Público
Público

Detectan un caso de virus del Nilo en un caballo en Catalunya

El animal no presentaba síntomas y no se había movido de su lugar de residencia habitual. El caso de la enfermedad es el primero conocido en animales en la comunidad autónoma este año.

Imagen de archivo de dos caballos descansando en sus cuadras en unos establos. (EFE)
Imagen de archivo de dos caballos descansando en sus cuadras en unos establos. (EFE)

agencias

El Departamento de Agricultura dela Generalitat ha informado de que el pasado 4 de septiembre confirmó un caso de virus del Nilo occidental en un caballo en Amposta (Tarragona), que sería el primer caso en Catalunya este año. Se trata de un potro sin síntomas de la enfermedad, al que se le han detectado anticuerpos frente al virus y que no había sido vacunado previamente. Se teme que aparezcan más casos. El animal tampoco se había movido fuera de territorio catalán recientemente, lo que confirmaría que la infección se produjo en la zona de la comarca del Montsià.

El caso fue detectado por el programa de vigilancia del virus del Nilo occidental en animales que lleva a cabo el Servicio de Prevención en Salud Animal del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP) y el IRTA, en coordinación con el Departamento de Salud de la Generalitat.

Los análisis, que se realizaron en el Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del Instituto de Investigación y Tecnología Alimentaria (IRTA), se confirmaron posteriormente por el laboratorio central de veterinaria de Algete (laboratorio de referencia) y notificado por la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE) del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación.

El caso del potro de Amposta se detectó por el método de vigilancia activa del programa de vigilancia, gracias a la participación de los veterinarios clínicos de équidos que colaboran. En la vigilancia activa se toman muestras de caballo sin síntomas, pero también se hace la vigilancia pasiva con los equinos que tienen síntomas sospechosos.

Programa de alerta

La Generalitat ha puesto en marcha el programa de alerta, prevención y control del virus del Nilo occidental en Catalunya en huéspedes animales para reforzar la vigilancia en zonas cercanas del foco a partir de un diseño de muestreo elaborado por la unidad de epidemiología del IRTA-CReSA.

Paralelamente, también se ha activado el programa de vigilancia de arbovirus en mosquitos coordinado por el Departamento de Salud para realizar inspecciones entomológicas y control vectorial en la zona.

Los caballos no son una fuente de infección directa

A raíz de los casos este verano en Andalucía, el Servicio de Prevención en Salud Animal del DARP emitió el mes de agosto un comunicado a las personas relacionadas con los équidos, como veterinarios clínicos, propietarios y centros de hípica, para seguir vigilando esta enfermedad en animales y comunicar cualquier caso de sospecha.

Hay que recordar, sin embargo, que los caballos no son una fuente de infección directa. El virus del Nilo occidental se transmite generalmente por picaduras de mosquitos del género Culex y afecta principalmente alas aves. En algunas ocasiones un mosquito infectado a partir de una ave puede transmitirlo a équidos y humanos. La transmisión siempre es de ave a animal o de ave a persona, no de equinos a personas ni entre personas.

Un total de 52 afectados en Sevilla

Los casos de afectados por el virus del Nilo en la provincia de Sevilla se mantienen en el último día en 52, mientras que los hospitalizados bajan en uno y quedan en nueve, de los que cuatro permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), la misma cifra del pasado domingo.

Según los datos facilitados a Efe por la Consejería de Salud este martes, el número de muestras positivas a fiebre del Nilo es de 31 y el número de casos confirmados es de 21, cifras que se han mantenido estables en las últimas 48 horas.

Este brote provocado por la picadura de mosquitos, el mayor conocido en España, ha provocado tres fallecidos, el último de ellos el viernes de la semana pasada, un hombre de 70 años que estaba ingresado en la UCI del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y las otras dos personas muertas son una mujer de 85 años y un hombre de 77.

Más noticias de Política y Sociedad