve por delante un mayor número de empleos.

La renta griega de 800 euros

Así, tanto Italia como Grecia han aprobado en sus planes la prohibición de despedir durante el período que dure el período de emergencia. En el caso de Italia, ninguna empresa podrá despedir alegando causas objetivas durante dos meses.

Grecia, por su parte, ya ha anunciado que todo despido que se lleve a cabo en comercios y establecimientos obligados a cerrar será declarado nulo, ha rebajado el IVA del 24% al superreducido 6% a productos como guantes, antisépitcos o mascarillas, y abonará 800 euros en abril a quienes hayan perdido el trabajo ante el cierre provisional decretado por el Estado.

Dinamarca, un acuerdo para evitar despidos

En el caso de Dinamarca, el Gobierno ha llegado a un acuerdo con empresarios y sindicatos por el cual el Estado cubrirá el 75% del salario de los trabajadores de las empresas privadas amenazadas por esta crisis, bajo el compromiso de que no haya despidos.

Todo ello hasta un máximo de 23.000 coronas danesas brutas mensuales (3.074 euros) y con la condición de que el trabajador asuma cinco días de sus vacaciones o de días de libranza sin sueldo. Del restante 25% se hará cargo el Estado. El coste de esta medida se cuantifica en 347 millones de euros, según el Gobierno danés.

Moratoria en los alquileres de las pymes francesas

Igual que España, varios países han aprobado moratorias en el pago de las hipotecas, con una mayor reticencia con la mensualidad de los alquileres. Y es que, pese a entenderse que Francia había aprobado una medida con ese alcance, únicamente se extiende a pymes en dificultad, que no deberán pagar luz, agua o gas.

Eso sí, las autoridades francesas han garantizado que "ningún francés quedará sin recursos", una afirmación similar a la expresada por el Gobierno de Pedro Sánchez, donde varios ministros han declarado que buscan fórmulas para garantizar la vivienda a aquellas personas que tengan dificultades para hacer frente al pago del alquiler.

Nacionalizaciones

Respecto a la protección de las grandes empresas, ante el desplome de su valor en Bolsa por el efecto coronavirus en los mercados, España ha aprobado una salvaguarda para requerir una autorización previa a toda compra que suponga hacerse con más del 10%, si la oferta procede de compañías de países terceros de la UE.

En el caso de Francia, el Estado presidido por Emmanuel Macron ya ha anunciado su intención de proteger a las compañías estratégicas con participación pública y ha hablado directamente de nacionalizar empresas si fuera necesario.

Más noticias