Público
Público

Día de los Océanos Las esculturas subacuáticas del Museo de Lanzarote aparecen cubiertas de plástico

Con motivo del Día de los Océanos, la ong WWF ha cubierto de plástico alguna de las figuras para denunciar la presencia de este material en los mares.

Activistas de WWF se sumergen en aguas del Atlántico para denunciar la contaminación marina por plástico.

público

La epidemia del plástico ha llegado a las profundidades del Museo Atlántico de Lanzarote, donde algunas de las esculturas que se pueden ver a 14 metros de profundidad han aparecido este sábado cubiertas de estos materiales tan nocivos con el medio ambiente.

Se trata de una protesta simbólica llevada a cabo por el grupo ecologista WWF. La ONG ha colocado plásticos en algunas de las figuras humanas que se exponen en el interior de las instalaciones del Rubicón y que se muestran a punto de cruzar un muro de más de 30 metros de longitud. Esta obra, creada por Jason deCaires Taylor, representa los peligros a los que se puede enfrentar la humanidad si traspasa los límites de contaminación que pueden soportar los océanos y el planeta. Es por ello que la acción se ha desarrollado en esta zona del museo subacuático.

Los buzos de WWF que han colocado los plásticos denuncian que anualmente se tiran a los mares cerca de ocho millones de toneladas de estos compuestos químicos. "Algunos animales, como las tortugas, confunden las bolsas con medusas que acaban ingiriéndolas y muriendo", exponen desde la organización medioambientalista, para terminar denunciando que "el 90% de las aves marinas del mundo tiene fragmentos de este material en el estómago".

La acción de denuncia se inscribe dentro de la campaña internacional contra los plásticos y se ha desarrollado este sábado con motivo del Día de los Océanos.

El informe Una trampa de plástico revela que la España es el segundo país que más plástico vierte al mar Mediterráneo, sólo superado por Turquía. La cifra de plásticos en esta zona del planeta es tan elevada que se calcula que hay 1,25 millones de microplásticos por km². "Las universidades de Alcalá y Autónoma de Madrid, en colaboración con WWF, ha detectado densidades de microplásticos de entre 1 y 5 mm que superaron los 100g/m2 en una playa del Parque Natural del Archipiélago de Chinijo (Canarias)", explica la Ong.

“El plástico está asfixiando el planeta y, sin embargo, su producción y vertido siguen creciendo sin cesar. Para frenar este tsunami de plástico se necesita una acción coordinada y un compromiso global con objetivos concretos, por eso pedimos a los gobiernos de todo el mundo un Acuerdo Global y vinculante para terminar con la contaminación por plásticos de los océanos”, afirma Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España.