Público
Público

Educación La vuelta a las aulas: aumenta un 4% el gasto en material escolar respecto a 2017

Las familias gastan de media entre 841 y 1.086 euros por alumno, según las asociaciones de consumidores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de niños en la escuela.- EFE

Termina el verano, llega septiembre y los niños regresan a las aulas. Un hecho que cada año parece ser sinónimo de gastos en libros y material escolar, en tanto que el desembolso medio por niño oscila entre los 841 y 1.086 euros, según el último análisis de la OCU. Unas cifras que suponen una subida de precios de material escolar del 4% respecto a 2017. Hablamos aquí de estuches, pinturas, lapiceros, cuadernos, zapatillas, actividades, ropa y una larga lista de productos que, junto a los libros, suponen un gasto que ronda los 1.000 euros.

Unas carestías notables que se deben, entre otras muchas cosas, a los elevados gastos a los que padres y madres deben hacer frente para adquirir los libros de texto de cada año. Estos, en cifras medias aportadas por la Organización de Consumidores y Usuarios, han subido un 4,2% en comparación al año anterior, lo cual se traduce en un aumento medio de 10 euros para los alumnos que cursan la ESO (de 239 euros a 249 euros) y de 7,5 euros para los escolares de primaria (de 178 euros a 185 euros).

El gasto en libros de texto ha subido un 4,2% respecto a 2017

Desde la OCU explican que, por ley el precio de los libros es fijo (se permite hacer un descuento máximo del 5% del precio), sin embargo, los libros de texto de la enseñanza obligatoria son una excepción, ya que su precio es libre. Es por ello que la diferencia entre lo que puede costar el producto en un establecimiento y otro puede ser muy elevada.

¿Es posible ahorrar en la vuelta al cole?

Es cierto que resulta difícil escapar de los elevados precios relacionados con la vuelta a los colegios, pero es posible pagar menos de lo que dictan las medias. Uno de esos pequeños trucos dados por las asociaciones de consumidores es acudir al mercado de segunda mano a la hora de comprar los libros escolares.

La economía circular es una alternativa que se debe contemplar si se quiere equilibrar la balanza de gastos. Vibbo, Wallapop o Bolsabooks son solo algunos ejemplos de aplicaciones y plataformas de Internet que permiten que los libros de texto usados no terminen en un cajón o, lo que es peor, en la basura.  A esto, debemos añadir otras formulas e iniciativas ciudadanas como los bancos de libros, que aparecen cada año de la mano de padres y madres, ante las escasas medidas políticas encargadas de limitar la subida de precios.

Y es que, aunque se han intentado impulsar planes sociales para aligerar el peso económico que supone para las familias españolas la reapertura de las clases, los cambios no parecen llegar. Así se ha visto en Madrid, donde el Gobierno de la Comunidad ha retrasado la Ley de Gratuidad de Libros de Texto hasta el curso 2019-2020.

Pero desde la OCU y otras asociaciones de consumo no sólo aconsejan acudir a los mercados de segunda mano. Las fechas también son importantes. Con la llegada de septiembre los precios aumentan, sin embargo, si se opta por hacer acopio de productos y materiales durante otras etapas más lejanas a la vuelta a las aulas, conseguiremos ahorrar algunos euros.

Imagen de archivo de una escuela infantil. EUROPA PRESS

La vuelta al 'cole' en otros países de Europa

En Francia el presupuesto de la denominada rentré scolaire puede variar entre los 165 euros y 682 euros, según el curso académico en el que se encuentre el niño. A diferencia de lo que ocurre en España, el gasto medio de las familias ha bajado un 2,9% respecto al año anterior, según los datos aportados por la Confederación Sindical de Familias.

Escuela primaria en Berlín. /REUTERS

En Reino Unido los costes, en cambio, han subido. Una subida que se presenta menos asfixiante si la comparamos con los datos españoles ya que cada familia británica gastará una media de 189,30 libras (209 euros) por niño este 2018. El año anterior, el desembolso medio fue de 174,30 libras (193 euros).

Si acudimos a los datos de Bélgica, las cifras quedan demasiado abiertas, con precios medios que van desde los 280 euros a los 1.550 euros por hijo, según un estudio de la Liga de las Familias que se realizó en el año 2016. Todo dependerá, al igual que ocurre en Francia, del curso académico que le toque cursar al menor.

Los Alemanes gastarán la elevada cifra de 6.000 euros por niño de media. Aún así, según los datos de la Oficina Federal de Estadística del país germano, los precios han descendido respecto a 2017, cuando las familias desembolsaron de media 6.700 euros por alumno. 

En Italia el gasto medio se situaría cerca de los mil euros, concretamente en 982, según los datos de la Federación Nacional de Consumidores.