Público
Público

El curso escolar empieza en Galicia con protestas y encierros de familias por la escasez de profesorado

Las Ampas de varios centros instan a los progenitores a no llevar a sus hijos al colegio en los centros en protesta por la falta de docentes para cubrir sus necesidades educativas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Una manifestación contra los recortes de Feijóo en educación. /CIG

Los recortes en educación que sigue ejecutando el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo han complicado el comienzo del curso escolar en Galicia, donde los claustros y las asociaciones de padres y madres (Ampas) de varios centros han denunciado la falta de docentes al comienzo de las clases. En uno de ellos, incluso, los padres y madres de llevan seis días de encierro en protesta por la falta de profesorado e impidiendo que sus hijos asistan a clase.

El mes pasado, los sindicatos denunciaron que la Xunta había decidido sin aviso previo suprimir para este curso 74 unidades educativas de educación Infantil y de Primaria y crear 28 nuevas, lo que supone un saldo negativo de 54 aulas y 58 profesores menos con respecto al año anterior. Según afirmaban, en los últimos cuatro años se han suprimido cerca de 800 unidades, a pesar de que el número de alumnos matriculados en la enseñanza pública de Galicia se ha incrementado en 9.000 niños y niñas desde que el PP retomó el poder autonómico en el año 2009.

En aquel ejercicio, el último en el que se ejecutaron las cuentas del Gobierno bipartito de PSOE y BNG, el presupuesto de educación ascendía a 2.383,2 millones de euros, que serían 2.453 millones hoy en día aplicando el incremento del índice de precios al consumo. Una década después, los presupuestos de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria ascienden a 2.392 millones.

El problema no afecta sólo a la educación Infantil y Primaria. En Brión, un municipio de 8.000 habitantes a quince kilómetros de Santiago, los padres y madres de los estudiantes del instituto de educación Secundaria llevan casi una semana de encierro reclamando a la Consellería que dote al centro de tres profesores más. Aseguran que con la plantilla actual no se puede garantizar la oferta de asignaturas optativas escogidas por las alumnas y alumnos en primera opción, ni el cumplimiento del Programa de Mejora de Aprendizaje y Rendimiento (PMAR), dirigido a aquellos estudiantes de segundo y tercer curso de ESO con dificultades para superar sus asignaturas y para los que sus tutores recomiendan un refuerzo especial para que puedan obtener la titulación final.

El pasado sábado, las madres se reunieron con el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, quien se amparó en un informe de la inspección educativa de su departamento para rechazar su petición. El informe instaba al centro a que “optimizara los recursos” de los que dispone , y el conselleiro negó que sufra un trato discriminatorio porque, tal y como denuncian los progenitores, no se haya aumentado el claustro de profesores, pese a que sí lo ha hecho el número de alumnos.

En una asamblea celebrada anoche, el AMPA decidió mantener el encierro y recomendó a los padres que no llevarán a clase a los chicos y chicas hasta que la Xunta “ponga en práctica esa filosofía de la calidad educativa que tanto predica”, según informó la asociación en un comunicado. El primer día del curso asistieron dos docenas de escolares, aseguran, pero ayer fueron sólo catorce de un total de 383 matriculados.

Por su parte, el departamento de Román Rodríguez asegura que el centro cumple las ratios legales de profesor/alumnos y que, por lo tanto, cuenta “con los docentes necesarios dado que se incrementó ligeramente la matriculación pero no el número de grupos de alumnos”. Según fuentes de la Consellería, el inspector jefe de de Educación en A Coruña explicó hoy mismo esa versión a los responsables del IES de Brión, cuya dimisión en bloque al comienzo del curso no fue aceptada por la Consellería.

Según la Confederación Intersindical Galega (CIG), la escasez de profesorado también ha afectado a otros tres centros de educación infantil y primaria (CEIP) de la comarca de Compostela, donde “la falta de personal impide atender con normalidad las necesidades educativas de su alumnado”. Se trata de los CEIP Barrié de la Maza de la localidad de Santa Comba, Arcediago, en la de Santiso, y Castelao, en Ordes, donde las AMPA también han instado a los progenitores a no llevar a sus hijos e hijas al centro hasta que la Xunta solucione el problema.

Los portavoces del Ejecutivo de Feijóo también niegan esos problemas: “Todos esos centros cuentan con los recursos necesarios para atender a los escolares, y así se les está comunicando a las Ampas y a los representantes de los centros desde la propia Inspección Educativa. Cuentan con el profesorado necesario para atender las necesidades del alumnado escolarizado”, afirman.

Al comienzo del curso hace una semana, la CIG también denunció que la Xunta había despedido a cerca de 400 profesores interinos.